Seis presidentes y el rey de España confirmaron hasta ahora su presencia el 1º de marzo

Seis presidentes y el rey de España confirmaron hasta ahora su presencia el 1º de marzo

Lacalle Pou agasajará con una cena a los mandatarios que estén en su asunción.

La comida será en la residencia de Suárez y Reyes el 1º de marzo a la noche. El presidente electo Luis Lacalle Pou tendrá una cena con los presidentes que concurran al traspaso de mando para ahondar en las relaciones que tiene Uruguay con esos países en la residencia de Suárez y Reyes.

Hasta ahora, los mandatarios que confirmaron su asistencia el 1° de marzo son Alberto Fernández (Argentina), Jair Bolsonaro (Brasil), Sebastián Piñera (Chile), Iván Duque (Colombia), Lenín Moreno (Ecuador), Mario Abdo Benítez (Paraguay) y el rey de España Felipe VI.

La presidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez aún no confirmó si asistirá a la asunción. En tanto, el mandatario de Estados Unidos Donald Trump informó al gobierno electo que enviará a una autoridad de ese país. Por otra parte, luego de la reunión que mantuvo el canciller argentino Felipe Solá ayer con Bolsonaro, este propuso reunirse con Fernández en Montevideo el día de la asunción de Lacalle Pou después de varios cruces, informó el portal argentino Infobae.

Será la primera reunión oficial que tendrán desde que el argentino asumió el poder el 10 de diciembre del año pasado. La situación del Mercosur es el tema clave para la reunión en Uruguay. Lacalle Pou, por su lado, planteó la idea de flexibilizar el bloque tal como acordaron el expresidente argentino Mauricio Macri y Bolsonaro.

La idea es que se permita negociar acuerdos comerciales de forma bilateral con otros países, sin la necesidad de esperar a que los cuatro socios se pongan de acuerdo. En el evento America Business Forum llevado a cabo el viernes pasado, Lacalle Pou dijo que Brasil y Argentina a «Uruguay le tienen que soltar un poco el corset» en relación al rol que tiene dentro del Mercosur.

«Estamos convencidos de que el Mercosur tiene mucho para negociar y para ofrecerle al mundo, tanto oferta como demanda», agregó el futuro mandatario. Asimismo, el futuro ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Talvi prevé tener una reunión con Solá la próxima semana en ese país.

El colorado dijo que con el país vecino tienen «intereses» y es por eso que el signo político no cambiará en las relaciones bilaterales. «Las relaciones con Argentina serán tan cordiales como siempre», comentó.

Afuera de la lista

Como se anunciara, Lacalle Pou decidió no invitar a los gobiernos de Venezuela, Cuba y Nicaragua porque entiende que violan el primer artículo de la Carta Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Según el texto de la OEA, «los pueblos de América tienen derecho a la democracia y sus gobiernos la obligación de promoverla y defenderla; la democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas». Talvi dijo a la prensa este miércoles que esos países que no están invitados a la asunción presidencial es porque «no son democracias plenas hoy».

«En algunos casos, la violación de los derechos humanos es sistemática», agregó. Consultado sobre si se invitará al opositor venezolano Juan Guaidó, el futuro ministro de Relaciones Exteriores indicó que lo reconocen como presidente de la Asamblea Nacional, «y por ende un actor fundamental en el proceso de transición democrática que esperemos que llegue a Venezuela».

Esto trajo cola en las actuales autoridades de Cancillería. El ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, dijo al programa Doble Click de Del Sol FM que «me parece que aquello que se habló tanto de que las relaciones exteriores no podían estar ideologizadas, están haciendo lo contrario desde este punto de vista. Nosotros tenemos relaciones con esos países. En fin, harán lo que deseen al respecto. Eso va a tener consecuencias».

Reunión con Araújo

Por otro lado, Talvi se reunirá hoy a la mañana con el canciller de Brasil, Ernesto Araújo. La semana pasada Lacalle Pou se reunió con el embajador norteño Antonio José Ferreira Simoes para comenzar a delinear y ahondar las relaciones bilaterales. Ferreira señaló que la intención de Brasil es «hacer acuerdos y trabajar en el Mercosur». «Uruguay es un país importante para Brasil y estamos dispuestos a seguir adelante para mejorar la relación con Uruguay», añadió.

«Hay hoy un deseo claro de acercamiento con Uruguay», sostuvo, y le transmitió un mensaje de Bolsonaro, en la que señalaba que trabajarán «más juntos, sea en el Mercosur, sea con la política de fronteras». En cuanto a los tratados con el Mercosur, el diplomático resaltó que puede haber tratados de libre comercio con distintos socios.

«El año pasado cerramos las negociaciones de EFTA y el tratado con la Unión Europea. Mostramos que el Mercosur está dispuesto a negociar», indicó. «El bloque es una suma de los miembros; el gobierno es nuevo en Uruguay y se van a reunir los distintos mandatarios para decidir cómo seguir», señaló, a su vez.

El mano a mano que tendrá con Araújo es, específicamente, para definir las prioridades de la agenda bilateral. El futuro canciller uruguayo intentará en este mes, previo a que asuma Lacalle Pou la presidencia, reunirse con sus próximos colegas de Argentina y Paraguay, socios claves del Mercosur.

«Vamos a hablar del Mercosur y del futuro del Mercosur, de la dinámica de las negociaciones comerciales, de las políticas de frontera, que para nosotros son algo muy importante. Además de nuestra intención de fortalecer a la OEA como el organismo regional multilateral en el cual deberían tratar de procesarse la mayoría de los diferendos y los acuerdos que se generen en la región», señaló.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino