Toque de queda para 16 millones de italianos desde las diez de la noche

Toque de queda para 16 millones de italianos desde las diez de la noche

Tras el infinito tira y afloja entre Gobierno, regiones y partidos de la mayoría, al final se impone el criterio del primer ministro, Giuseppe Conte

Por fin, el Gobierno italiano se ha decidido: el toque de queda para todo el país será desde las diez de la noche hasta las cinco de la mañana. Entrará en vigor el jueves, hasta el 3 de diciembre. Con ello, el Ejecutivo pretende detener la rápida difusión de la pandemia: en las últimas 24 horas, hubo 28.244 nuevos contagiados y 353 muertos, la cifra más alta de fallecidos desde el 6 de mayo.

Es un toque de queda ligero, siguiendo en parte la línea de Alemania: a partir de las 22:00 no se podrá salir de casa, salvo por razones de trabajo, urgencia sanitaria u otras emergencias, justificación que debe constar en una autocertificación. Además, se clausuran museos, incluidos Museos Vaticanos, exposiciones, cines y teatros, y sigue el cierre, ya en vigor desde el 26 de octubre, de bares, restaurantes y otras actividades no indispensables. En escuelas superiores, las clases se darán en forma telemática, y cambian las reglas para los transportes públicos, permitiendo una capacidad máxima del 50% y no, como hasta ahora, del 80%. Los centros comerciales estarán cerrados durante los fines de semana.

Zonas verde, naranja y roja
El decreto, firmado por el primer ministro, Giuseppe Conte, divide el país en tres áreas, verdes, amarillas y rojas, según la gravedad de la situación en las regiones. Puede haber territorios enteros confinados o partes de ellos. La diferencia entre las áreas que caen en la zona amarilla y las que se clasifican en zona roja radica en que, en este último caso, están prohibidos los movimientos «dentro de los mismos territorios», tanto de entrada como de salida, ya sea a nivel municipal y provincial. Además, en las zonas rojas se cierran también las tiendas minoristas, excepto las de alimentación, farmacias y quioscos.

Para la clasificación de las zonas se han tenido en cuenta una veintena de parámetros, impuestos por el comité técnico científico que asesora al gobierno. Una clave fundamental es el índice de transmisión del virus (Rt), cuya media nacional es 1.7, lo que significa que dos personas pueden contagiar a casi cuatro. Pero en algunas regiones este índice supera ya el 2, caso de Lombardía. Además de este importante factor, se ha tenido en cuenta su capacidad hospitalaria. Por ejemplo, en Calabria, cuyo Rt está en la media nacional 1.7, será declarada zona roja porque tiene menos medios sanitarios que otras regiones. La responsabilidad para decidir las medidas restrictivas según los escenarios recae en el gobierno, con papel fundamental en el ministro de Sanidad.

Negociación extenuante
Muy dura está siendo la negociación sobre qué regiones deben encuadrarse en zonas rojas, amarillas o verdes. Los presidentes regionales se resisten a ver encuadradas sus regiones en zona roja porque, desde un punto de vista electoral, consideran que daña su imagen. Además, hay una dura batalla planteada con el Gobierno, porque las regiones, fundamentalmente las que serán declaradas zona roja, desean ayudas inmediatas para los sectores que se verán obligados a cerrar sus actividades. A falta de un definitivo acuerdo, se han establecido como zonas rojas a Lombardía (su presidente no está aún de acuerdo), Piamonte, Calabria. El confinamiento de una zona roja debe durar 15 días. Las zonas naranjas, con una gravedad intermedia, son Apulia y Sicilia. En esta última categoría podrían ser incluidas Liguria y Véneto.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino