Talvi renunció antes de lo acordado y dejó a Lacalle sin canciller en medio de cumbre del Mercosur

Talvi renunció antes de lo acordado y dejó a Lacalle sin canciller en medio de cumbre del Mercosur

Francisco Bustillo será designado este jueves; llegará al país el fin de semana y desechará la reforma que impulsó su antecesor.

Solo un puñado de personas sabían desde hace aproximadamente diez días que el primer fin de semana de julio Francisco Bustillo se tomaría un avión a Montevideo para transformarse en el sucesor de Ernesto Talvi en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Luis Lacalle Pou y Ernesto Talvi lo delinearon en una reunión mano a mano que ambos mantuvieron en reserva en la que discutieron cómo y cuándo sería la salida programada del canciller, luego que a principios de junio el líder de Ciudadanos (Partido Colorado) le expresara su intención de cambiar de rol para asumir un mayor protagonismo político en la coalición de gobierno.

El acuerdo al que llegaron fue que sería el jueves o el viernes, enseguida que terminara la cumbre del Mercosur, en la que Uruguay asumiría la presidencia pro tempore del bloque regional.

Pero el acuerdo se rompió y este miércoles Ernesto Talvi renunció al cargo de forma sorpresiva. Lo anunció al finalizar la primera parte de la reunión virtual del Consejo del Mercado Común, de la que participó desde el Palacio Santos junto a la ministra de Economía, Azucena Arbeleche. No estuvo en la sesión de la tarde, que fue liderada por la vicecanciller Carolina Ache, y no estará en el encuentro de presidentes, que se realizará este jueves.

El ahora excanciller se llamó a silencio y no explicó públicamente por qué dejaba el cargo en medio de la cumbre. Pese a esto, en la reunión de despedida con el gabinete de la Cancillería, ocurrida sobre las 14.30 horas, dijo que daba el paso al costado porque entendía que el presidente había avalado que se manejara públicamente el nombre de su sucesor.

Palabras más, palabras menos, dio a entender que la confirmación de forma extraoficial por la prensa de que Bustillo llegaba el fin de semana para asumir el mando del Palacio Santos adelantó su salida.
Desde Presidencia señalaron que antes de que eso ocurriera, Talvi se había cortado solo al anunciar una reforma de la diplomacia comercial que ya sabía que no ejecutaría, porque su salida estaba acordada para los próximos días.

Uno de los funcionarios que frecuenta la Torre Ejecutiva y habló con el presidente en las últimas horas dijo que en el gobierno no esperaban que la presentación de la nueva diplomacia ocurriera ya que desconocían su contenido. La fuente agregó que el evento significó la última descoordinación entre ambos y provocó el malestar del presidente.

Talvi aprovechó su carta de renuncia para marcar sus diferencias con Lacalle Pou.

Señaló que su intención era permanecer en el cargo hasta fin de año, aunque comprendía que los tiempos del gabinete los marca el presidente.

En el diálogo privado con el mandatario, y en otras conversaciones entre jerarcas cercanos a ambos, los integrantes de Presidencia transmitieron que era inconveniente que Talvi continuara más meses porque ya se habían conocido sus intenciones de dejar el cargo, lo cual era una mala señal a nivel internacional.

"Nada más lejos de mi intención que ser un obstáculo en su deseo de nombrar al ministro de Relaciones Exteriores que considere más apropiado para acompañar su gestión", subraya el texto de la renuncia.
Antes de hacer pública la carta, Talvi -a través de su secretaria- envió un mensaje de WhatsApp a los legisladores y dirigentes de Ciudadanos, el sector mayoritario dentro del Partido Colorado.

Quiero contarles de primera mano que estoy presentando mi renuncia a la Cancillería. Pronto tendremos oportunidad de conversar personalmente. Fue un privilegio servir a los ciudadanos desde la Cancillería en tiempos tan complejos y contar con su confianza. Un abrazo y gracias, expresó.

Un tono similar tuvo el mensaje que envió a los ministros que forman parte del gabinete de Lacalle Pou. Les manifestó que seguiría trabajando desde otro lugar, les deseó éxitos en la gestión y se retiró del grupo de WhatsApp.

Luego de varios días en que el clima estuvo tenso, la despedida con el gabinete de la Cancillería ocurrió de forma distendida, aunque fue breve. Hubo embajadores que lo elogiaron y aseguraron que habían cosechado una relación de cercanía. No estuvo presente la embajadora Victoria Francolino, directora general Asuntos Económicos Internacionales, y con quien Talvi discutió a los gritos al menos dos veces en la última semana.

Aunque aún no asumió, en el Palacio Santos ya hay expectativa por la impronta que dará Bustillo. Se prevé que haga cambios en el gabinete, y que haya algunas modificaciones en destinos. El diplomático ya transmitió que desechará la reforma anunciada por Talvi.

La negociación política en la que se acordó la salida del canciller, incluyó que Carolina Ache continúe como subsecretaria, en representación de Ciudadanos.

Talvi se tomará licencia en el Senado ya que aún no tiene resuelto si asumirá la banca.

En las próximas semanas, los colorados comenzarán a negociar con el gobierno si asumen en el Ministerio de Ambiente, que se creará en la Ley de Urgente Consideración.

El único nombre para ese lugar es el del senador Adrián Peña, mano derecha de Talvi, aunque los colorados buscarán explorar la posibilidad de que un enroque los termine colocando en un ministerio de mayor jerarquía.

Reacciones
Una vez que se conoció la renuncia, los dirigentes de Ciudadanos salieron a respaldar a Talvi y destacar su gestión al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El senador Adrián Peña expresó en su cuenta de Twitter que había demostrado su capacidad de trabajo y de servicio al país en una gestión reconocida internacionalmente‖ y que ahora seguirá aportando desde su lugar para que la coalición siga procesando los cambios comprometidos en tiempos que serán duros.

El diputado Ope Pasquet agregó que Talvi se desempeñó con dedicación, pasión, inteligencia y brillo. El tiempo irá poniendo algunas cosas en su lugar, pero ya hoy decimos que se lo va a extrañar. La coalición sigue firme, escribió.

En tanto, desde el Frente Amplio, el senador y expresidente José Mujica, dijo que los blancos no bancaban el prestigio adquirido y tratan de sacar como chicharra de un ala‖ porque no vaya a ser que crezca en la consideración pública y hoy o mañana pueda disputar la jefatura".

El senador José Carlos Mahía dijo a El Observador que la renuncia de Talvi era una muestra de debilidad‖ de un gobierno que muestra flojera.

Creemos que es una mala noticia en sí misma y es preocupante porque recién estamos comenzando un gobierno que a los cuatro meses está muy lejos de cumplir aquello que prometió a la gente. Tener los cinco mejores años de nuestras vidas. Es imposible que digan que se fortalece un gobierno cuando se bajan cargos estratégicos de la administración a cuatro meses de iniciado este período, lanzó.

Por último, el diputado Daniel Caggiani, que preside la Comisión de Asuntos Internacionales, dijo que la salida de Talvi era un papelón internacional. "Debe ser la primera vez en la historia del Uruguay que un canciller de la República es cesado en su cargo en menos de tres meses y pico", expresó en rueda de prensa.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino