Uruguay y otros socios arrastran atrasos en aportes a órganos del Mercosur; alguno pasó por un problema de caja “severo”

Uruguay y otros socios arrastran atrasos en aportes a órganos del Mercosur; alguno pasó por un problema de caja “severo”

A punto de cumplir 28 años, lo que recibe el Mercosur no son gestos de aprobación, sino cuestionamientos de sus propios socios. Con un discurso pragmático, el nuevo gobierno de Brasil no lo tiene entre sus prioridades. Argentina y Uruguay coinciden en que debe dejar de ser un corsé para negociar ventajas comerciales con otros países o bloques. Y Paraguay se muestra dispuesto a acompañar una revisión del esquema de integración.

Ya sea por esa pérdida de cariño hacia el Mercosur o la escasez de dinero de sus estados —todos  con  déficit  fiscal—,  algunos  socios  mantienen  atrasos  en  los aportes  que  financian  algunos  de  los  órganos  del  bloque.  En  ciertos  casos,  hubo algún problema de caja ―severo‖ en los años recientes

Siguiendo  una  ―nueva  línea  consensuada‖  que  apunta  a  la  ―austeridad  en  el proceder  del  Mercosur‖,  durante  la  presidencia  rotativa  ejercida  por  Uruguay  la segunda mitad del año pasado, se pudo reducir los gastos generales del bloque en US$  508.026,  un  ahorro  de  7%  respecto  al  año  anterior.  El  Grupo  de  Asuntos Presupuestarios,  que  tuvo  en  sus  manos  esa  tarea,  mantuvo  en  diciembre  una reunión  extraordinaria  en  Montevideo,  en  la  que  analizó  un  diagnóstico  sobre  la ejecución de fondos por parte de los órganos con presupuesto propio: la Secretaría del  Mercosur,  el  Instituto  Social  y  el  Instituto  de  Políticas  Públicas  de  Derechos Humanos.  El  documento  que  recibió  expuso  situaciones  de  mora,  en  especial  de Venezuela, pero también de Uruguay, aunque no las cuantifica de manera explícita. El estudio, al que accedió Búsqueda, abarcó el período 2013-2017.

Secretaría

Con  US$  3,6  millones  en  promedio  anual,  la  Secretaría,  que  da  apoyo  técnico  al bloque desde el ex Parque Hotel frente a la Playa Ramírez, es de los órganos con mayor presupuesto.

El gasto fue creciendo año a año en el quinquenio analizado a un ritmo de 6%y el 70%  correspondió  a  recursos  humanos.  Las  partidas  con  más  aumento  fueron  en contratos  temporales  (que  recibió  un  15%  adicional),  viajes  en  misión  de  servicio (incremento de 8%) y ―suministros varios.

Los estados socios del Mercosur se comprometieron a contribuir con un promedio de US$ 3,7 millones anuales, lo que totalizaba US$ 18,5 millones en el quinquenio. Pero  lo  que  efectivamente  entraron  fueron  US$  15,5  millones  y,  además,  una porción de los aportes terminó constituyendo un ―fondo de emergencias‖ de US$ 795.000 en 2013.

El  moroso  principal  es  Venezuela,  que  hizo  un  único  pago  en  2015  para  cumplir con lo debía entregar para el ejercicio de 2013. El informe consigna que si bien los demás  miembros  del  Mercosur  cumplieron  con  la  totalidad  de  sus  obligaciones, hubo ―demoras‖ en las transferencias que en los primeros años llegaron a significar casi  un  tercio  del  monto  presupuestado.  En  2017,  Argentina,  Brasil,  Paraguay  y Uruguay estaban ―prácticamente sin deudas.

Los ejercicios de la Secretaría fueron superavitarios, en general, todos los años, lo que le permitió dar crédito a otros órganos del bloque. No obstante, el ―déficit de caja‖ —con un flujo  negativo  en  los  primeros  semestres,  que  se  compensó  en  los segundos—fue ―particularmente severo‖ durante  2013  y  2014,  aunque  se  achicó en  los  años  siguientes  gracias  a  excedentes  de  ejercicios  anteriores  y  a  la regularización de aportes de los países

Por  fuera  del  diagnóstico  recibido,  en  su  encuentro  de  diciembre  el  Grupo  de Asuntos  Presupuestarios  analizó  la  situación  financiera  de  la  Secretaría  al  30  de noviembre  de  2018;  Uruguay  figuró  con  pagos  pendientes  por  US$  563.984. Asimismo, en esa instancia avanzó en la discusión de un proyecto de ―manual básico para la ejecución presupuestaria, contabilidad‖ para dicho órgano técnico.

Tribunal

El gasto anual de la Secretaría del Tribunal Permanente de Revisión y solución de controversias se incrementó a un ritmo de 1,25% entre 2013 y 2017, y ascendió a US$ 750.000, en promedio. Cerca de 60% correspondió alrubro de personal. Tiene su sede en Asunción.

Su  presupuesto  se  financió  con  aportes  de  los  socios:  habían  comprometido  US$ 3,7 millones pero dieron US$ 2,3 millones. En todos los años hubo atrasos en los pagos,  y  al  finalizar  2017  el  monto  pendiente  equivalía  a  más  de  dos  veces  el presupuesto previsto para ese ejercicio.

Contablemente,  el  organismo  tuvo  balances  superavitarios.  Sin  embargo,  registró un  déficit  de  US$  355.000 —que  se  financió  mediante  créditos—si  se  calcula  la diferencia  entre  los  gastos  reales  y  los  aportes  efectivamente  hechos.  Por  la cadencia  que  tiene  la  entrada  y  salida  de  dinero,  la  Secretaría  del  Tribunal Permanente registra un flujo neto de caja negativo durante todo el año.

Social

También con sede en Asunción, el Instituto Social del Mercosur tuvo, en promedio, medio millón de dólares al año de gasto autorizado en el quinquenio analizado. Eso debía  financiarse  con  aportes  de  los  estados  parte;  lo  comprometido  eran  US$ 975.000 anuales (de lo cual un 10% correspondía a Uruguay), pero volcaron menos de  la  mitad.  En  2017,  el  monto  pendiente  de  pago  más  que  duplicaba  el presupuesto  previsto  para  ese  año.  La  diferencia  entre  los  gastos  reales  y  los aportes efectivamente hechos equivalió a un déficit de US$ 560.000, que se cubrió con préstamos.

Por  fuera  de  dicho  presupuesto,  este  organismo  contó  con  US$  367.878  como ingresos   adicionales   del   Fondo   para   la   Convergencia   Estructural,   para   ser desembolsados en 2016 y 2017.

DD.HH.

Al  Instituto  de  Políticas  Públicas  en  Derechos  Humanos  le  fue  autorizado  un presupuesto   de   US$   850.000   promedio   al   año.   El   gasto   en   personal,   que representó algo más de la mitad del total, se triplicó en el quinquenio

Los socios se comprometieron a aportar US$ 850.000 en promedio anual para este órgano con sede en Asunción, con porcentajes de 50% de Argentina, 20% Brasil y Venezuela,  y  5%  Paraguay  y  Uruguay.  En  todo  el  período  debían  contribuir  con US$  4,3  millones,  pero  lo  vertido  fueron  casi  US$  2  millones  menos.  El  monto atrasado representaba 1,2 veces el presupuesto de 2017 y, de hecho, la ejecución de gasto estuvo ―condicionada‖ por las limitaciones de caja, acota el informe

Como  en  los  otros  casos,  este  institutoregistró  un  superávit  contable  (US$  1,2 millones), aunque si se comparan los gastos reales con los aportes  efectivamente recibidos de los estados parte, enfrentó un déficit de US$ 750.000.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino