"Trasnochada mandamás": Daniel Ortega responde a España con insultos contra González Laya

"Trasnochada mandamás": Daniel Ortega responde a España con insultos contra González Laya

Según el régimen sandinista, la ministra española muestra una "ignorancia atrevida" al exigir la liberación de presos políticos

La señora canciller ha hecho estos días ofensivas declaraciones sobre Nicaragua y sobre el presidente, recordándonos el cinismo y la desvergüenza de tantas tropelías y crímenes atroces cometidos por la corona española durante la brutal conquista de las sagradas tierras nuestroamericanas". Así comienza la carta dirigida por el gobierno de Daniel Ortega contra la ministra española Arancha González Laya, quien según el régimen sandinista no sólo ha mostrado una "ignorancia atrevida y una ferocidad impropia para la diplomacia", sino que también se ha dirigido al caudillo sandinista con "voz de alguacil sin percatarse en su perorata delirante de trasnochada mandamás que llevamos siglos sin dominio español".

Ortega ha decidido enrocarse tras el repudio internacional provocado por la caza y captura ordenada contra cinco precandidatos presidenciales, tres exguerrilleros con quienes luchó contra la dictadura de los Somoza, disidentes, activistas, empresarios y periodistas. El líder sandinista, que cuenta con el respaldo expreso de sus socios revolucionarios de Venezuela y Cuba, no sólo desoyó las gestiones de España para buscar una salida negociada a su nueva embestida, sino que también ha aprovechado para responder con una carta de cinco páginas que parece de otra época, con un barroquismo exagerado y salpicada de errores lingüísticos.

"La denunciamos a usted hoy como expresión del desconocimiento tosco e irrespetuoso que produce cierta pretensión burda y ridícula de superioridad, que usted misma se atribuye y exhibe", asegura la misiva, que se ha hecho pública días después de que la ministra española anunciara que sus gestiones con el gobierno nicaragüense habían fracasado. González Laya calificó la respuestas iniciales de Managua como "excusas para ocultar violaciones de derechos humanos o persecución de líderes políticos".

Madrid exige la liberación de los presos políticos, su participación en el proceso electoral de noviembre y el respeto a derechos políticos, de la prensa y de toda la sociedad civil. "Se están pisoteando los derechos de los nicaragüenses", concluyó González Laya.

La embajadora española en Managua, María del Mar Fernández Palacios, tampoco se ha librado de semejante catarata de insultos: "Es apenas un pálido reflejo de una política injerencista, intromisora, maleducada, malcriada, caprichosa, desvitalizada y servil, de sometimiento y servilismo al yankee invasor".

Desde que los jóvenes se rebelaran contra Ortega en abril de 2018 en protesta por una reforma injusta de la seguridad social, fuerzas policiales y paramilitares han acabado con la vida de 350 personas, herido a más de 2.000 y provocado el exilio de más de 100.000. En estos momentos, las mazmorras de la pareja presidencial albergan a 130 presos políticos.

Como ya hiciera durante su intervención en la cumbre revolucionaria de Caracas, Ortega aprovechó el indulto a los presos del procés para aconsejar al "augusto reino una pizca de esa democracia que a otros exigen, liberando a sus presos políticos, abriendo cauces a las luchas y demandas de independencia y aplicando normas civilizadas a quienes tienen derecho a luchar por sus creencias".

"Qué triste, penoso y desventurado papel, señora González", concluye la carta, publicada cuando todavía persisten los ecos provocados por la detención de otro miembro más de la familia Chamorro. Contra Pedro Joaquín, el hijo mayor de la expresidenta Violeta Barrios, se repiten las mismas acusaciones que contra el resto de opositores, desde traidor a la patria a conspirador al servicio de EEUU.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino