Tras declaraciones de Talvi, Lacalle transmitió que en Venezuela hay dictadura

Tras declaraciones de Talvi, Lacalle transmitió que en Venezuela hay dictadura

El presidente realizó contactos políticos y le dijo eso a su equipo. De todas formas siente que el canciller está alineado porque opina lo mismo aunque no lo diga

El presidente Luis Lacalle Pou reafirmó su postura de que en Venezuela hay una dictadura, luego de que el canciller Ernesto Talvi dijera en una entrevista con El Observador que como ministro no iba a calificar al régimen de Nicolás Maduro de esa manera. Ambos están de acuerdo sobre el punto, pero la diferencia está en si lo dicen o no públicamente.
Talvi asegura que en su nuevo cargo no lo puede decir, pero Lacalle sí está dispuesto a hacerlo, confiaron fuentes allegadas al mandatario. Pese a esas diferencias Lacalle respalda al canciller, por considerar que ambos están alineados respecto al tema dado que Talvi también dijo que "no hay democracia" en el país caribeño.
"Este canciller no va a decir en este rol esa palabra (dictadura) y lo que yo piense personalmente respecto al régimen que gobierna Venezuela dejó de ser relevante en el momento en que asumí este cargo", respondió el canciller en la entrevista publicada el sábado. El presidente tuvo contactos este domingo con su equipo , según supo El Observador en base a fuentes allegadas al mandatario, en las que reafirmó que mantiene su pensamiento de que en ese país sí hay una dictadura.
Según las fuentes, el mandatario sí está dispuesto a decirlo públicamente. Lacalle Pou decidió no invitar a Maduro a su asunción y dijo entonces que era una decisión personal de la cual se hacía cargo. "Yo no estoy dispuesto a que en nuestra asunción esté el dictador Maduro", señaló el 15 de febrero en rueda de prensa luego de participar en la asunción de la nueva legislatura parlamentaria.
No obstante, el mandatario afirmó ese día que no invitar a Maduro a la ceremonia no estaba asociado con las "relaciones diplomáticas" o "comerciales" del país con otras naciones.

"Una cosa no quita la otra. Que uno tenga relaciones comerciales por el interés nacional es distinto a valorar que se violentan y se violan los derechos humanos, entre otros países, en Venezuela", argumentó.
Según relataron las fuentes, pese a que Lacalle Pou marcó un matiz respecto a las declaraciones de Talvi, dejó claro que, en el fondo de la cuestión, el ministro piensa de la misma forma, como lo dejó entrever en la entrevista.
En la entrevista Talvi sostuvo que como ministro ya no representa su opinión o la de un sector político, "sino la de todos los ciudadanos de la república" ante un gobierno como el venezolano con el cual Uruguay mantiene "relaciones diplomáticas".
"Estoy usando un lenguaje respetuoso que es lo que corresponde a mi cargo", dijo el ministro de Relaciones Exteriores. Antes, de todas formas, había dicho que "el Uruguay es claro y sin ambigüedades: en Venezuela no hay democracia y se violan sistemáticamente los derechos humanos" ,
Cuando Lacalle Pou decidió no invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela a su asunción, Talvi fue consultado sobre el tema y se amparó en los principios establecidos en la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA), a los que Uruguay adhirió en setiembre de 2001.
"Nos vamos a tomar muy en serio que somos parte de un sistema interamericano que promueve la defensa de la democracia como un derecho de los pueblos y del respeto por los derechos humanos. Ninguna de estas dos cosas ocurren en estos países", señaló el canciller el pasado 14 de febrero. La carta democrática establece una serie de principios que rigen para los países miembros de la OEA que implica un compromiso por la democracia y los derechos humanos.
El artículo 3 de dicho documento establece que los "elementos esenciales" de la "democracia representativa" son el "respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales; el acceso al poder y su ejercicio con sujeción al estado de derecho; la celebración de elecciones periódicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresión de la soberanía del pueblo; el régimen plural de partidos y organizaciones políticas; y la separación e independencia de los poderes públicos".
Para el experto en derecho público internacional, José María Gamio, los gobiernos pueden pronunciarse sobre la "existencia del régimen de otros estados". El abogado explicó que Uruguay puede ampararse en la Carta Democrática de la OEA así como en el tratado fundacional del Mercosur.
"Tiene que calificarlo y cumplir con las obligaciones que ambos acuerdos traen", señaló. De esta manera, recordó que Venezuela está suspendida del Mercosur luego de que los países fundadores (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) resolvieron aplicar el Protocolo de Ushuaia en diciembre de 2017, luego de una reunión en San Pablo. Dicho mecanismo fue previsto para cuando se constata un quiebre en el orden democrático por parte de alguno de los países.
Los cancilleres de los cuatro países, incluido el de Uruguay, que por entonces era Rodolfo Nin Novoa, votaron a favor. "La suspensión de Venezuela fue aplicada en función de las acciones del gobierno de Nicolás Maduro y es un llamado para el inmediato inicio de un proceso de transición política y restauración del orden democrático", afirmaba la declaración de 2017 que hicieron pública luego de la reunión.
Al igual que sucedió en el ámbito del Mercosur, la OEA suspendió a Venezuela en junio de 2018 por el quiebre del orden democrático. La resolución -impulsada por Estados Unidos y apoyada por países como Argentina, Brasil, Canadá, Chile, México y Perú- para suspender al país tuvo 19 votos a favor, 4 en contra y 11 abstenciones, entre ellas la de Uruguay.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino