Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Serbia y Kosovo se avienen a retomar conversaciones

Serbia y Kosovo se avienen a retomar conversaciones

El eje franco-alemán intenta desbloquear la tensión en los Balcanes entre Belgrado y Pristina

Veinte años después de su conflicto armado, Serbia y Kosovo aceptaron retomar conversaciones tras una cumbre informal de países balcánicos en la noche del lunes en Berlín. El encuentro, auspiciado por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, reunió también a gobernantes de Albania, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia del Norte y Montenegro.

Los presidentes serbio, Aleksandar Vucic, y kosovar, Hashim Thaçi, acordaron básicamente reunirse de nuevo en París el 1 o el 2 de julio para continuar conversando, dentro de la escenificación del diálogo promovida por el eje franco-alemán. Este intento de desbloqueo por parte de Merkel y Macron se produce después de que Pristina estableciera el pasado noviembre aranceles a la importación de productos serbios para presionar a Belgrado a reconocer su independencia.

Serbia sigue sin reconocer como país independiente a su antigua provincia de Kosovo

Serbia nunca ha reconocido como país independiente a su antigua provincia de Kosovo, donde se produjeron dos guerras, una civil entre albanokosovares y fuerzas serbias y yugoslavas, y otra con intervención de la OTAN, entre 1996 y 1999.

En la actualidad, cinco países de la UE (España, Eslovaquia, Chipre, Rumanía y Grecia) no reconocen a Kosovo, que se proclamó independiente unilateralmente en febrero del 2008. En el mundo, un centenar de países sí lo han hecho.

El serbio Vucic declaró a la prensa alemana que el levantamiento de los aranceles es condición indispensable para dialogar, mientras que el kosovar Thaçi reclamó implicar a Estados Unidos en las conversaciones.

Los dos anfitriones del encuentro informal de Berlín se esforzaron por rebajar expectativas. “No se trata de hacer negociaciones para el ingreso en la UE, para eso hay otros mecanismos; se trata de analizar la situación en la región tal y como la ven los distintos países”, dijo Merkel en una declaración conjunta con Macron antes de entrar al encuentro, al que asistió también Federica Mogherini, alta representante de la UE para Política Exterior.

Las negociaciones para la adhesión a la UE dependerán del estado de las relaciones bilaterales entre Serbia y Kosovo. Desde el 2014, Serbia está en negociaciones de ingreso, un proceso que será largo, mientras que Kosovo ni siquiera se halla en esa fase. Por lo pronto, el presidente kosovar aspira a que la UE suprima los visados para kosovares.

“La actualidad no es la política de ampliación de la UE, sino una política de estabilidad regional”, afirmó Macron. Ambos mandatarios subrayaron que no cabía esperar resultados inmediatos de una cumbre con formato informal, pero que está en el interés de Europa solucionar el asunto.

Merkel y Macron alabaron al primer ministro griego, Alexis Tsipras, por su contribución al deshielo en los Balcanes al haber aceptado la denominación de Macedonia del Norte para ese país, habiendo una región griega con el nombre de Macedonia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino