'Seguiremos intentando que el Gobierno y el Eln lleguen a un acuerdo'

'Seguiremos intentando que el Gobierno y el Eln lleguen a un acuerdo'

Carlos Ruiz, representante de la ONU en Colombia, habla de la implementación de los acuerdos de paz.

Carlos Ruiz Massieu, representante del Secretario General de las Naciones Unidas en Colombia y el Jefe de la Misión de Verificación de la ONU, habla con EL TIEMPO sobre la implementación de los acuerdos de paz, cuando se acercan los cinco años de la firma.

Además, les manda un mensaje a los candidatos para las próximas elecciones presidenciales y se refirió a las negociaciones de paz con la guerrilla del Eln.

¿Cuál es el balance de la implementación de los acuerdos de paz en medio del paro nacional?

A pesar de todos los retos que ha vivido el país, se sigue avanzando en algunas áreas más que en otras. Se avanzó en el proceso de reincorporación de los excombatientes, pues alrededor del 50 por ciento de los excombatientes están vinculados a un proyecto productivo. Los temas de seguridad nos siguen preocupando porque siguen siendo asesinados excombatientes y líderes sociales. La inseguridad en las comunidades sigue a un nivel no aceptable para poder seguir implementando atinadamente el acuerdo. Las movilizaciones sin precedentes nos hicieron enfocarnos en contribuir a mejorar la situación, a hacer llamados al diálogo y al respeto de los derechos humanos.

¿Cómo ve esto de cara al futuro?

Con optimismo de que vamos hacia el quinto año de la firma de los acuerdos y nos quedan otros 10.

¿Qué acciones se deberían adelantar para que no haya líderes sociales y excombatientes asesinados?

La Comisión Nacional de Garantías de Seguridad cuyo mandato es la elaboración e implementación de una política pública para el desmantelamiento grupos armados ilegales, tiene que reunirse y tener avances concretos, pues más de la mitad de los asesinatos de los excombatientes y líderes sociales, de acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía, están detrás son éstos grupos. Si esa comisión avanza en la política tendría un impacto concreto en la reducción de la inseguridad. Otro aspecto es que la violencia está focalizada en 25 municipios de Colombia. Entonces si hay una intervención del Estado con Fuerza Pública pero con instituciones civiles, servicios sociales, en algunos esos municipios seguramente la situación va a mejorar y los índices de homicidios y asesinatos también se podría reducir.

El acuerdo de paz privilegia el programa de sustitución de cultivos ilícitos. Otros mecanismos son decisiones del propio Gobierno

Muchos de estos grupos se financian del narcotráfico y están en Venezuela. ¿La salida es la erradicación forzada y esperar a que haya otro régimen en el país vecino?

Si el PNIS - Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos- se sigue implementando y se siguen poniendo recursos seguramente va a haber buenos resultados. Una vez que se erradica por programa voluntario el porcentaje de las familias que vuelven a resembrar es menos del 1 por ciento, en la erradicación forzada el porcentaje de la resiembra es cerca del 40 por ciento. El acuerdo de paz privilegia el programa de sustitución de cultivos ilícitos. Otros mecanismos son decisiones del propio Gobierno y Estado.

¿Y en cuanto a Venezuela?

Siempre el área fronteriza ha tenido mucha porosidad y en muchas de esas zonas hay poca presencia del Estado, mucha pobreza y hay presencia de economías ilícitas. En el caso del Eln, si llega haber algún avance en una posibilidad de diálogo, ese hecho no es necesariamente un impedimento absoluto para llegar a un acuerdo.

¿El Gobierno va en la dirección correcta en las condiciones que pide para negociar con el Eln?

Con grupos que han reconocido alguna intención u objetivos políticos, como es el caso del Eln, Naciones Unidas siempre abogará por buscar espacios de diálogo y soluciones negociados que permitan llegar a acuerdos entonces mejorar la situación en algunos de esos territorios donde el Eln tiene mayor presencia. El Gobierno ha planteado unas precondiciones en cuanto a devolución de los secuestrados y cese las actividades criminales, pero las partes son las que plantean las líneas rojas. Siempre procuraremos ayudar.

¿Seguirán intentando que haya un diálogo entre las partes?

Lo seguiremos intentando porque es parte de nuestra vocación y nuestra invitación es con anuencia de las partes tratar de generar esos espacios para llegar a algún acuerdo y seguir buscando la paz.

El país sigue viendo masacres y hubo un atentado contra el Presidente, ¿qué está pasando en el conflicto?

El tema de seguridad es muy importante para muchos temas. Entonces es muy importante que se generen las condiciones en territorio para que se disminuya el asesinato de líderes para que las comunidades puedan vivir en una mejor situación para que vea de los dividendos de la firma del acuerdo. Ahora que venga la ejecución de las sentencias a los comparecientes a la JEP, entran los ex-Farc pero también entran aquellos agentes del Estado y la fuerza pública que son comparecientes a la JEP y terceros.

Atentado a Iván Duque
Tras el atentado, se investiga si hubo fallas en protocolos y en la seguridad del presidente Iván Duque. Pero no se descarta filtración de información.

¿Cuáles son las zonas más difíciles del conflicto?

Nos han preocupado las situaciones que se han dado en el Cauca, Nariño, últimamente en la frontera del Guaviare, en Caquetá, y Meta se está complicando mucho.

¿Cómo evitar que sigan aumentando las disidencias de las Farc y los grupos armados ilegales?

Se requiere una respuesta estructural. Si esos vacíos aumentan la presencia de otros grupos como las disidencias, el 'Clan del Golfo', pues quienes sufren más son las comunidades. Entonces debe haber un ejercicio y un esfuerzo sostenido del Estado por llegar a esos territorios y por aumentar el control territorial por parte del Estado.

¿Está en juego la paz del país?

Nosotros seguimos confiando en el proceso colombiano y trabajando. Todavía nos quedan 10 años de implementación para que al final Colombia siga siendo esa historia de éxito que comenzó siendo y no ha dejado de ser, no obstante los obstáculos.

Que no se aporte a esa polarización excesiva y se trabajé siempre pensando en el bienestar de Colombia

Estamos a menos de un año para las próximas elecciones presidenciales y el país vive una gran polarización, que es avivada por varios políticos, ¿Cómo ve esto?

Tenemos ejemplos muy positivos de los últimos procesos electorales. Se tiene que hacer todo lo que se tenga que hacer para garantizar elecciones inclusivas y pacíficas. En ese sentido, hay elementos y herramientas que se pueden utilizar como los pactos de la no violencia en la política. Las elecciones por naturaleza son un elemento polarizante pero llamamos a que se hagan en el marco del respeto y no se aporte a esa polarización excesiva y se trabaje siempre pensando en el bienestar de Colombia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino