Trump apunta a dominar el BID con candidatura de Claver-Carone

Trump apunta a dominar el BID con candidatura de Claver-Carone

Dilema en el BID. Mauricio Claver-Carone, Laura Chinchilla y Gustavo Béliz disputan la dirección del Banco Interamericano de Desarrollo. Una victoria de EE. UU. politizaría la institución, según el excanciller Roncagliolo y los internacionalistas Escobar y Vidarte. La solución, alegan, es que los comicios se posterguen.

Los países afiliados al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) elegirán en setiembre al nuevo presidente de este organismo multilateral, buscando el reemplazo del colombiano Luis Alberto Moreno.

Desde 1958, basándose en un compromiso del entonces presidente estadounidense, Dwigth D. Eisenhower, la dirección del BID está en manos de representantes latinoamericanos. Sin embargo, Donald Trump busca cambiar la tradición con la postulación de su asesor de Seguridad Nacional para América Latina de la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone.

A inicios de junio, relató Claver-Carone a la Agencia Efe, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se comunicó con Trump para manifestarle su apoyo en caso su gobierno impulse una candidatura. Y así, dos semanas después, el asesor de la Casa Blanca anunció su aspiración al BID. El norteamericano compite actualmente por el cargo con la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla y el secretario de la presidencia de Argentina, Gustavo Béliz.

Pero el 18 de junio un grupo de expresidentes se pronunciaron en contra de la postulación del asesor de Trump: Fernando Enrique Cardoso (Brasil), Juan Manuel Santos (Colombia), Ricardo Lagos (Chile), Ernesto Zedillo (México) y Julio María Sanguinetti (Uruguay).

En nuestro país, el 5 de julio los excancilleres Allan Wagner, Diego García Sayan, Manuel Rodríguez Cuadros, Oscar Maúrtua de Romaña, Eda Rivas y Rafael Roncagliolo se sumaron a la postura de los mandatarios.

Consecuencias palpables
Roncagliolo explicó a La República las consecuencias de una posible victoria de Claver-Carone durante la administración de Trump: “Se producirían dos efectos inmediatos: el primero sería la politización de los créditos del BID y el segundo generaría la necesidad de los países de fortalecer otros circuitos financieros, particularmente con China”.

El internacionalista y docente en la PUCP Ramiro Escobar, por su parte, considera que de suceder ello Trump impondrá su agenda. “Me parecería penoso para el equilibrio geopolítico. Él no tiene interés en los temas ambientales. Y el BID financia proyectos de agua potable, apoya a pequeños empresarios y tiene políticas de sostenibildad. Uno de los riesgos es que la dimensión ambiental baje. Además, América Latina perdería presencia y autonomía en el escenario internacional”, sostuvo.

Su homólogo y profesor de la PUCP, Óscar Vidarte, considera que, además, lo preocupante es el discurso confrontacional que tiene Claver-Carone con ciertos países de la región. “Él ha tenido comentarios muy duros contra todo lo que pueda parecer socialismo del siglo XXI. Vemos que cuestiona al progresismo que se desarrolló en esta región. Esa manera de entender desde una sola perspectiva divide y crearía suspicacias en las prioridades del BID”, refirió.

Posibles escenarios
En el sistema de elección del Banco Interamericano de Desarrollo, explicó Vidarte, se toman en cuenta estos factores: el porcentaje de votos del ganador debe ser mayor del 50% (eso se mide de acuerdo al financiamiento que destina cada país) y contar con el respaldo de la mayoría simple de los 28 de los gobiernos americanos.

El voto de EEUU vale 30% por ser el mayor financista. En ese aspecto, acotó, es factible que el candidato de la Casa Blanca resulte victorioso sumando a sus aliados: los gobiernos de Brasil, Uruguay, Paraguay y Haití. Sobre el otro punto, ClaverCarone alega que cuenta con el respaldo de 15 países. Si es cierto lo que dice, obtendrá la presidencia.

No obstante, cabe precisar que en noviembre son las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Donald Trump, del Partido Republicano, y Joe Biden, del Partido Demócrata, serán los principales contendores. Y Biden es el favorito.

Para Roncagliolo existen dos escenarios: “El primero, que Trump pierda las elecciones. En ese caso (si gana Claver-Carone) nos quedaríamos con un presidente del BID que no represente ni siquiera a Estados Unidos; y el segundo: Trump gana. El BID en ese caso se convertiría en un instrumento político”.

Por eso, agregó el excanciller, si se postergan los comicios en el BID para el próximo año, y se espera los resultados de las elecciones en EEUU, es probable que Trump deje la Casa Blanca, y con ello las aspiraciones de su asesor retrocedan.

Para posponer las elecciones de esta institución solo es necesario el 25% de votos de los financiadores. Bastaría con el respaldo de los países que apuestan por la continuidad latinoamericana. En esa línea, calculó Vidarte, “están articulando México, Argentina y los países de la Unión Europea”.

De esa manera, la elección giraría entre Chinchilla y Béliz.

Opinión
Rafael Roncagliolo - Excanciller

“La elección de Claver-Carone produciría dos efectos: la politización de los créditos del BID y la necesidad que tendrían los países de fortalecer otros circuitos fi nancieros, particularmente con China. Con esto, seguramente el banco se politizaría y sería una gran pena para América Latina”.

La clave
Aspiraciones. El 18 de junio, Claver-Carone expresó a Agencia Efe que si obtiene la presidencia del BID le gustaría formar un equipo regional integrado por los ministros de Economía de Ecuador, Richard Martínez; de Jamaica, Nigel Clarke; y de Perú, María Antonieta Alva. “Ya he hablado con algunos de los ministros”, manifestó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino