Una plaga congela las exportaciones de limón argentino a la Unión Europea

Una plaga congela las exportaciones de limón argentino a la Unión Europea

Otro duro golpe para la economía argentina. El país sudamericano se ve obligado a dejar de exportar sus limones frescos a la Unión Europea a causa de un hongo que el continente está tratando de evitar.

El freno a las exportaciones se debe al descubrimiento, a finales de junio, de unas manchas negras en ciertos lotes de limones de Argentina. Se trata del temido Citrus Black Spot o Mancha Negra de los Cítricos (Phyllosticta citricarpa), un hongo que no existe en Europa y del que el Viejo Continente está tratando de protegerse a toda costa. Por lo tanto, desde el 1 de julio, Argentina ha dejado de exportar a la Unión Europea, de la cual es el principal proveedor de limones. Y la suspensión de las ventas podría durar hasta finales de 2020.

Entre mayo y junio, la UE interceptó 39 envios de limones procedentes de Argentina en diferentes puertos europeos por estar infestados con esta plaga.

Este brusco parón en las exportaciones a Europa, principal destino de los limones frescos argentinos, es un golpe más a la economía del país que atraviesa una grave crisis desde 2018. Es una situación económica difícil y agravada por la Covid-19.

El sector agrícola argentino es uno de los pocos que sigue obteniendo beneficios en este contexto desfavorable, pero este rubro también está sufriendo el impacto de la crisis económica. La Argentina ha perdido mucho terreno en los últimos años, en particular con respecto a Sudáfrica, que es mucho más competitiva, por ejemplo, en las exportaciones a Europa de mandarinas.

El 80% de la producción del país ya se ha vendido

Pero no todo es tan sombrío en este cuadro: en primer lugar, antes de la suspensión de las ventas de limón a la Unión Europea, casi el 80% de la producción del país ya se había vendido. Argentina se encontraba en pleno invierno austral y la temporada estaba prácticamente terminada. En segundo lugar, el país exporta principalmente productos elaborados de mayor valor añadido, como el jugo de limón concentrado y el aceite esencial. Argentina sigue siendo el mayor productor y exportador mundial de productos derivados del limón. Y la mayor parte de esta producción tiene destino final en Estados Unidos.

Por último, el cierre del mercado europeo de limones frescos no impide que la Argentina apunte hacia otros horizontes: por primera vez, a finales de junio, exportó limones a China, un mercado muy prometedor según las autoridades argentinas, que planean venderles 130 toneladas de limones este año.

Eso sí, es una cantidad ínfima en comparación con las 126.000 toneladas que la Argentina vendió a la Unión Europea en 2019.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino