Uruguay apuesta a firmar acuerdo Mercosur y la Unión Europea

Uruguay apuesta a firmar acuerdo Mercosur y la Unión Europea

El objetivo es lograr la ampliación de mercado para que productos nacionales puedan entrar libremente, sin condicionamientos, a Europa.

El objetivo es lograr la ampliación de mercado para que productos nacionales puedan entrar libremente, sin condicionamientos, a Europa.

Nuestro país está considerando la concreción de un acuerdo Mercosur-Unión Europea, según lo expresó el canciller Rodolfo Nin Novoa. Dicha afirmación la realizó durante una actividad que lleva adelante en España, sobre el libre comercio como una posible transición política en el mundo.

“Impulsado por los cambios políticos regionales y la necesidad de profundizar el libre comercio ante el avance proteccionista, el acuerdo Mercosur-Unión Europea está cerca de concretarse, para beneficiar la exportación de productos nacionales”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores de nuestro país.

Sin embargo, dicho anuncio no ha sido recibido como positivo por todos los sectores del Frente Amplio: “Vuelven a venir declaraciones de intenciones en el marco de lo que ha sido el anuncio sorpresivo de generar la Alianza del Pacífico. Mientras tanto, me quedan algunas dudas respecto a cómo se va a hacer efectivo el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur”, declaró a LA REPÚBLICA Damián Rodríguez, representante del sector Casa Grande en la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio.

La declaración de Nin Novoa

El ministro, en la oportunidad, explicó que la carne puede ser el producto estrella en esta transacción, debido a que es barata e inocua. “Es un gran desafío para nosotros, porque la agenda externa del Mercosur a lo largo de los años ha sido muy pobre, y tuvimos siempre falta de capacidad para entendernos con los demás. Con Europa hace 18, 20 años que estamos intentando hacer este acuerdo, por eso es que ahora lo estamos apurando con tanto entusiasmo, porque estamos cerca de concretarlo”, agregó.

Advirtió, además, que en estos tratados “hay que dar para recibir y recibir para dar porque esa es la esencia de la negociación, y con el actual esquema productivo de producir alimentos para 30 millones de personas no tenemos ninguna otra alternativa que el libre comercio”.

Con respecto al acuerdo con la Alianza del Pacífico, el canciller afirmó que dicho tratado sería un socio ideal por sus altos estándares de acuerdos comerciales. “Uruguay es un país de 3.400.000 habitantes que produce alimentos para 30 millones, y tener un acuerdo con una de las potencias del mundo como es la Unión Europea, con altos poderes adquisitivos en sus sociedades, es todo un beneficio. Además, no debemos olvidarnos que dicha alianza nos abriría una puerta hacia el Pacífico, que es la zona comercial más dinámica del mundo”.

La opinión disidente

En primer lugar, Rodríguez afirmó que detrás de dicho anuncio hay una fuerte crítica al Mercosur. “Sin embargo, si uno analiza y repasa las negociaciones que se han dado entre ambos bloques, los mayores problemas que se han suscitado para la no concreción del acuerdo han sido por parte de la Unión Europea. Por ejemplo, hace un par de semanas, la bancada de Diputados de la Unión Europea pidió que se parara la concreción del acuerdo de libre comercio dadas las circunstancias políticas que vive Brasil, que es el mercado que más les interesa”.

Asimismo, advirtió que es necesario observar que Europa ha cambiado en los últimos meses, tal es el caso de Francia, país que tiene un nuevo presidente. “Hay que ver cómo el eje franco- germano va a equilibrar la negociación. Francia es uno de los países más críticos con la letra del tratado sobre todo con lo que tiene que ver con la propiedad intelectual. Uruguay está, en este momento, siendo vocero de esta agenda pero Brasil y Argentina, que son mercados más importantes, vienen muy callados dadas las circunstancias.

Por otro lado, Rodríguez se mostró escéptico ante una determinada información brindada por el ministro: “En realidad, los europeos no son nuestros principales socios comerciales. Según el informe de Uruguay XXI, China y Brasil son nuestros grandes compradores y luego los alemanes, en el séptimo lugar, aparecen”.

Con respecto a la palabra “libre comercio”, esgrimida por el ministro, el representante de Casa Grande explicó que desde el sector no están en contra de él, sino que lo medular es analizar cuáles son las condiciones que se proponen en dichos acuerdos. “Hay cosas que cuando se negocian se ponen en juego y son, nada más ni nada menos, las reglas de acción. Esas disposiciones comprometen a la soberanía final de los países.

Sobre todo, cuando estamos ante Estados chicos que acuerdan con países grandes. Si se miran los principales acuerdos comerciales que se han firmado, uno puede observar actores como el Estado o las transnacionales, las cuales son muy poderosas hoy en día. Nosotros no podemos firmar acuerdos de libre comercio cuando una de las cláusulas para negociar es el secretismo, porque dicha acción va en contra de nuestro modelo de desarrollo, de nuestras políticas de transparencia y de gobierno abierto”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino