Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Venezuela abre una crisis diplomática con Brasil y Canadá

Venezuela abre una crisis diplomática con Brasil y Canadá

Maduro agrava su aislamiento al expulsar a los representantes de ambos países

El chavismo acelera su aislamiento internacional a pocos días de que comience un año crucial para el futuro de Venezuela, ya que en el 2018 deberían celebrarse las ansiadas elecciones presidenciales. El Gobierno de Nicolás Maduro aprovechó las fiestas navideñas para empeorar sus ya malas relaciones con dos de los países más influyentes del continente, Canadá y Brasil, al declarar personas non gratas a sus máximos representantes diplomáticos en Caracas, lo que equivale a su expulsión. Otawa y Brasilia han respondido con reciprocidad.

La ministra de Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, anunció esta semana en un comunicado que el embajador venezolano, Wilmer Barrientos, “ya no es bienvenido en Canadá”, a la vez que declaraba “persona non grata” al encargado de negocios de Venezuela, Ángel Herrera. En realidad, Barrientos ya fue retirado hace meses por Caracas y estaba siendo sustituido por Herrera.

Lo que a efectos prácticos representa la expulsión de ambos diplomáticos, aclaró Freeland, es la réplica a la declaración el sábado por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de persona non grata al encargado de negocios canadiense en Caracas, puesto que Otawa ya mantenía vacante la plaza de embajador. La ministra indicó que esa expulsión es “típica del régimen de Maduro, que ha socavado constantemente todos los esfuerzos para restaurar la democracia”. “Los canadienses no permanecerán al margen mientras el Gobierno de Venezuela despoja a su pueblo de sus derechos fundamentales democráticos y humanos”, añadió.

A su vez, la decisión de la ANC, parlamento alternativo de composición unánime oficialista y no reconocido por la oposición, era una respuesta retardada a las sanciones tomadas en los últimos meses contra un grupo de líderes chavistas, incluido Maduro, el vicepresidente Tareck El Aissami o los hermanos del fallecido Hugo Chávez, Adán y Argenis Chávez. Las sanciones son similares a las aplicadas también por EE.UU. y tienen por objeto la congelación de cuentas bancarias en Canadá y la prohibición de vínculos comerciales con esos dirigentes.

La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez, justificó la expulsión del diplomático “por su permanente, insistente, grosera y vulgar intromisión en los asuntos internos de Venezuela”. Junto a Estados Unidos, Canadá ha sido el país no latinoamericano que más ha fustigado al chavismo. El Gobierno de Justin Trudeau fue el único Estado no latinoamericano que en agosto suscribió la declaración de Lima –Washington no lo hizo–, donde 16 países del continente, como Colombia, México o Argentina, proclamaron “la ruptura del orden democrático en Venezuela” y anunciaron que no reconocerían a la ANC.

La declaración de Lima también fue firmada por Brasil, que durante los gobiernos progresistas de Lula da Silva y Dilma Rousseff mantuvo una actitud comprensiva y mediadora con el chavismo. Pero tras la polémica llegada el año pasado del conservador Michel Temer a la presidencia se ha transformado en un enfrentamiento abierto.

El Ministerio de Exteriores brasileño declaró persona non grata al encargado de negocios de Venezuela en Brasilia, después de que el sábado, al igual que con el diplomático canadiense, la ANC tomara la misma medida contra el embajador de Brasil, Ruy Pereira.

La beligerancia del chavismo contra el Gobierno de Temer ha sorprendido a los analistas en estos momentos, ya que Brasilia no ha emprendido ninguna acción directa contra el Gobierno de Maduro, pero el ministro de Exteriores brasileño, Aloysio Nunes calificó ya hace meses de “golpe” la intención de constituir la ANC y afirmó que Brasil tenía “planes de contingencia” en caso de que se agravara la crisis de refugiados venezolanos que cruzan la frontera con Brasil.

Al anunciar la expulsión implícita del embajador, Rodríguez dijo que la medida se prolongará “hasta que se restituya el hilo constitucional que el gobierno de facto vulneró en ese hermano país”, en referencia a la destitución de Rousseff y su sustitución por Temer. Las relaciones entre Brasil y Venezuela se deterioraron por el impeachment contra Rousseff, que Maduro calificó de “golpe parlamentario”. Ambos países retiraron a sus embajadores y congelaron las relaciones, pero en mayo Temer decidió recomponer la situación y enviar a Caracas a Pereira.

Paralelamente, la ANC anunció el sábado la liberación de 80 opositores presos, tras un dictamen de la llamada Comisión de la Verdad, constituida por el chavismo en el marco de la Constituyente.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino