Turbulencias de la región ya impactan en las exportaciones y el comercio fronterizo

Turbulencias de la región ya impactan en las exportaciones y el comercio fronterizo

Caen las colocaciones de bienes y la devaluación en Argentina genera temor en el litoral

El deterioro que atraviesa la región comienza a tener sus efectos en Uruguay. Las exportaciones hacia los países vecinos pierden pie y por ello hay empresas que empiezan a complicarse. Un ejemplo es la automotriz Lifan que el pasado jueves anunció la suspensión de su producción y el envío de toda su plantilla (125 trabajadores) al seguro de paro. Por otro lado, la devaluación de Argentina amenaza al comercio del litoral del país, en la medida que los consumidores de esa zona comiencen a realizar sus compras del otro lado de la frontera.

El fortalecimiento del dólar en Argentina y Brasil genera una retracción de las exportaciones que se notó con fuerza en el quinto mes del año con caídas superiores al 10% en ambos casos. Nada hace prever que en el corto plazo el tipo de cambio ceda y eso genera incertidumbre al comercio exterior.

En la vecina orilla el dólar no encuentra su techo. El viernes, en el primer día de Luis Caputo al frente del Banco Central (BCRA), la moneda estadounidense alcanzó nuevos récords tanto en el segmento mayorista como minorista y se aproximó durante parte de la jornada cambiaria a los 29 pesos argentinos. En lo que va de junio el peso argentino se devaluó 13,6%.

En Brasil, la moneda local se depreció 0,6% en la semana y el dólar cotizó a 3,73 reales. En ambos países además, otros indicadores macroeconómicos se encuentran desajustados.
 
Luego de conocido el dato del Producto Interno Bruto (PIB) el jueves pasado —que mostró un crecimiento de 2,2% en el primer trimestre del año en la comparación interanual— varios analistas locales marcaron su preocupación por el desempeño de las dos economías que podría impactar en el desempeño de la actividad.
 
"Hay un contexto regional francamente complejo", agregó el socio de la consultora Deloitte, Pablo Rosselli.
 

El primer impacto se notó en las exportaciones. En mayo, las ventas externas hacia Argentina fueron por US$ 35 millones con una caída interanual de 19%, según datos de la Unión de Exportadores (UEU). Un mes antes, las colocaciones apenas habían crecido un 0,8%, dejando de lado el buen resultado de las ventas en marzo cuando llegaron a US$ 38 millones con un aumento interanual de 10,7%.

En el caso de Brasil, en lo que va del año solamente en abril las colocaciones tuvieron una variación positiva. La baja más fuerte se verificó en enero cuando llegó a 22% en la relación con igual mes de 2017. En mayo, la caída fue de 12,3% en la comparación interanual. En el período entre enero y mayo de este año las exportaciones acumulan un descenso de 12,3%. En los primeros cinco meses, la retracción más fuerte se notó en los productos lácteos con una baja de 47%, según datos del Instituto Uruguay XXI.

 

Efectos en el litoral

La devaluación en Argentina también comienza a ser vista con preocupación por los comercios del litoral del país. El temor es que se repita una película que ya vieron hace cuatro años atrás: uruguayos cruzando hacia el otro lado del charco para comprar productos de primera necesidad.
 
De hecho, el último Indicador de Precios Fronterizos elaborado por el Observatorio Económico del Campus Salto de la Universidad Católica (UCU) ya daba cuenta a fines del mes pasado de un abaratamiento de Argentina respecto a Uruguay, fundamentalmente en la categoría de alimentos y bebidas no alcohólicas. De los artículos relevados solo un 20% eran más baratos en Salto que en Concordia.
 
La brecha de precios había ido cediendo desde setiembre de 2015, cuando se registró la máxima diferencia a favor de Concordia (31%) hasta llegar al 5% en el mes de octubre de 2017. Sin embargo, el último indicador mostró que la brecha vuelve a agrandarse llegando a una diferencia de precios ponderada de 17 % a favor de Concordia.
 
"Dadas los acontecimientos de las últimas semanas que mostraron una depreciación nominal del peso argentino a mayor ritmo que la del peso uruguayo, sumado a un traslado a precios de esta depreciación que no es automática en el mercado de bienes, y una mayor incertidumbre que hará más volátil el tipo de cambio, nos lleva a pensar que Argentina será más barata en términos reales en los próximos meses. Es decir que la brecha de precios que recoge el Indicador de Precios de Frontera podría ampliarse", dice el reporte de la UCU.
 
Por su parte, el gerente general del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, Luis Rodríguez dijo a El Observador que la situación se sigue con más atención a partir del envión que tuvo el billete verde entre jueves y viernes de la semana pasada del otro lado del charco.
 
En especial, el empresario sostuvo que es necesario volver a aplicar el descuento de Imesi a las compras de nafta que se realizan en las estaciones ubicadas cerca de la frontera con Argentina. "Siempre se remarcó al gobierno lo beneficioso que había sido ese instrumento porque ayudo muchísimo a que mermara el trasiego de mercadería y a fortalecer el comercio que se estaba yendo de las manos".

 

Maximiliano Montautti & Miguel Noguez
 
www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino