Sistema político argentino reaccionó con madurez ante pandemia por COVID-19, resalta académico

Sistema político argentino reaccionó con madurez ante pandemia por COVID-19, resalta académico

El sistema político argentino reaccionó con "madurez" y "unidad" ante la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19), destacó hoy el académico Patricio Giusto.

El politólogo, profesor visitante en la Universidad de Zhejiang y Director del Observatorio Sino-Argentino, dijo en entrevista con Xinhua que "el país afronta una pandemia sin precedentes, en un contexto de fuerte crisis económica, lo que aumenta la incertidumbre social de cara al futuro inmediato".

"La situación política en Argentina es muy tensa debido a una situación absolutamente excepcional. Sin embargo, hay que destacar que el Gobierno del presidente Alberto Fernández reaccionó bien, decretando una cuarentena nacional cuando aparecieron los primeros casos", observó el analista.

El director de la consultora Diagnóstico Político enfatizó que "el esfuerzo de este cierre total que implica el aislamiento social obligatorio era necesario. El gran desafío es conciliar de ahora en más una gradual apertura de la economía, ya de por sí en estado muy crítico".

El presidente Fernández ha decretado una cuarentena obligatoria del 20 de marzo al 12 de abril para mitigar la propagación de la enfermedad en el país, que entre el 3 de marzo y el 5 de abril ha confirmado 1.554 casos, de los cuales 280 se recuperaron y 46 fallecieron.

"Hay fuerte unidad entre Gobierno y oposición en relación a la necesidad de la cuarentena y de sostenerla estrictamente. Fernández logró un consenso inédito con los 24 gobernadores del país y los principales referentes de la oposición nacional", dijo Giusto.

El académico remarcó que ese consenso "no ha impedido que surjan críticas sobre el rumbo de la cuarentena y sobre el carácter y los destinatarios de ciertas medidas económicas".

"En líneas generales, el sistema político argentino reaccionó con madurez, frente a una situación de extrema gravedad", valoró Giusto.

Esa situación "nos diferencia, por ejemplo, de los dos mayores países de América Latina, Brasil y México, donde, por el contrario, no se han logrado consensos políticos y se reaccionó tarde y mal", comparó el experto.

Consultado sobre qué cabe esperar del día en que finalice el aislamiento obligatorio, Giusto dijo que "es difícil de imaginar, porque dependerá mucho de qué forma logremos sobrellevar y superar esta pandemia".

"Lo que es seguro es que la recesión económica mundial derivada de esto probablemente sea la mayor en siglos. América Latina sufrirá mucho más, por su delicada situación económica previa y la gran precariedad social", advirtió.

Según el economista Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de la consultora OJF, las pérdidas por el aislamiento en marzo podrían haber alcanzado el 1,2 por ciento del PIB anual, lo que "equivale a un poco más de la mitad de la recesión del año pasado".

Giusto pronosticó además que "habrá una inevitable reconfiguración de las relaciones sociales, por la huella imborrable que dejará este virus altamente contagioso. Esas secuelas persistirán incluso cuando se desarrolle la vacuna".

"Por sus particularidades, probablemente la cultura de relaciones sociales occidental se vea especialmente afectada", concluyó el analista argentino.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino