Un juez británico reconoce a Guaidó como presidente y le entrega el oro

Un juez británico reconoce a Guaidó como presidente y le entrega el oro

21:51 - El Banco de Inglaterra se negó a devolver las reservas al Gobierno de Maduro

La oposición venezolana se queda con el oro del Banco de Inglaterra. La justicia británica reconoció ayer a Juan Guaidó como legítimo presidente de Venezuela al resolver una demanda sobre quién puede disponer de las reservas de oro del país caribeño depositadas en Londres, que ascienden a cerca de 900 millones de euros. El fallo representa un serio precedente para el Gobierno chavista de Nicolás Maduro.

El Banco Central de Venezuela (BCV) interpuso en mayo pasado una denuncia contra el Banco de Inglaterra, tras la negativa de vender parte de los lingotes de oro y transferir el dinero al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Ante la presión internacional sobre el régimen chavista, acuciado por embargos y sanciones, Maduro optó por entregar ese dinero a la ONU para que comprara equipos y suministros médicos para combatir la Covid-19 en Venezuela. Además, a principios de junio, oposición y chavismo alcanzaron un insólito acuerdo para poner en manos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) la gestión de la ayuda y los fondos externos para luchar contra el coronavirus.

El líder chavista anula la expulsión de la embajadora de la UE en respuesta a las sanciones de Bruselas

El emisor británico se negó a acatar la orden de su homólogo venezolano al no reconocer a sus autoridades como legítimas, alegando que la dirección del banco corresponde a los cinco miembros del consejo de administración nombrados hace un año por la Asamblea Nacional, presidida por Guaidó y controlada por la oposición. La jugada de Guaidó se demuestra ahora exitosa, pues fue diseñada precisamente para que el Gobierno paralelo opositor pudiera acceder a los fondos venezolanos en el exterior, después de que medio centenar de países, entre ellos el Reino Unido, le reconocieran como presidente interino.

“El Gobierno de Su Majestad reconoce a Guaidó en calidad de presidente constitucional interino de Venezuela y, en consecuencia, no reconoce a Maduro como presidente constitucional interino de Venezuela”, indicó ayer el magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra, Nigel Teare, al dictar un fallo que sienta jurisprudencia y abre la puerta a otras reclamaciones de la oposición para controlar reservas en el exterior. Los tribunales británicos ya dirimen otro caso similar, planteado por el Deutsche Bank, para saber si debe entregar a la oposición o al Gobierno de Maduro 107 millones de euros producto de un contrato de liquidación de oro.

El central venezolano reaccionó inmediatamente a la sentencia anunciando la apelación. “El BCV apelará inmediatamente la absurda e insólita decisión de un tribunal inglés que pretende privar al pueblo venezolano del oro tan urgentemente necesario para hacer frente a la pandemia de la Covid-19”, tuiteó el banco en su cuenta oficial. Los abogados del emisor chavista habían alegado en el juicio que, si bien el Gobierno británico reconoce a Guaidó como presidente, el ejecutivo de Boris Johnson continúa manteniendo lazos diplomáticos con Maduro.

De hecho, el reconocimiento internacional a Guaidó se ha caracterizado por la ambigüedad desde que el titular del Parlamento se autoproclamó “presidente encargado” en enero del año pasado, tratando de crear una bicefalia para forzar la caída del chavismo, sin éxito. Tras el aval de EE.UU., medio centenar de países también le reconocieron como mandatario legítimo, incluido el Reino Unido, España y buena parte de los miembros de la UE. Sin embargo, los gobiernos siguen manteniendo pragmáticas relaciones diplomáticas con el régimen de Maduro, que controla plenamente el Estado y la economía de Venezuela.

Precisamente, esta semana ha quedado en evidencia que Maduro es el principal interlocutor del país y que el mundo quiere seguir contando con diplomáticos en Caracas, donde a pesar de la crisis económica siguen operando numerosas multinacionales. El líder chavista decretó el lunes la expulsión de la embajadora de la UE en Venezuela y le dio tres días para marcharse, después de que Bruselas ampliara sanciones contra once funcionarios venezolanos por violaciones de los derechos humanos. Sin embargo, Maduro anuló la expulsión tras una conversación telefónica mantenida ayer entre los responsables de Exteriores de Venezuela y la UE, Jorge Arreaza y Josep Borrell.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino