Vázquez va a la cumbre del Mercosur y busca una reunión bilateral con Bolsonaro

Vázquez va a la cumbre del Mercosur y busca una reunión bilateral con Bolsonaro

El mandatario se reunirá con el presidente de Petrobras Brasil por la salida de Uruguay de la empresa.

La  recién  remodelada  ala  oeste  de  la  histórica  Estación  Belgrano  de  la  ciudad  de Santa Fe será el lugar en el que, tras más de 20 años de negociaciones, los cuatro presidentes del Mercosur se vean las caras y celebren la firma del acuerdo de libre comercio firmado con laUnión Europea semanas atrás en Bruselas.

El  encuentro,  que  se  desarrollará  el  miércoles  17,  servirá  también  para  que Mauricio Macri le entregue la Presidencia Pro Témpore del bloque a Jair Bolsonaro, que participará por primera vez de una reunión de este tipo. A diferencia de lo que ocurrió  hace  seis  meses  en  Montevideo,  cuando  el  futuro  de  la  iniciativa  regional era  una  incógnita  por  la  llegada  del  militar  retirado  a  Planalto,  el  impulso  de  los brasileños  llevó  al  Mercosur  a  cobrar  fuerza  y  en  la  segundamitad  del  año  se apresta  a  firmar  otros  dos  acuerdos  similares  con  Canadá  y  el  EFTA  (Suiza, Noruega,  Islandia  y  Liechtenstein),  según  confirmaron  a  El  Observador  fuentes diplomáticas.

Pero más allá de las reuniones ordinarias entre cancilleres, ministrosy presidentes de  los  países  integrantes  del  bloque,  asociados  e  invitados,  las  cumbres  del Mercosur  suelen  ser  instancias  importantes  para  que  se  produzcan  encuentros bilaterales entre mandatarios.

Autoridades de Presidencia de la República y la cancillería trabajan por estas horas con  el  objetivo  de  terminar  de  acordar  una  reunión  entre  Tabaré  Vázquez  y  Jair Bolsonaro,   la   primera   desde   que   el   brasileño   llegó   al gobierno.   Fuentes diplomáticas  dijeron  a  El  Observador  que  era  “muy  probable”  que  la  bilateral ocurriera  aunque  dependía  de  los  horarios  de  llegada  y  partida  de  cada  uno.  En caso de concretarse, será a “agenda abierta” y con una fuerte impronta comercial ya que Brasil es el segundo destino de las exportaciones uruguayas.

En  2018  los  montos  exportados  disminuyeron  6%  respecto  al  año  anterior,  las ventas  superaron  los  US$  1.130  millones.    Entre  los  productos  más  vendidos  se encuentran los plásticos (15% del total), la malta (13%) y los lácteos (12%), según el informe anual de Uruguay XXI.

Si bien fue uno de los diez mandatarios que el 1° de enero estuvieron presentes en la  asunción  del  brasileño,  y  pese  a  los  intentos  de  la  cancillería,  Vázquez  sigue siendo el único de los presidentes de la región que no fue recibido por Bolsonaro, más alládel saludo que se dieron ese día en Brasilia.

En  estos  meses,  el  brasileño  ha  mostrado  su  sintonía  con  Macri  con  quien  se reunió  dos  veces  y  habló  por  teléfono  en  varias  instancias.  Mejor  aún  ha  sido  la relación  con  el  paraguayo  Mario  Abdo  Benítez,  con  quien  se  vio  las  caras  en  tres instancias en las que destacaron su “amistad” y “afinidad ideológica”.

A  principios  de  junio, el  canciller  Rodolfo  Nin  Novoa  se  reunió  con  su par Ernesto Araújo  en  el  Palacio  de  Itamaraty,  en  un  encuentro  en  el  que  exhibieron  buena sintonía y comenzaron a delinear la posibilidad del encuentro entre mandatarios en Santa  Fe.  Ese  día,  Uruguay  y  Brasil  firmaron  un  acuerdo  para  evitar  la  doble tributación,  acordaron  la  construcción  de  un  segundo  puente  en  la  ciudad  de Yaguarón y destacaron la importancia de continuar fortaleciendo al Mercosur.

En  la  reunión  ordinaria,  Vázquez,  Macri,  Bolsonaro  y  Abdo  Benítez,  analizarán  la creación de un comité de triple frontera en Bella Unión, Quaraí y Monte Caseros y discutirán  acerca  del  cumplimiento  de  Bolivia  en  su  adhesión  como  “miembro pleno” del bloque.

 

Reunión con presidente de Petrobras por salida de la empresa

Vázquez  viajará  a  Santa  Fe  el  martes  16  en  el  avión  presidencial.  Para  ese  día, está   previsto   que   mantenga   una   reunión   con   Roberto   Castello   Branco,   el presidente  de  Petrobras  Brasil,  confirmaron  a  El  Observador  fuentes  del  Poder Ejecutivo.

En abril, la estatal brasileña informó su intención de devolver la concesión de gas natural por cañería que tiene en el país (a través de las empresas Montevideo Gas y  Conecta)  y  comenzar  a  negociar  su  salida  con  el  gobierno  uruguayo.  Luego anunció la venta de nuevos activos donde se incluían ocho de sus 13 refinerías en Brasil  y  la  red  de  88  estaciones  de  servicio  en  Uruguay,  en  el  marco  de  nuevas directrices de su plan de desinversiones.

"La  escala  que  tenemos  en  Uruguay  no  nos  interesa.  Llegué  a  descubrir  que Petrobras es la mayor distribuidora de gas de Uruguay, con dos empresas, en las que  en  13  años nos  vimos obligados  a  realizar  15  aportes  de  capital. Tenemos la intención de devolver estas concesiones lo antes posible”, dijo Castello la semana pasada, evidenciando cuál será su actitud en la reunión.

El  encuentro  se  produce  en  el  marco  de  las  gestiones  que  viene  realizando Vázquez  para  poner  fin  al  conflicto  entre  MontevideoGas  y  los  trabajadores nucleados  en  la  Unión  Autónoma  de  Obreros  y  Empleados  del  Gas.  En  2018,  la distribuidora comunicó al Poder Ejecutivoque las condiciones en el negocio habían cambiado y por eso era necesario un reacomodamiento de la ecuación económico–financiera  de  la  compañía  que  incluía  una  reestructura  laboral,  lo  que  provocó  el inicio de las desaveniencias.

A  fines  de  abril,  luego de  conocer  las  intenciones  de  la  empresa,  los  gremialistas decidieron implementar un “control obrero” en la planta y oficinas, lo que provocó una  intervención  judicial  y  desalojo  de  la  policía,  que  finalizó  con  una  suspensión de  14  días  a  53  trabajadores  que  participaron;  cuatro  de  ellos  fueron  despedidos por notoria mala conducta y antecedentes laborales negativos previos.

Tras  esta  situación,  las  partes  aceptaron  sentarse  a  negociar  en  el  Ministerio  de Trabajo  pero  aún  no  han  llegado  a  un  acuerdo.  En  el  ínterin,  el  23  de  mayo  los trabajadores fueron recibidos por Vázquez en la Residencia de Suárez y Reyes, en un encuentro en el que les pidió paciencia para realizar “gestiones con el objetivo de alcanzar una solución”.

A principios de junio el sindicato inició una huelga general, la cual se mantiene. El dirigente Alejandro Acosta dijo a El Observador que están a la espera dela reunión de Vázquez con Castello Branco para tener un nuevo encuentro con el presidente, aunque esperan que el encuentro de ambos ponga fin al conflicto.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino