Trump da un giro y cancela la convención republicana en Florida por el Covid-19

Trump da un giro y cancela la convención republicana en Florida por el Covid-19

La decisión es, sobre todo, la confirmación del cambio de rumbo del presidente estadounidense ante el repunte de la pandemia del coronavirus.

Donald Trump ha anunciado por sorpresa este jueves la cancelación de la convención republicana de finales de agosto en Jacksonville (Florida). El presidente de EE.UU. reconoció que «no es el momento apropiado» en una rueda de prensa desde la Casa Blanca. Trump dice así adiós a uno de los grandes actos electorales de la campaña, la gran fiesta del partido, en la que los delegados, altos cargos y autoridades republicanas se reúnen alrededor del líder para impulsarlo hacia la reelección. Hace varias semanas, los demócratas decidieron que su convención, prevista para mediados de agosto en Milwaukee (Wisconsin), sería sin apenas público ni prensa.

La decisión es, sobre todo, la confirmación del cambio de rumbo de Trump ante el repunte de la pandemia de Covid-19. Desde el mes de mayo, el presidente de EE.UU. ha tratado de dejar atrás la crisis sanitaria y económica del coronavirus y centrarse en la recuperación económica para su reelección. Con la oleada de nuevos casos -EE.UU. ha batido en varias ocasiones el récord de contagios diarios en las últimas semanas, las hospitalizaciones crecen y los fallecimientos han superado esta semana el umbral del mil muertos por día, que no se veía desde principios de junio- la estrategia ha sido fallida y se ha reflejado en las encuestas. Su rival, el demócrata Joe Biden, ha criticado con fuerza la gestión de Trump de la pandemia y los sondeos le dan una diferencia de hasta quince puntos.
«Miré a mi equipo y les dije que el momento para este evento no era apropiado, no está bien con lo que está pasando ahora mismo», dijo Trump en referencia a la situación en Florida, que ha sido bautizada como "la Wuhan de EE.UU.". El estado sureño es el más afectado del país, con registros habituales de más de diez mil casos y cien muertos al día.

«Tengo que proteger al pueblo estadounidense. Es lo que siempre he hecho. Es lo que siempre haré. Es lo que yo soy», añadió.

Cambio de rumbo
La medida contrasta con las decisiones que ha tomado en las últimas semanas. A pesar del repunte de casos, organizó el 20 de junio un mitin en Tulsa (Oklahoma) en el que no obligó a los asistentes a llevar mascarilla ni a guardar la distancia (aunque sí a firmar un documento en el que libraba a la campaña de responsabilidad si contraían el virus). Algo similar ocurrió en Dakota del Sur en las festividades de la fiesta nacional del 4 de julio. Incluso Trump decidió a mediados de junio trasladar los actos centrales de la convención de Charlotte (Carolina del Norte) a Jacksonville porque el gobernador de Carolina del Norte exigía que en el acto hubiera distanciamiento y medidas de protección frente al Covid-19. El presidente optó por trasladarlo a Jacksonville para darse un baño de multitudes que ahora tiene que cancelar.

La suspensión va en la misma línea de otras decisiones tomadas por Trump esta semana, acuciado por las encuestas: compartió por primera vez una foto con mascarilla, después de negarse a usarla durante meses, a pesar de que las autoridades médicas de su Gobierno la recomiendan en todo el país desde principios de abril; recuperó las ruedas de prensa de coronavirus, que en su día fueron diarias y había desterrado; y reconoció que la situación «va a empeorar, antes de que mejore».

Los riesgos de contagio de delegados y participantes en Jacksonville eran evidentes. Salir de la convención con positivos podría dar un golpe duro en sus aspiraciones a la reelección. Ahora no tendrá el tipo de escenario abarrotado de gente que se repitió en su ascenso al poder en 2016, sino un acto 'online'. Trump, sin embargo, no pierde el optimismo: «Será un evento muy bueno, lo resolveremos».

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino