AGNU  ●  Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Un implicado en el ‘FIFAgate’ se suicida en Argentina arrojándose a las vías del tren

CORRUPCIÓN FIFA | Jorge Delhon

Un implicado en el ‘FIFAgate’ se suicida en Argentina arrojándose a las vías del tren

El abogado Jorge Delhon se quita la vida tras ser acusado de cobrar sobornos millonarios

Mucho se ha hablado del programa Fútbol Para Todos (FPT), la empresa creada en 2009 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para nacionalizar la transmisión de los partidos de la liga de fútbol, por el que el Estado pagaba unos 125 millones de dólares anuales. Este año, el Gobierno de Mauricio Macri decidió poner fin al programa y vendió los derechos a las firmas FOX y Turner. Pero los ecos del FPT no se han acabado. Un empresario, que declaró en Estados Unidos como arrepentido en la causa que investiga la red de corrupción en la FIFA, acusó a dos exfuncionarios kirchneristas que integraban la estructura del FPT de cobrar sobornos. Alejando Burzaco, exCeo de Torneos, dijo que su empresa pagó, entre 2011 y 2014, cuatro millones de dólares a Pablo Paladino y a Jorge Delhon. Una hora después de esa declaración ante un tribunal de Nueva York, Delhon se suicidó arrojándose al paso del tren en Buenos Aires.

“Los amo, no lo puedo creer”, decía la carta que la policía encontró entre las ropas de Delhon, muerto en las vías del ferrocarril Roca en Lanús, en el extrarradio sur de Buenos Aires. El nombre del abogado, de 52 años y padre de cuatro hijos, apareció en la lista de implicados por Burzaco. “Nosotros pagamos sobornos a esos dos señores por cuatro millones de dólares”, dijo el arrepentido, quien preparó durante dos años su testimonial.

Paladino, el segundo argentino implicado por Burzaco, dijo este miércoles que habló con Delhon apenas se conoció la denuncia. "Jorge Delhon era un hombre honrado. Iba y venía a trabajar en subte (metro) o en tren, pero un sinvergüenza como Burzaco nos lo hace perder", dijo Palladino en declaraciones a Radio 10. El exfuncionario reveló que Delhon lo llamó a su casa muy preocupado por la repercusión pública de las acusaciones y media hora después se suicido. En su defensa, cargó contra el arrepentido. "En un manotazo de ahogado y en pos de mejorar su situación, Burzaco tuvo que ensuciar al Fútbol Para Todos. Es un delincuente, reconocido por él", dijo.

Burzaco comprometió, además de a Delhon y Palladino, al fallecido expresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Julio Grondona (fallecido en 2014), Nicolás Leoz (expresidente de la Conmebol), Romer Ozuna (extesorero de Conmebol), Eugenio Figueredo (exvicepresidente de la FIFA y expresidente de Conmebol), José Luis Meiszner (del riñón del exministro de Interior kirchnerista Aníbal Fernández) y Eduardo Deluca; a los empresarios José Margulies y Hugo y Mariano Jinkis y a las empresas FOX, Televisa, Mediapro, Torneos, Traffic y Globo. Las cinco, según el testimonio del testigo a los fiscales, “pagaron sobornos para hacerse de contratos de transmisión”. Muchos de esos contratos siguen vigentes. Sobre el argentino Grondona, Burzaco dijo que tenía la última palabra en autorizar cada uno de los pagos por sobornos".

El FIFAgate compromete autoridades futbolísticas y empresas de todo el continente americano, además de 42 dirigentes de la FIFA. Este año comenzó en Nueva York el juicio que investiga la estructura de sobornos que dominó el mundo del fútbol durante años y el testimonio de Burzaco era el más esperado. El empresario tenía un lugar de privilegio en esa estructura hasta que se entregó en 2015 y fue extraditado a Estados Unidos. Como CEO de Torneos entre 2006 y 2015, fue socio de todas las compañías a las que ahora acusa de pagar sobornos a cambio de los contratos de televisación. Burzaco exculpó al grupo Clarín, uno de los accionistas de Torneos, y a dirigentes de mayor rango del gobierno kirchnerista.

Una investigación global

Además de Burzaco declararon el brasileño José María Marín, ex presidente de la Confederación de Fútbol de Brasil; el paraguayo Juan Ángel Napout, ex presidente de la Conmebol, y el peruano Manuel Burga, de la Federación Peruana de Fútbol, todos acusados de beneficiarse por las transmisiones de la Copa América, Libertadores y Sudamericana, pero que pagaron millonarias fianzas para conservar su libertad. “Los tres acusados engañaron al deporte para llenar sus bolsillos con un dinero que debería haberse usado para beneficiar al juego”, acusó la fiscal Keith Edelman.

Burzaco señaló en su declaración que el exCEO de Fox Pan American Sports, James Ganley, “firmó un contrato 'falso' en 2008 para justificar el pago de 3,7 millones de dólares a dirigentes de Conmebol”, cifra que fue pagada “a Julio Grondona, Nicolás Leoz, Romer Ozuna, Eduardo Deluca y Eugenio Figueredo como 'un soborno especial' por extender los contratos para transmitir la Copa Libertadores y la Sudamericana”.

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino