Coronavirus  ●  Estados Unidos  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Trump reorientará a su equipo contra la pandemia hacia la economía

Trump reorientará a su equipo contra la pandemia hacia la economía

Al excluir Nueva York, la curva nacional de contagios no baja y apunta al alza.

Si un árbol se cae en el bosque pero no hay nadie cerca para oírlo, ¿hace ruido? Si hago algo pero no cuelgo la foto en Instagram, ¿ha ocurrido real­mente? Si la Casa Blanca desmantela el grupo de trabajo sobre el virus, ¿se dejará de hablar de la crisis?

La noticia de que el presidente Donald Trump planeaba liquidar en unas semanas el grupo de expertos procedentes de diferentes agencias gubernamentales para responder a la emergencia de la Covid-19, confirmada por el propio presidente y el vicepresidente Mike Pence, causó anteanoche tanta sorpresa como su empeño en seguir animando a la reapertura del país contra el criterio de los especialistas.

“Es posible que haya más muertes”, dijo el presidente, pero la gente “va a seguir lavándose las manos”

Después de seis semanas de medidas de distancia social y órdenes de confinamiento de diferente duración en todo el país, la curva de contagios sigue sin aplanarse en EE.UU. La mortalidad per cápita es inferior a la de Reino Unido, Italia o España, pero la tendencia sigue al alza y cada día surgen brotes en condados rurales hasta ahora poco tocados debido a los focos en residencias de ancianos, prisiones y plantas procesadoras de carne. La falta de personal ha impedido reabrir muchas de estas megainstalaciones, lo que se están traduciendo ya en escasez en los supermercados. Igual que están ­racionando la venta de papel higiénico y las toallitas (conseguirlo requiere hoy grandes dosis de planificación doméstica), desde esta semana cadenas como Costco y Krogers limitan la cantidad de carne por cliente.

La idea de acabar con el trabajo del grupo sobre el coronavirus que él mismo preside “es un reflejo de los tremendos progresos que ha hecho nuestro país”, dijo Pence el martes, cuando el país superó las 70.000 muertes por la Covid-19. Trump, por su parte, indicó que el Gobierno convocaría otro grupo de especialistas centrados en “seguridad y reapertura” de la economía, la prioridad de la Casa Blanca en estos momentos. “Tendremos algo diferente”. ¿Por qué ahora?, le preguntaron los periodistas que lo acompañaron en visita a una fábrica en Arizona. “Porque no podemos tener nuestro país cerrado durante cinco años”, respondió el presidente. Los doctores Anthony Fauci y Deborah Birx participarán también en el nuevo grupo de trabajo, aclaró.

A la vista de las adversas reacciones, el presidente cambió de opinión ayer. “No tenía ni idea de lo popular que era el grupo de trabajo hasta que ayer empecé a hablar de desmantelarlo”, de modo que va a seguir trabajando “de forma indefinida, centrada en la seguridad y la reapertura de nuestro país”, además de la producción de “vacunas y tratamientos”, anunció Trump. Desde el ridículo de los desinfectantes y la luz ultravioleta, los medios que sugirió aplicar a pacientes de la Covid-19, la Casa Blanca modificó el formato de sus ruedas de prensa, un cambio que ha implicado también que el grupo de expertos se reúna con menos frecuencia.

La pandemia avanza pero hasta ahora ha azotado al país de forma muy desigual, como cabía esperar dado su tamaño y baja densidad de población de gran parte de su territorio. Al excluir de la curva los nuevos casos en los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, que han coordinado sus medidas para ralentizar la propagación del virus, los datos indican no un descenso en la curva sino una gruesa meseta de contagios que, además, apunta ligeramente al norte.

Animados por el presidente y sus simpatizantes, son principalmente los gobernadores de estados republicanos los que han emprendido la desescalada, la mayoría sin haber visto los 14 días de reducción de contagios que recomiendan las autoridades sanitarias. Muchos gobernadores consideran que pueden controlar los brotes y están dispuestos a jugársela. “Es posible que haya más muertes”, admitió el presidente. Pero la gente, aseguró, “va a seguir lavándose las manos, manteniendo la distancia y haciendo todas esas cosas que hemos aprendido” en este tiempo. “Tenemos que recuperar nuestro país”, insistió.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino