Trump retoma la guerra comercial contra Europa: prepara una nueva ronda de aranceles de 2.700 millones

Trump retoma la guerra comercial contra Europa: prepara una nueva ronda de aranceles de 2.700 millones

EEUU recupera la idea de nuevos aranceles para Francia, Alemania, España y Reino Unido, en el marco de la compensación por las ayudas públicas a Airbus, por valor de 3.100 millones de dólares, alrededor de 2.700 millones de euros, según ha publicado el Departamento de Comercio de EEUU.

La Administración Trump ha reiniciado la maquinaria de aranceles contra Europa esta noche. El Departamento de Comercio de EEUU estudia nuevos aranceles a las exportaciones europeas como aceitunas, cerveza, ginebra y camiones, al tiempo que aumenta los aranceles sobre productos como productos lácteos y aviones.

Sería una nueva ronda tasas a productos europeos después de los activados en octubre, cuando la Organización Mundial del Comercio (OMC) autorizó a EEUU a gravar las exportaciones europeas por 7.500 millones de dólares para ser compensado por las ayudas públicas ilegales a Airbus por parte de la Unión Europea.

Ahora se abre un período de negociación de un mes entre los dos bloques para intentar llegar a un acuerdo y evitar los temidos aranceles. En el listado de productos afectados por EEUU apuntan directamente a marcas de lujo europeas Givenchy o Hermes, que fabrican artículos de cuero, y también a los productores de coñac y champán Remy Cointreau y Pernod Ricard.

Desde hace años, EEUU cree que la UE está dañando a Boeing al proteger a Airbus. A su juicio, las ayudas que da Europa a Airbus le otorga una ventaja competitiva injusta en la fabricación aeronáutica de pasajeros. Pero la disputa se pueden agravar el próximo mes. La OMC se tiene que pronunciar sobre las presuntas ayudas ilegales de EEUU a Boeing, competidor directo de Airbus. Es más que probable que el dictamen otorgue la posibilidad a la Unión Europea también de aumentar los aranceles contra las exportaciones procedentes de EEUU.

La tensión comercial entre los dos bloques llega en un momento especialmente delicado. En mitad de la crisis del coronavirus, Bruselas ha decidido impulsar la tasa Google, el impuesto a la actividad de las grandes compañías tecnológicas y que afecta sobre todo a los gigantes estadounidenses como Amazon o Apple, para intentar compensar la caída de recaudación impositiva que se viene encima a los países europeos. De hecho la nueva figura tributaria es uno de los pilares de los nuevos presupuestos europeos, junto a los impuestos verdes, sobre los cuales pivota el fondo de reconstrucción, que actualmente se negocio. EEUU ha anunciado más aranceles, tras salirse del marco de la OCDE, si finalmente la tasa Google.

La táctica carrusel para dañar a la empresas europeas
Desde el pasado mes de octubre, cuando EEUU recibió el plácet, la Administración Trump se ha dedicado a aplicar una técnica especialmente dañina para los productos europeos, conocida como carrusel. Washington modifica periódicamente el grupo de productos afectados por sus aranceles. El comunicado del Departamento de Comercio es un nuevo aviso de la táctica estadounidense. En la primera ronda de aranceles no apuró los límites de la composición. Hasta la fecha solo ha aplicado la mitad de los 7.500 millones de dólares que le corresponde. De esta manera, puede cambiar de sectores generando una mayor incertidumbre entre las empresas europeas.

La solución del conflicto pasa por un acuerdo comercial entre EEUU y la Unión Europea, pero de momento las negociaciones están atascadas. Y en los próximos meses podría haber una escalada de tensión. Bruselas demandó a EEUU ante la OMC para poder poner aranceles a las exportaciones estadounidenses por valor de 11.200 millones de dólares, como compensación a las ayudas ilegales a Boeing.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino