Un Gobierno contra todos

Un Gobierno contra todos

Italia mantiene su plan económico pese a la presión de Europa y los mercados

La prima de riesgo subió el martes a 315 puntos, el máximo desde el 2013. Las advertencias de Bruselas, con una carta incluida. Los temores de Bankitalia, de la patronal Confindustria, de la independiente oficina parlamentaria del Presupuesto, de Moody’s, y hasta del propio Quirinal. La perplejidad del ministro de Economía, Giovanni Tria, y del que iba a serlo, Paolo Savona, pero fue vetado por sus posiciones radicales euroescépticas.

Nada frena a los viceprimeros ministros italianos, Luigi di Maio (Movimiento 5 Estrellas, M5E) y Matteo Salvini (Liga) en su voluntad de mantener unos planes económicos que han encendido todas las alarmas desde que el Gobierno dio la luz verde, hace dos semanas, a aumentar la previsión del déficit del 2019 al 2,4%. Convencidos de que el pueblo les ha dado un mandato para cumplir sus promesas de campaña, la palabra que no quieren ver ni en pintura es traición.

“He asumido un compromiso para cambiar la ley de pensiones y, ahora, porque alguien en Bruselas, la prima de riesgo o Bankitalia me diga que esto no conviene, ¿les digo a los italianos que bromeaba?”, dijo ayer Salvini en televisión. Antes había negado estar preocupado por la reacción de los mercados, porque a su juicio sólo responden a movimientos de especuladores que quieren comprar empresas italianas a coste de saldo. “Yo a los ciudadanos no les traiciono”, asentía Di Maio, recibido entre los suyos como un verdadero héroe.

Bankitalia, la patronal y la oficina parlamentaria del Presupuesto rechazan las cuentas

El caos económico que sobrevuela Italia estos días responde a la voluntad del M5E de incluir en los fondos 10.000 millones de euros para su prometida renta de ciudadanía, un subsidio a los parados de 780 euros al mes. En un principio, el ministro de Economía, Giovanni Tria, era reticente y prefería mantener la previsión del déficit que había propuesto el anterior Gobierno de Paolo Gentiloni en abril, el 1,6%. Las presiones dentro del Ejecutivo, que llegaron a amenazar con hacerle caer del barco, le hicieron ceder al último minuto. Un audio filtrado del portavoz del Gobierno, el grillino Rocco Casalino –famoso por ser exconcursante de la primera edición del Gran Hermano italiano–, a un periodista decía lo siguiente: “Si quieres salir mañana con algo simpático, di que fuentes parlamentarias te dicen que si no salen los fondos para la renta de ciudadanía, todo el 2019 estará dedicado a echar a una marea de gente del Ministerio de Economía. No nos importará nada, será verdaderamente algo a cuchillo”, avisaba Casalino.

Al final los 10.000 millones salieron, pero con ellos también la avalancha de advertencias. Las primeras llegaban de Bruselas. El Gobierno italiano debe mandar el próximo lunes un borrador de los presupuestos, pero Europa no quiso esperar y después de aquel Consejo de Ministros que aumentó el déficit llegó la primera reprimenda: una carta en que el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, avisaban que los objetivos revisados se desvían de las recomendaciones de la UE. Como explica la economista de la universidad Luiss Guido Carli de Roma, Veronica de Romanis, si Europa rechaza el borrador del presupuesto italiano y el Ejecutivo sigue adelante pese a todo, supondría un choque sin precedentes. “Colocaría a Italia en un déficit excesivo, y aunque no habría una sanción concreta, los mercados verían esto muy mal y habría consecuencias”, valora De Romanis.

La prima de riesgo sube a máximos desde el 2013, pero Salvini dice que no es importante

Los mercados ya han actuado estos días muy nerviosos con la prima de riesgo por las nubes, pero el ministro Tria lo ha tachado de una “reacción excesiva injustificada”. No ha sido lo mismo para Savona, el economista ministro de Asuntos Europeos, que ha pedido que si la prima de riesgo no baja, el Gobierno se eche atrás. El organismo de control fiscal de Italia, la oficina parlamentaria del Presupuesto, un ente apartidista, ha rechazado las cuentas porque piensa que el crecimiento calculado por el Ministerio, del 1,5%, es demasiado optimista. Lo mismo opina De Romanis, que trabajó allí más de diez años. “La esperanza no es una estrategia de política económica”, dice. Ella también cree que al final el déficit terminará siendo muy superior al 2,4%.

“Estamos muy preocupados”, cuenta el jefe del grupo parlamentario del Partido Demócrata de la comisión de presupuestos del Parlamento, el diputado Luigi Marattin. “Contra los avisos de los organismos internacionales y la oficina de presupuestos del Parlamento, el Gobierno sigue exponiendo al país a una grave crisis”, sostiene.

En el 2011, una prima de riesgo de 500 puntos se cobró la cabeza de Silvio Berlusconi. Pero Salvini confía en que esto ahora no va a pasar. Preguntado por si sigue seguro de que no rozará los 400 puntos, ayer respondió: “Absolutamente”.

Di Maio y el líder de la Liga, unidos en la adversidad

Muchos analistas preveían que cuando llegaría el momento de firmar los presupuestos, el matrimonio italiano formado por el Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga terminaría en divorcio. Sus recetas económicas parecían muy dispares. Los grillini son favorables a más subsidios, y los ultraderechistas, a menos impuestos. Lo que parecía destinado al fracaso ha terminado por unirles más en su política de apostar por el gasto público y de paso desafiar claramente a Europa. El martes, sus líderes, Luigi di Maio y Matteo Salvini, se presentaron juntos ante el Palazzo Chigi y saludaron a sus partidarios. Salvini aprovechó para blindar a Di Maio ante las críticas de sus propios compañeros de partido, que piensan que el subsidio a los parados es una política que va contra los principios de la Liga. “Es el mejor grillino posible”, le dijo a sus colegas de partido, según La Stampa, pensando en que otra persona del área más izquierdista del movimiento iría peor para sus intereses. No es trivial que la mayoría de reformas incluidas en el borrador de presupuestos están concentradas en el primer año. A nadie se le escapa que unas elecciones podrían llegar pronto. Y Salvini no quiere correr riesgos. Las encuestas le van a favor: el último sondeo publicado en el Corriere della Sera le daba el 34% de los votos frente al 28% para el M5E.

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino