Tras descartar casos sospechosos de Covid-19 en frigoríficos, el MGAP sigue atento a eso para que “el motor” del agro no pare

Tras descartar casos sospechosos de Covid-19 en frigoríficos, el MGAP sigue atento a eso para que “el motor” del agro no pare

El ministro de Ganadería informó sobre una reactivación de la demanda de carne de China que “está tomando fuerza” y de Israel, lo que puede significar una “gran salida”

Con señales de reactivación de la demanda de China para la carne vacuna y la posible concreción de negocios de exportación de ese producto a Israel en los próximos días, el sector cárnico busca un reacomodo de la cartera de exportaciones, considerando la caída de esa actividad con la Unión Europea
En medio de esa situación surgen algunos problemas en países competidores para los exportadores de carne uruguaya, debido a los casos de coronavirus registrados en frigoríficos en Estados Unidos, Brasil y Argentina.
Si bien eso podría advertirse como una oportunidad en ciertos mercados, el ministro de Ganadería, Carlos María Uriarte, destacó la importancia de evitar el contagio de esa enfermedad entre los trabajadores de la industria frigorífica, como en otras cadenas de producción de alimentos que son agroexportadoras.
“Debemos seguir siendo muy celosos en el cuidado de la salud de los trabajadores de las plantas de faena para evitar lo que está pasando hoy en Estados Unidos, donde prácticamente se ha parado la industria frigorífica con miles de trabajadores infectados por el Covid-19”, dijo a Búsqueda el titular de Ganadería.
Contó que durante la emergencia sanitaria por la pandemia hubo “gran preocupación” en los frigoríficos por ciertos casos de sospecha de coronavirus en ese sector. Consultado sobre la realización de test a los trabajadores de la producción cárnica, Uriarte comentó que “ha habido incluso casos en la industria que fueron analizados”.
“En una de las plantas de Pando hubo gran preocupación porque había un trabajador con todos los síntomas y el test estaba trancado porque la mutualista no lo hacía, y en ese momento estuvimos con el subsecretario de Salud Pública”, precisó. Y agregó que “inmediatamente (el Ministerio de Salud Pública) pasó a procesar ese test, que se hizo y dio negativo, lo que dio mucha tranquilidad al resto de los compañeros”.
Para el jerarca la conformación de un ámbito entre los ministerios de Trabajo, Salud y Ganadería para el tratamiento de medidas sanitarias preventivas ante el registro de casos de Covid-19 en Uruguay ayudó a avanzar rápidamente en soluciones, aunque reconoció que hasta el momento no se acordó un protocolo sanitario a escala del consejo de salarios sectorial. Ya hay protocolos adoptados por las plantas de faena pero no con base en esa instancia, sino en acuerdo entre los sindicatos de cada empresa o grupos de firmas.
“Se llegó a denunciar que había plantas de faena que no cumplían con los requisitos y que había que hacerlas cumplir, especialmente en temas relacionados a los comedores, los vestuarios y el transporte de los trabajadores de la industria frigorífica”, señaló.
Excelente Aludiendo a la caída de la demanda de la carne vacuna uruguaya en algunos de los principales mercados entre fines de 2019 y los primeros meses de este año, el ministro de Ganadería consideró que “hasta ahora el impacto más grande del Covid-19 fue en los mercados externos, principalmente para la carne”.
Esto responde a “la pérdida de los consumidores finales, como los restaurantes, los hoteles y otros comercios”, indicó, y dijo que eso afectó primero a China y después a Europa. “Hoy en la carne estamos viendo una reactivación del mercado chino que está tomando fuerza y están a punto de concretarse negocios con Israel, que pueden significar una gran salida”, resaltó Uriarte.
Destacó además que la actividad interna en cuanto a negocios ganaderos “ha sido excelente, específicamente el rol que jugaron los remates por pantallas” en Internet y, luego, las ferias de ventas de vacunos en el interior, que se realizaron con los recaudos sanitarios correspondientes. Esas actividades “fueron responsables de que esta actividad continúe y se pueda percibir un gran optimismo por parte del sector ganadero respecto al futuro cercano”, opinó.
Para el titular de Ganadería, “el motor del Uruguay que es el agro nunca paró y nuestra responsabilidad es que así siga”. “Ha sido nuestro desvelo en estos últimos tiempos y nuestra labor en la campaña contra el Covid-19”, acotó.
Al analizar la evolución de la emergencia sanitaria y el desarrollo de la producción agropecuaria, Uriarte planteó que eso transcurrió “sin que la actividad económica del país se enterara, (porque) las cosechas han venido muy bien, la del arroz, de la soja, la vendimia e incluso la faena” de vacunos.
Por la situación de la industria frigorífica “pasamos por momentos duros”, reconoció; dijo que eso también “se va encaminando y fue la parte positiva de los problemas para las exportaciones, fundamentalmente de la carne vacuna”. “La caída de actividad externa no le metió mucha presión a la faena y permitió pasar por ese proceso de parate que hubo en parte de la industria frigorífica”, declaró Uriarte.
Advirtió que ese sector “no llegó a acordar un protocolo sanitario en el consejo de salarios, pero hay protocolos en marcha a escala de las industrias de faena”. “Se tomaron medidas preventivas que siempre estuvieron en marcha”, resaltó.
Consultado respecto a si el aporte del agro a la economía en momentos de emergencia sanitaria puede ayudar a revalorizar al sector en la opinión pública montevideana, el ministro de Ganadería respondió: “Al uruguayo nunca le faltó el alimento, y está previsto que no le falte”. Eso sin dejar de señalar la importancia de los ingresos que esta actividad produce y el trabajo que representa, acotó. Y valoró “lo que es la exportación de ganado en pie, que pese al problema sanitario del coronavirus salieron dos barcos para realizar esos negocios, lo que no es nada menor”.
Más allá del rechazo de la Unión Europea a la propuesta del gobierno uruguayo para extender el plazo para el cumplimiento de las cuotas de exportación de carne vacuna, Uriarte se mostró optimista respecto a que la demanda europea se reestablezca.
“Fuimos prácticamente con Relaciones Exteriores los que promovimos ese planteo mediante la representación de Uruguay en Bruselas, a la Unión Europea por las cuotas 481 y la Hilton”, dijo el titular de Ganadería en alusión a las gestiones oficiales para evitar el incumplimiento de los embarques de carne dentro de esos cupos, que cuentan con rebajas arancelarias.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino