AGNU  ●  Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Sir Nicholas Soames: «Podríamos perder Irlanda del Norte y Escocia»

Sir Nicholas Soames: «Podríamos perder Irlanda del Norte y Escocia»

Europeísta convencido como su abuelo, sir Winston Churchill, Soames fue expulsado del grupo conservador por Johnson después de votar en contra del Gobierno en el proceso del Brexit

Europeísta convencido como su padre, lord Soames, comisario de Relaciones Exteriores entre 1973 y 1977, y como su abuelo, sir Winston Churchill, sir Nicholas Soames (Croydon, 1948) fue expulsado del grupo conservador de los Comunes el pasado 3 de septiembre por votar contra el Gobierno en el proceso del Brexit. Fue ministro del Ejército con John Major. Llevaba 36 años como miembro del partido en la Cámara que dejará al final de esta legislatura. Pero seguirá votando conservador toda su vida.

- ¿Cómo ha acabado el Reino Unido metido en este caos del Brexit?

- Hay dos razones. Un referendo binario no era la forma de resolver esto y ese fue el primer error. El segundo, que era una insensatez y una ficción creer que se podía deshacer 47 años de celoso esfuerzo legislativo en seis meses -o en tres años-.

El país se ha partido por esta cuestión y el Parlamento, que representa a la nación, también está dividido. Y está resultando que llegar a un acuerdo es mucho más duro de lo que ninguno de los partidarios del Brexit creía. Y aunque fui y sigo siendo un firme partidario de la permanencia, creo que no se puede dar marcha atrás.

Hemos tenido un referendo, la gente desgraciadamente votó irse, lo que yo creo que es un error de dimensiones históricas, pero el Gobierno debe cumplir. Y si puedo ser un poco arrogante, creo que esto es una pena porque Europa era mejor con el Reino Unido dentro. Y éste no es un buen momento para Europa y es un momento terrible para nosotros.

- ¿Es posible todavía un Brexit con acuerdo?

- Los veintiún miembros conservadores del Parlamento que nos negamos a votar a favor de un Brexit sin acuerdo nos sentamos en el «Cabinet Room» frente a Boris y le preguntamos si iba en serio en lo de buscar un acuerdo. Y el nos respondió: «Sí. Y tendrías que haceros un examen psiquiátrico si creyerais que no, porque las consecuencias son muy serias». Yo acepté eso. Creo que quiere un acuerdo. Pero el tipo de acuerdo que quiere no es uno que sea posible. El gran problema es la salvaguarda irlandesa. Yo tengo mucho miedo por la unidad de nuestra nación. Podríamos perder Irlanda del Norte y podríamos perder Escocia. Y todo por el Brexit.

- ¿Cree que podría o debería haber un segundo referendo?

- Sinceramente, no lo sé. Tenemos que ver a dónde llegamos en la negociación. Pero creo que otro referendo sería extraordinariamente divisorio una vez más. Hubo un referendo perfectamente válido y esto suena un poco «continental»: «hemos tenido un referendo en el que no han votado lo que queríamos, hagámosles votar otra vez a ver si lo hacen bien». Decir que la gente no sabía lo que estaba haciendo es muy insolente. Pero lo hicieron por muchas razones distintas. Hay una gran tradición en elecciones parciales de dar una patada al Gobierno en la parte más blanda de su anatomía. Y eso fue lo que hicieron en el referendo.

- El populismo está en auge en el mundo entero. ¿Es el Reino Unido un ejemplo de ello?

- No creo que pueda haber ninguna duda de ello. Las manifestaciones son evidentes. Pero este es un país muy pragmático. Y ese espíritu no se ha perdido, pero está secuestrado por el Brexit. Y si logramos superar este periodo del Brexit podremos afrontar el resto de nuestras vidas.

Estoy encantado de dejar el Parlamento. No puedo esperar a la hora de hacerlo. Porque esto va a infectar la política británica, y la resaca va a durar al menos diez años. En mi opinión, todo lo que ha pasado como resultado del Brexit ha sido un desastre total. Vamos a enfurecer a nuestros amigos europeos. El día que esto acabe tendremos que empezar una nueva negociación y no va a ser fácil.

No veo el futuro inmediato con ninguna felicidad. Nos abriremos paso en el mundo, tenemos muchas personas brillantes que son muy buenas en lo que hacen y encontrarán la forma de salir de esta situación, pero creo que la influencia y el poder del Reino Unido disminuirán gradualmente porque ha tomado una decisión increíblemente mala que no es comprendida por ninguno de nuestros amigos entre los que no cuento al presidente Trump.

- Pese a su expulsión del grupo conservador del Parlamento, ¿sigue siendo un conservador en su corazón?

- Absolutamente. Preferiría que me sacaran una muela del juicio sin anestesia antes que unirme a los liberaldemócratas, a los laboristas o los Verdes. Soy un tory en estado puro y leal. He sido un miembro conservador de los Comunes 36 años, miembro del partido 45 años, mi familia tiene un largo linaje conservador, crecí en el Partido Conservador y moriré en el Partido Conservador. Sólo he votado contra mi gobierno tres veces en 36 años. Siento haber tenido que hacerlo, pero lo hice porque creía que lo que iban a hacer estaba mal. Ahora me retiro. Nunca votaré más que a los conservadores y deseo al primer ministro lo mejor.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino