YPFB demora pago por el etanol y pone en apuros al sector cañero

YPFB demora pago por el etanol y pone en apuros al sector cañero

El negocio empieza a tener sus primeros tropiezos. Las industrias dicen que debe primar la paciencia, mientras los agricultores exigen que la estatal pague. Desde el Gobierno dicen que es un tema operativo

La que fue la noticia económica más importante del año comienza a tener tropiezos. Productores cañeros e ingenios revelaron ayer que la estatal YPFB no pagó por los envíos de alcohol anhidro, producido por las factorías, para la producción del etanol, que se comercializa desde noviembre de este año en diferentes estaciones de servicio del país.

Esto trajo dificultades entre cañeros e ingenios. Los primeros exigen el 60,6% del valor de la producción de la materia prima del aditivo, pero desde las fábricas sostienen que al no recibir el pago de la estatal, no pueden cumplir con esta obligación. Desde el Gobierno indican que se trata de un tema operativo.

Incluso la Comisión Nacional de Productores Cañeros de Bolivia (Concabol) amenazó la anterior semana con no iniciar la zafra para la gestión 2019, en un ampliado realizado en la ciudad de Montero, si no se cumplían las demandas del sector.

Envíos de alcohol

Rudiger Trepp del Carpio, gerente general del Ingenio Azucarero Guabirá, dijo que “Yacimientos compró muy poco alcohol” y que, hasta el momento, la industria y la estatal no tienen firmado un contrato definitivo, solo uno provisional hasta fin de año y por “una cantidad pequeña”.

“Estamos hablando de 650.000 litros, con entrega hasta el 31 de diciembre, falta firmar a partir de enero, pero sabemos cuánto nos va a tocar a nosotros”, explicó.

Sobre la demanda sostuvo que los beneficios del etanol se verán en la próxima zafra cañera debido a que el contrato temporal se firmó cuando terminó la campaña de esta gestión.

Pidió paciencia a los cañeros, pues a su criterio el negocio del combustible vegetal es un eslabón nuevo que se está ensamblando a la cadena del negocio cañero. “Hay muchas cosas que arreglar para que el programa funcione, y darle a los cañeros la parte que les corresponde”, dijo.

Complementando lo expuesto por Trepp, Rodolfo Jordán, ejecutivo de la Unión de Cañeros Guabirá, afirmó que es necesario que la estatal compre de acuerdo con la capacidad de la industria y que un 60,6% de su valor corresponde al productor. “El Gobierno dijo que compraría una ‘x’ cantidad, pero compró lo mínimo”, dijo.

Por su parte, Marcelo Fraija, gerente general de Unagro, señaló que hasta el momento su industria entregó 300.000 litros de alcohol anhidro a YPFB.

Sin embargo, el beneficio de la venta no llegó a ninguna de las industrias del sector. “Todavía no nos han pagado. Una vez que nos pague YPFB le vamos a dar los beneficios a los productores”, afirmó.

El presidente de la Concabol, Óscar Alberto Arnés, señaló que incluso hicieron un reclamo interno por la demora de los pagos.

Observó que su sector al comprar la urea que produce YPFB tiene que hacer un depósito por adelantado para poder recoger este insumo. “Deberían darle el mismo trato más si es una empresa estatal”, señaló.

El sector esperará hasta el 15 de enero, para que las industrias firmen un acuerdo beneficioso por la producción del etanol.

El productor señaló que es necesario que el Gobierno masifique el consumo de gasolina con la mezcla del aditivo vegetal.

Por eso, incluso pidió al Ejecutivo que a través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) se consuma en las entidades públicas la mezcla de gasolina con etanol.

“Caso contrario vamos a tomar las medidas que aconsejen, como el no inicio de la zafra 2019 y un bloqueo de la carretera”, dijo.

La demanda aumenta

La gerente de la Asociación de Surtidores de Santa Cruz, Susy Dorado, explicó que la comercialización del Superetanol 92 fue creciendo de menos a más. En la ciudad el combustible se vende en 19 estaciones de servicios.

“La comercialización comenzó baja y ahora tenemos un volumen significativo”, dijo Dorado.

Sobre el suministro, señaló que no hay mayores problemas porque YPFB cumple con todos los surtidores. Según datos de la ANH al 12 de noviembre, 678.894 litros de Superetanol 92 se vendieron en todo el país.

Este combustible se vende a Bs 4,50 el litro. El volumen de venta en las estaciones de servicio de la ciudad de Santa Cruz alcanza, según cifras oficiales del Ministerio de Hidrocarburos, a 73.835 litros por día.

Contexto

Sobre el tema se consultó al Ministerio de Hidrocarburos y a Yacimientos. Desde el ministerio del área indicaron que al tratarse de un tema operativo correspondía a YPFB pronunciarse.

El titular de YPFB Corporación, Óscar Barriga, dijo que todo es cuestión de procedimiento y que ellos no han incumplido, ya que tienen un mes para hacer los pagos, es decir que lo de noviembre se pagará en este mes, y así sucesivamente.

Cabe recordar que este proyecto fue encabezado por las principales industrias cañeras del país. Incluso se realizaron varias reuniones con autoridades de alto nivel para poder llegar a un consenso con relación al precio que pagarían los ingenios, que se fijó en 0,72 centavos de dólar por litro de alcohol anhidro.

De acuerdo con cálculos oficiales se estima que las empresas privadas invirtieron $us 100 millones para poder impulsar el proyecto. Además, el Ministerio de Hidrocarburos señaló que YPFB va a invertir $us 30 millones en la adecuación de instalaciones en los próximos meses, al igual que Asosur, que dispondrá de $us 6 millones para infraestructura.

Lo cierto es que el proyecto es positivo, por su efecto multiplicador, pero todavía hay muchas cosas por mejorar.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino