Segundo intento fallido de nueva ley agraria que calme protestas en Perú

Segundo intento fallido de nueva ley agraria que calme protestas en Perú

El pleno del Congreso de Perú se quedó nuevamente en la madrugada de este martes sin dar solución a la crisis desatada por los trabajadores del sector agroindustrial, que la semana pasada volvieron a bloquear la Carretera Panamericana para exigir un nuevo régimen laboral con mejores condiciones.

En una maratoniana sesión de más de 15 horas que comenzó el lunes a las 9:00 y acabó el martes cerca de la 1:00 de la madrugada, el atomizado pleno del Parlamento, conformado por una decena de agrupaciones políticas, fue incapaz de alcanzar un consenso para sacar adelante la nueva ley agraria.

Después de realizar durante la sesión modificaciones al texto aprobado el sábado por la comisión de Economía del Congreso, que recogía en gran parte la propuesta planteada por el Gobierno, el proyecto de ley solo obtuvo 16 votos a favor, frente a 45 en contra y 58 abstenciones.

Durante la votación, más de una veintena de parlamentarios cambiaron su voto contrario a la abstención, un cálculo político para lograr que las abstenciones ganasen en número y así impedir que se debatiera una propuesta alternativa que había presentado el congresista del Frente Amplio de izquierdas Lenin Bazán.

ÚLTIMO DÍA DE SESIONES

Ante este resultado, la sesión plenaria fue suspendida hasta las 9:00 hora local (14:00 GMT) de este martes para continuar un debate a contrarreloj, pues será su último día del actual periodo de sesiones antes de entrar en receso hasta marzo.

De no alcanzar este martes ningún resultado positivo, los trabajadores agroindustriales pueden retomar las protestas y bloqueos en la Carretera Panamericana, el principal eje de transporte de Perú, que cruza el país longitudinalmente de norte a sur.

Ya es la segunda vez que el Congreso se queda sin dar solución a este conflicto, pues hace diez días rechazaron una primera propuesta legislativa que devolvieron a la comisión de Economía del Parlamento.

Esa decisión hizo que miles de trabajadores volviesen a bloquear la Panamericana la semana pasada, igual que habían hecho a inicios de mes hasta conseguir que el Congreso derogase la anterior ley agraria, que consideraban un régimen "de explotación".

RECHAZO DE LOS AGRICULTORES Y EL EJECUTIVO

Sin embargo, el texto que se debatía desde este lunes en el Legislativo no satisfacía a los trabajadores, que consideraban insuficiente la subida de salarios que contemplaba, ni tampoco contentaba al Gobierno, debido a las distintas modificaciones que se habían hecho a su propuesta original.

"Estamos en total desacuerdo" porque es una ley "que están imponiendo el propio Gobierno y los propios empresarios, no los trabajadores", denunció en declaraciones a Efe Julio Carbajal, presidente del Frente de Trabajadores Agrarios de Ica (Frentagri).

Carbajal criticó que los 45,50 soles diarios que propone la nueva ley estén compuestos por la remuneración mínima, un bono especial, la compensación por tiempo de servicio (CTS) y la gratificación, pues exigen un pago neto de 55 soles, con la gratificación "aparte" para "compensar el tiempo trabajado" por el agricultor.

También lamentan que entre las disposiciones se establezca que las utilidades de los trabajadores de todas las empresas sean de un 5 % durante dos años y aumenten de manera gradual hasta llegar al 10 %.

"En la ley anterior, las utilidades eran del 10 % y con esta nueva ley quieren esperar hasta 2028 para que vuelva a subir al 10 %", criticó Carbajal.

La propuesta del nuevo régimen tampoco agradó al ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, quien a través de su cuenta de Twitter recordó que "el objetivo de esta ley agraria debe ser lograr un punto medio que beneficie a empleados y empresas, sin perjudicar al país y a sus ciudadanos".

"Desde el Ejecutivo expresamos nuestra preocupación sobre estas propuestas, pues atentan contra una sana gestión de las finanzas públicas", alertó el ministro.

DEROGAR PARA APROBAR

El sector agroindustrial de Perú multiplicó sus ingresos en los últimos años de unos cientos de millones a cerca de 6.000 millones de dólares anuales gracias a productos de gran demanda internacional como arándanos, espárragos o alcachofas.

Sin embargo, los trabajadores de las grandes empresas dedicadas a la exportación de estos productos sienten que sus condiciones laborales y sueldos no han mejorado al mismo nivel durante ese periodo.

Los bloqueos en la Carretera Panamericana, que se iniciaron en la región sureña de Ica y luego fueron replicadas en la región norteña de La Libertad, lograron que el Congreso derogara el anterior régimen agrario, especialmente después de que las protestas se cobraran una víctima mortal.

La semana pasada volvieron a la carga ante la renuencia del Legislativo a aprobar la nueva ley agraria y devolverla a la comisión de Economía.

DISPAROS BAJO INVESTIGACIÓN

Los bloqueos acontecidos la semana pasada en la norteña región de La Libertad y en la sureña de Ica fueron acompañados de enfrentamientos con la Policía que se saldaron con al menos 24 detenidos y 51 heridos, entre ellos unos 40 policías.

Además, dos jóvenes manifestantes, Andy Panduro e Isaac Ordóñez, resultaron heridos de gravedad en la zona del Barrio Chino, en Ica, tras haber sido alcanzados por disparos supuestamente de los agentes, en la columna y el pecho, respectivamente.

La víspera, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) expresó su preocupación por el estado de salud de los dos trabajadores heridos y exigió al Ministerio del Interior una "rápida y exhaustiva investigación que determine la autoría de los disparos y las responsabilidades".

En este sentido, la cartera señaló que estos casos están siendo investigados por la Fiscalía. EFE

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino