VOX: el partido español de ultraderecha que causa polémica en México

VOX: el partido español de ultraderecha que causa polémica en México

19:32 - La reunión de Sergio Abascal, líder de la agrupación política, con miembros del PAN ha llamado la atención hacia esta formación antiinmigrantes, que niega la violencia machista o el cambio climático.

El partido político español VOX ha llenado espacios en la conversación pública en México desde hace casi una semana, gracias a la reunión de su líder, Santiago Abascal, con miembros del Partido Acción Nacional (PAN), el principal opositor al actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo Vox ha ocupado cada vez más espacios en la política española desde hace varios años. Con sus discursos en contra de la migración proveniente de países de mayoría musulmana y de llamada “ideología de género·” —es decir, del feminismo y la defensa de los derechos de las minorías LGBT+—, se ha convertido en el estandarte de la extrema derecha en su país.

VOX se convirtió en la tercera fuerza política en España en las elecciones del 11 de noviembre de 2019, al obtener 3.6 millones de votos y superar a otras agrupaciones políticas emergentes, como Unidas Podemos y Ciudadanos.

En América Latina, busca una alianza con los partidos de derecha de la región, no solo los mexicanos. Ha tenido acercamientos con el gobierno de Guillermo Lasso en Ecuador y ha buscado a organizaciones de derecha en Chile y Argentina.

Estas son las claves para comprender quienes son VOX y cómo han avanzado en la política de España.

¿De izquierda o de derecha? La ideología de VOX
VOX se ha convertido en una de las principales oposiciones al gobierno encabezado por Pedro Sánchez, presidente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en alianza con Unidos Podemos, una organización antisistema surgida de las protestas en España a principios de la década pasada. Estas dos organizaciones, tienen una ideología de izquierda liberal.

Vox surgió la década pasada como una escisión del Partido Popular (PP), el tradicional partido conservador de España. En 2014, varios ex miembros del PP, entre ellos Santiago Abascal, fundaron su propio partido político en miras de recoger los votos de la derecha “desencantada y decepcionada” del entonces presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

VOX se convirtió en la tercera fuerza política en España en las elecciones del 11 de noviembre de 2019, al obtener 3.6 millones de votos y superar a otras agrupaciones políticas emergentes, como Unidas Podemos y Ciudadanos.

En América Latina, busca una alianza con los partidos de derecha de la región, no solo los mexicanos. Ha tenido acercamientos con el gobierno de Guillermo Lasso en Ecuador y ha buscado a organizaciones de derecha en Chile y Argentina.

Estas son las claves para comprender quienes son VOX y cómo han avanzado en la política de España.

¿De izquierda o de derecha? La ideología de VOX
VOX se ha convertido en una de las principales oposiciones al gobierno encabezado por Pedro Sánchez, presidente del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en alianza con Unidos Podemos, una organización antisistema surgida de las protestas en España a principios de la década pasada. Estas dos organizaciones, tienen una ideología de izquierda liberal.

Vox surgió la década pasada como una escisión del Partido Popular (PP), el tradicional partido conservador de España. En 2014, varios ex miembros del PP, entre ellos Santiago Abascal, fundaron su propio partido político en miras de recoger los votos de la derecha “desencantada y decepcionada” del entonces presidente del gobierno español, Mariano Rajoy.

“El partido, de ámbito nacional, nace con un ideario de centro-derecha liberal”, dijo Abascal al diario El Confidencial en abril de 2014. “Cuando abandono el PP, abro un período de reflexión. Me sorprende la cantidad de gente que me traslada la idea que yo tenía en la cabeza: que en la derecha estamos huérfanos, políticamente hablando”.

VOX se define como el único partido político en España que lucha “contra la corrección política asfixiante”, tal como indica en su sitio web. El partido señala que su intención es defender la propiedad privada y un estado cada vez más delgado, lo que puede acercarlo a un discurso neoliberal, por lo menos en lo económico.

“Nuestro proyecto se resume en la defensa de España, de la familia y de la vida; en reducir el tamaño del Estado, garantizar la igualdad entre los españoles y expulsar al gobierno de tu vida privada”, indica el sitio web del partido.

La defensa de España de VOX se ha puesto de manifiesto en su fuerte oposición a las luchas independentistas en Cataluña y el País Vasco, de donde es originario Abascal.

Santiago Abascal, líder del partido español
Los fundadores de VOX aseguraban en 2014 que no pretendían tener una cabeza visible, pies querían trasladar al electorado una imagen de un equipo intergeneracional y plural, según dijeron a El Confidencial.

Sin embargo, Santiago Abascal (Bilbao, País Vasco, 1976) ha ganado cada vez más protagonismo en el partido y puede compararse a Marine Le Pen, la presidenta del Frente Nacional francés o a Matteo Salvini, el polémico líder de La Liga en Italia.

De hecho, tras las elecciones de 2019, Abascal presentó a VOX como una “alternativa social-patriótica”, en una alusión al discurso de Le Pen, quien le felicitó por su desempeño en esos comicios. Incluso, los comunicados del partido se refieren a VOX como “la formación de Santiago Abascal”.

Abascal se afilió al PP a los 18 años. Fue concejal en el ayuntamiento de Llodio, País Vasco. También fue presidente de nuevas generaciones del partido. Ocupó un escaño en el Parlamento vasco ente 2004 y 2009, también bajo el cobijo popular.

En 2006, creó la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), un lobby nacionalista dentro del PP. El día que la fundación fue disuelta, VOX fue registrado como partido político.

Abascal enfrentó su peor escándalo político en 2020. En julio de ese año, el presidente del PP ocultó al Congreso la compra de un chalé con una hipoteca de 736,000 euros (5.4 millones de pesos mexicanos) a 30 años, según reveló el periódico InfoLibre en octubre.

La vivienda, ubicada en una exclusiva zona en el norte de Madrid, fue adquirida el 23 de julio, seis días antes de que el líder de VOX presentara una moción de censura contra el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

Los parlamentarios españoles están obligado a declarar si adquieren una propiedad nueva “al producirse una modificación de sus circunstancias”.

En su declaración de presentada el 20 de noviembre de 2019, Abascal aseguraba tener 44,143 euros de saldo en una cuenta corriente y no poseer ninguna vivienda o hipoteca. En 2018 ganó 55,148,54 euros por su cargo de presidente en Vox, que añadidos a lo que percibe como parlamentario alcanza los 120,000 euros anuales, de acuerdo con elDiario.es .

El reportaje de InfoLibre fue publicado unos días antes de que Abascal se presentara como candidato a presidir el gobierno español.

Estas son las propuestas de VOX
Como mencionamos antes, VOX no lleva en su agenda temas que ellos llaman “de moda”, como la violencia machista, el cambio climático, los derechos humanos y la migración.

Por ejemplo, como parte de sus 10 medidas para salvaguardar la salud y la economía de los españoles, el partido sugiere exigir ala Unión Europea “que utilice el billón de euros destinados a la ‘emergencia climática’ a esta emergencia sanitaria y económica”, en referencia a la pandemia.

Para frenar el movimiento independentista en Cataluña, VOX prometió en noviembre de 2019 tomar medidas más duras contra esta comunidad autónoma, como suspender a autonomía de Cataluña, tomar en control de los Mosso d’escuadra (la policía catalana) y de la educación en esta comunidad. También prometió encarcelar a Quim Torra, el entonces presidente catalán y hacer ilegales a los partidos independentistas.

De nuevo, en sus propuestas para hacer frente a la crisis sanitaria, VOX propone la “destitución de toda autoridad autonómica que ataque el principio de solidaridad nacional, dificultando la respuesta a la pandemia”.

De hecho, VOX se ha mostrado contrario al sistema federalista español, que otorga una enorme autonomía a cada una de sus partes integrantes, y aboga por un sistema centralista, argumentando sin pruebas, que sería económicamente más eficiente.

También se han mostrado en contra de que el catalán, el gallego o el vasco sean lenguas de uso corriente, pues, según VOX, pone en peligro la supervivencia del idioma español, una lengua que es la cuarta más hablada del mundo y una de las más extendidas en el planeta.

VOX ha sido muy firme en su discurso contra la migración, principalmente la proveniente de naciones con mayorías musulmanas. Por ejemplo, en 2019 Abascal pidió en un debate terminar con la sanidad universal para los inmigrantes.

En una carta dirigida a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el líder de la delegación de VOX en en euro parlamento pidió evitar que la llegada de refugiados afganos “ponga en peligro el proyecto europeo”, con sociedades que “han excedido ampliamente su capacidad para nuevas llegadas”, y reclaman medidas a la Comisión que “eviten la entrada de un solo ciudadano afgano”.

“Es urgente parar así el efecto llamada de inmigración ilegal, que pone en riesgo la supervivencia de la cultura europea, así como la vida y la seguridad de sus ciudadanos”, indicó VOX en un comunicado.

VOX también ha mostrado su rechazo a la interrupción legal del embarazo. Dentro de sus iniciativas en el congreso, han presentado una para “considerar el nasciturus (no nacido) como miembros de la unidad familiar para el cómputo en las solicitudes de plaza escolar”.

El partido se ha mostrado en contra de otras leyes, como la Ley de Discapacidad y la Ley de Infancia, que incluyen medidas como la parentalidad positiva, una figura que busca prevenir la violencia intrafamiliar contra los menores, u otorgar educación sexual integral a los niños como parte del programa escolar obligatorio.

Para VOX esto supone una forma de “adoctrinamiento" a los alumnos y que no respeta la libertad de los padres para educar a sus hijos, por lo que han presentado acciones de inconstitucionalidad en su contra.

En el ámbito económico, VOX propone un sistema de pensiones semiprivado, bastante parecido a las AFP chilenas o las afores mexicanas. Califica al actual sistema público de pensiones de “lastre para el crecimiento económico de España”.

También ha propuesto rebajar la mayoría de los impuestos a la renta, algo que beneficiaría principalmente a las personas con mayores ingresos, así como reducir a un 22% el impuesto a las sociedad, desde el 25% que pagan las pymes y el 30% que pagan industrias como la banca y la petrolera.

Igualmente, VOX ha planteado la eliminación de los impuestos a las sucesiones y al patrimonio.

Las claves polémicas de VOX
Antes de su encuentro con algunos panistas, VOX había sonado en México por sus declaraciones sobre la conquista. Apenas el 13 de agosto, la agrupación política mostró su orgullo sobre la conquista de España a México.

“Tal día como hoy de hace 500 años, una tropa de españoles encabezada por Hernán Cortés y aliados nativos consiguieron la rendición de Tenochtitlán. España logró liberar a millones de personas del régimen sanguinario y de terror de los aztecas. Orgullosos de nuestra Historia”, indicó VOX en su cuenta de Twitter.

VOX también solicitó al Congreso español la celebración del quinto centenario de la conquista de México.

Además, Abascal ha ridiculizado la petición del presidente López Obrador que España pida una disculpa pública a México por los abusos cometidos contra los indígenas durante la época colonia, entre 1521 y 1821.

En España, VOX también apela a generar polémica. En 2018, el partido lanzó un video promocional en el que presentaba a Santiago Abascal como Aragorn, uno de los protagonistas de El Señor de los Anillos para llamar a la reconquista de España. El video fue desactivado por violar los derechos de autor.

También está su problemática relación con la dictadura de Francisco Franco. En España, todos los partidos políticos condenan el franquismo. VOX ha roto ese acuerdo tácito y ha hecho varios veces veladas alusiones a la dictadura militar con nostalgia, un paralelo con el discurso de Jair Bolsonaro en Brasil.

En varias ocasiones, el líder de VOX ha declarado que “Vox no tiene una posición sobre Franco”.

Pero el partido se manifestó contra la exhumación del cuerpo de Franco del Valle de los Caídos o de la Ley de Memoria Histórica, una legislación que ordena que cualquier monumento que exalte la dictadura, la Guerra Civil o el levantamiento militar debe ser retirada de los espacios públicos.

Abascal ha asegurado que el de Pedro Sánchez es “el peor gobierno en 80 años”, incluida la dictadura franquista.

En un último guiño al franquismo, VOX rechazó retirar la última estatua de Francisco Franco en España, en febrero de 2021, pues denunció que el “rodillo de la izquierda” quiere “borrar” parte de la historia española.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino