Talvi presenta ejes de su proyecto de "diplomacia 5.0", que refuerza rol de Uruguay XXI

Talvi presenta ejes de su proyecto de "diplomacia 5.0", que refuerza rol de Uruguay XXI

El canciller ha trabajado en reserva en la propuesta, lo que genera expectativa en el cuerpo diplomático

El canciller Ernesto Talvi tiene previsto presentar este martes su proyecto de “diplomacia económica y comercial 5.0” -tal como la ha denominado-, una iniciativa con la que pretende reformar la arquitectura institucional del Ministerio de Relaciones Exteriores, según confirmó El Observador con fuentes del Palacio Santos y Uruguay XXI.

La reforma es uno de los grandes objetivos que Talvi se propuso para su gestión y tiene como objetivo adaptar la Cancillería a los “desafíos que el país tiene por delante”, según dijo al asumir en el cargo.

La iniciativa brinda un rol de mayor preponderancia a Uruguay XXI, la agencia de promoción de exportaciones y atracción de inversiones, dijeron a El Observador fuentes diplomáticas. En principio, las autoridades no tienen previsto realizarle modificaciones a la estructura institucional de Uruguay XXI, aunque la intención es que pase a estar más “integrada” en el ecosistema de la Cancillería.

La agencia tiene a Jaime Miller como director ejecutivo y a Inés Bonicelli como vicedirectora, dos personas de confianza de Talvi. El consejo de dirección es presidido por Relaciones Exteriores y está integrado también por los ministros de Economía y Finanzas; Ganadería, Agricultura y Pesca; Industria, Energía y Minería; Turismo, y Educación y Cultura. Además, participan las principales organizaciones sindicales y empresariales.

Miller dijo que la presentación consistirá en sus “ejes de gestión” que suponen
“cambios” en Uruguay XXI. “Somos parte de la diplomacia comercial y vamos a
ofrecer las grandes líneas de nuestra gestión”, agregó.

El canciller ha venido trabajando en reserva sobre la propuesta, lo que ha generado
expectativa e incertidumbre en el cuerpo diplomático, debido a la dimensión de las
modificaciones que se propondrán.

La reforma prevé cambios en la estructura interna del organismo con una
reasignación de roles entre las direcciones generales que están enfocadas en los
asuntos económicos, aunque no ha sido fruto del intercambio entre los
profesionales del servicio exterior, dijeron diplomáticos e integrantes del gabinete.

“En lo económico y comercial, vamos por una dinámica que integre a Uruguay al
mundo con un objetivo casi que obsesivo: abrir mercados para nuestros productos
y atraer inversiones para generar trabajo”, expresó Talvi al día siguiente de asumir
tras una reunión con Lacalle Pou en la Torre Ejecutiva.

El canciller dijo entonces que era necesario repensar la forma en que organizaba la diplomacia económica y comercial para que los recursos humanos no solamente negocien e implementen tratados.

“Es un desafío para Uruguay. Estamos viendo ejemplos de países de vanguardia y pretendemos, al final el período, tener una diplomacia económica y comercial 5.0”, aseguró y mencionó como importante el trabajo de Uruguay XXI. En la campaña electoral había dicho que se imaginaba la apertura de oficinas comerciales en todas las embajadas de relevancia y un abandono de la "diplomacia de cóctel".

La presentación de la nueva diplomacia -cuyo boceto comenzó en la transiciónocurre un par de semanas después de que Talvi le anunciara al presidente Luis Lacalle Pou su intención de “cambiar de rol” y abandonar el cargo a la brevedad, lo cual también genera preocupación en el Palacio Santos, ya que los diplomáticos no saben quién lo sucederá, si será del Partido Colorado, y si estará de acuerdo con la reforma que se impulsa.

Aunque será motivo de negociación política, fuentes del Poder Ejecutivo dijeron que la posibilidad de que el próximo canciller sea una persona del Partido Nacional es cada vez mayor, y que el presidente se inclina a incluir el mando del Ministerio de Ambiente -que se creará en la Ley de Urgente Consideración- como parte del acuerdo.

Lacalle Pou se encuentra preparando desde hace varios días el discurso que dará en la cumbre de presidentes del Mercosur, que se realizará de forma virtual el jueves y en la que Uruguay asumirá la presidencia pro témpore del bloque.
La búsqueda de una estrategia común para enfrentar el coronavirus será uno de los temas transversales de todas las reuniones entre jerarcas, que comenzaron este lunes.

De acuerdo a fuentes de la Torre Ejecutiva, el mensaje del mandatario tendrá un enfoque “innovador” con énfasis en la necesidad de fortalecer la región y, al mismo tiempo, lograr flexibilizar el bloque para que cada socio pueda avanzar en procesos bilaterales con otros países, dos aspectos que fueron mencionados en su discurso de asunción.

Ese día, ante la Asamblea General, dijo que no debía importar el “signo político” de cada uno de los miembros del Mercosur porque “para afianzar nuestros intereses en común, debemos dejarlo de lado reducido a las cuestiones particulares de cada país". "Si dejamos de lado estas cuestiones ideológicas que nos pueden diferenciar, el bloque se va a fortalecer en el concierto internacional”, sentenció en su primer mensaje a la población como presidente.

Reducen gastos de etiqueta

Talvi anunció este lunes que la Cancillería había decidido reducir en un 75% las partidas destinadas a los gastos de etiqueta de 95 misiones de Uruguay en el exterior.

“Comprometidos con la austeridad y con cuidar cada peso de los contribuyentes, hemos reducido en un 75% las partidas destinadas a gastos de etiqueta (recepciones, cenas; etc) de 95 misiones de Uruguay en el exterior. En 2019, el gasto de etiqueta ascendió a 1.9 millones de dólares”, escribió el jerarca en su cuenta de Twitter

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino