Un islamista mata a una policía a las puertas de su comisaría al suroeste de París

Un islamista mata a una policía a las puertas de su comisaría al suroeste de París

13:56 - El agresor es un tunecino de 36 años, muerto a tiros por los compañeros de la víctima y que gritó "Alá es grande" al acuchillar a la agente

Rambouillet es un pueblo tranquilo y acomodado de 26.000 habitantes a unos 60 km al suroeste de París. A las 14:20 de un viernes anodino y soleado, una funcionaria de policía de 49 años, madre de dos hijos, volvía de comer, desarmada y de paisano...

Un hombre de 36 años, nacido en Túnez y llegado a Francia sin papeles en 2009, regularizado en 2019, estaba al acecho. Ha gritado "Alá es grande". Y le ha asestado dos puñaladas en el cuello. Pese a la intervención de los bomberos, la policía ha fallecido in situ poco después.

El agresor ha sido abatido por los disparos de un agente de la misma comisaría pereciendo también en el lugar. La investigación ha sido encomendada a la Fiscalía antiterrorista, que ha abierto una causa por "asesinato de persona depositaria de autoridad pública, terrorismo y asociación de malhechores".

Aunque el autor no estaba fichado por los servicios que vigilan la radicalización hacia el islamismo de musulmanes, no hay duda de que se trata de un atentado. El fiscal antiterrorista, Jean François Ricard, ha explicado las razones: "Perfil de la víctima, modalidad del crimen (el cuchillo) y expresiones del autor al llevar a cabo los hechos". Varios medios citan testimonios policiales para precisar que gritó "Alá es grande". El fiscal añadió que el terrorista actuó con premeditación porque vigiló previamente los alrededores.

En ausencia del presidente, Emmanuel Macron, que volaba de vuelta a Francia tras asistir a las exequias del presidente del Chad, Idriss Déby, ha sido el primer ministro, Jean Castex, quien ha acudido al lugar de la tragedia junto al titular de Interior, Gérald Darmanin.

Castex ha dado el pésame a los próximos de la víctima "cobardemente asesinada" y ha rendido "homenaje a los agentes de policía que han neutralizado" al agresor. "Nuestra determinación a combatir el terrorismo sigue intacta", añadió. Antes de sus breves palabras, había calificado en Twitter a la víctima de "heroína del día a día" y su asesinato de "gesto bárbaro de una cobardía infinita".

SAMUEL PATY
Ni el primer ministro ni el fiscal han admitido preguntas. Castex sí ha recordado otros dos atentados islamistas en el departamento de Yvelines, al que pertenece Rambouillet. Aquí fue degollado el profesor Samuel Paty, en octubre de 2020, por un checheno radicalizado; en Yvelines también, una pareja de policías perecieron acuchillados en su propia casa por un militante de Estado Islámico en junio de 2016.

El ministro de Interior ha anunciado que se van a reforzar las medidas de seguridad de las comisarías de policía y cuarteles de gendarmería. Las fuerzas de seguridad están soliviantadas por los frecuentes ataques con cohetes y fuegos de artificio por jóvenes delincuentes de las barriadas donde los traficantes controlan la calle.

Sobre este brasero soplaba la líder de extrema derecha, Marine Le Pen, que encabeza las encuestas, en virtual empate con Macron, para las presidenciales del próximo año. "Lo que hoy hay que preguntarse es cómo el agresor estuvo 10 años clandestinamente en Francia y cómo fue regularizado. Las medidas del gobierno no están a la altura. Seguiremos llorando por las víctimas mientras no se expulse a los clandestinos. Hace falta más firmeza para acabar con los islamistas".

El resto de la clase política se mantuvo dentro del carril ortodoxo: pésame, apoyo a las fuerzas de seguridad, condena del terrorismo. Macron ha tuiteado: "La Nación está con la familia, los colegas y las fuerzas de seguridad. En el combate contra el terrorismo islamista no cederemos nada".

Esta misma semana aseguró en una entrevista en 'Le Figaro' que antes de acabar su mandato habrá cumplido su promesa de contratar a 10.000 policías. El presidente, percibido como liberal y blando en este dossier se empeña en cambiar su imagen en dos temas que los franceses consideran decisivos a la hora de votar: inseguridad e inmigración. De ahí frases como ésta: "Erradicar el tráfico es la madre de todas las batallas porque la droga irriga tanto redes integristas como la violencia cotidiana".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino