Trump ahora negocia un acuerdo comercial con Bolsonaro que complicaría a industriales mexicanos

Trump ahora negocia un acuerdo comercial con Bolsonaro que complicaría a industriales mexicanos

Se estima que podría firmarse a finales de año. Fuerte rechazo de los demócratas en el Capitolio.

Con mucho sigilo Estados Unidos y Brasil han iniciado las negociaciones con dirección a un acuerdo comercial que radica en el sector digital y las prácticas regulatorias. Hasta el momento, las negociaciones continúan de manera informal y según indican fuentes allegadas al proceso, a finales de año pudiera concretarse.

El intercambio de diálogo entre ambas naciones ha sido criticado en las últimas semanas por congresistas demócratas y han señalado que, de cumplirse el acuerdo, el presidente brasileño Jair Bolsonaro no podría sobrellevar acuerdos similares como el T-MEC. La razón: no aceptaría mejorar las condiciones laborales o de medio ambiente.

LPO conversó con expertos en comercio exterior para saber el papel que jugaría México en está situación y las proyecciones no son alentadoras por la carencia de confianza en inversión y la falta de grandes negociadores para examinar y cuidar que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá se cumpla y además se explote en el país.

"México con Brasil compite entre sí, esto tiene bastante tiempo. Entre México y Brasil no hay creación de comercio al contrario hay desviación de comercio ya que las dos economías no son complementarias y no hay optimización de mercados", dijo Ignacio Martínez, Coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM.

El especialista señaló que las economías son muy similares, sin embargo, Brasil tiene una industria más desarrollada e internacional, a diferencia de México que tiene una industria trasnacional en la parte digital y en la parte de telecomunicaciones. Además, indicó que otro factor a relucir es el perfil de los líderes de ambos países.

"Habría mayor atracción de inversión en el sentido que Bolsonaro tiene un perfil más aperturista y otorga mayor confianza a la inversión que el propio López Obrador. Quizá el factor a favor de México es la localización, ya que México es geográficamente colindante con Estados Unidos, pero esto no es un factor de peso ante las ventajas competitivas".

Martínez consideró que México lleva ventaja sobre Brasil, pero necesita "otorgar mayor confianza al inversionista y pleno respeto al estado de derecho", narrativa dijo, que no ha cambiado el presidente López Obrador.

Sin embargo, el T-MEC también tiene un papel fundamental en el acuerdo que Estados Unidos y Brasil buscan formalizar. La académica de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la UNAM Rosalina Baez, mencionó que existen cláusulas en el nuevo tratado que se tienen que respetar a la hora de que alguno de los países realice un acuerdo comercial.

"Hay una cláusula de la nación más favorecida, en donde Estados Unidos está obligado a respetar los acuerdos que se firmen en este marco, con este acuerdo. También hay que recordar que tenemos otros instrumentos vinculantes referente a este tema que son también acuerdos transfronterizos que se han hecho en el ámbito de la OMPI; y se tendrían que revisar con ellos, independientemente de todo lo que se acordó del T-MEC", mencionó la catedrática.

Baez argumentó que es muy importante estudiar este tipo de acuerdos para asegurar que México no salga perjudicado. Incluso adelantó la necesidad de personas especializadas en el área en caso de que el país declare que vive un caso discriminatorio en cuestión de preferencias comerciales.

"Hay que revisar y meter a la OMC para ver que instrumentos se tienen para una solución de diferencias en un caso en que México presente alguna inconformidad por alguna violación a un acuerdo que no se llegara a cumplir".

"La verdad es que deberíamos tener un gran nivel de gente especializada en esta área y sobre todo muy buenos negociadores, que honestamente, en estos momentos, nuestros gobiernos no lo tienen. Entonces esa sería una gran desventaja que quizá no tengamos una buena negociación en este tema en específico, porque es un tema es muy nuevo, la legislación a nivel mundial no se ha homologado completamente, apenas se están buscan mecanismos".

Mientras los representantes de Donald Trump y Jair Bolsonaro trabajan discretamente en el acuerdo, la oposición demócrata en el Capitolio ha exigido un freno a este tipo de "miniacuerdos", sin embargo, para la catedrática de la UDEM, Rocío Gómez-Tagle, este tipo de dichos son mas por "una cuestión electoral".

"Los acuerdos comerciales van más allá de la política, la política es la forma en la que se negocian los acuerdos comerciales, lo que va predominando aquí es la economía y lo que se buscando es el mayor intercambio comercial, financiero, empresarial e industrial de los países. Sólo tratan de desviar la atención del punto principal", señaló.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino