Secretarios de Estado y Defensa de EE. UU. reimpulsarán alianza con Europa

Secretarios de Estado y Defensa de EE. UU. reimpulsarán alianza con Europa

La Defensa y la diplomacia de Estados Unidos echan mano de sus aliados en Europa para encarar sus asuntos más urgentes en política exterior. El Secretario de Defensa, Lloyd Austin, llegó este martes a Alemania desde donde anunció tropas adicionales para ese país, tras el retiro que hizo el expresidente Donald Trump hace un año. Entretanto, el secretario de Estado, Antony Blinken viajó a Bruselas para abordar la tensión entre Rusia y Ucrania, el programa nuclear de Irán y las tropas de la OTAN en Afganistán.

La Administración de Joe Biden envió a sus más altos representantes de gira por Europa, para asegurar el apoyo de sus aliados frente a Rusia, Irán y China.

Tras la salida de Donald Trump de la Casa Blanca, Estados Unidos impulsa un enfoque de mayor cooperación en diplomacia y Defensa con las grandes potencias y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Pero también está en juego la posición que Washington tomará en la región, en medio de la elevada tensión por las nuevas acciones militares de Rusia en la frontera con Ucrania y mientras se enfoca en China como su principal amenaza. Asimismo, está por concretar si EE. UU. continuará o no con el proceso de retirada de tropas de Afganistán que adelantó el Gobierno anterior.

En su primer viaje a Europa en calidad de secretario de Defensa, Lloyd Austin llegó este lunes a Alemania, mientras que el secretario de Estado Antony Blinken arribó a Bruselas este martes. Los anuncios que hagan ambos durante esta gira ayudarán a aclarar el rumbo que el Gobierno de EE. UU. tomará en política exterior.

EE. UU. anuncia 500 tropas adicionales para Alemania

En uno de los principales reveses a las decisiones que tomó el polémico expresidente Donald Trump, este martes desde Berlín el secretario de Defensa de Joe Biden, Lloyd Austin, anunció 500 tropas adicionales para Alemania e informó que su país ha detenido los planes sobre el recorte de militares a gran escala ordenados por el Gobierno anterior.

“Estas fuerzas fortalecerán la disuasión y la defensa en Europa. Aumentarán nuestras capacidades existentes para prevenir conflictos y, si es necesario, luchar y ganar (…) Este aumento planificado de personal estadounidense subraya nuestro compromiso con Alemania y con toda la alianza de la OTAN", aseguró Austin, quien además agradeció a Berlín por el aumento en el gasto de defensa en la organización. Una notable contraposición a las repetidas declaraciones de Trump de que Alemania era un socio débil en seguridad que no aportaba una parte justa a la alianza.

El actual jefe del Pentágono hizo el anuncio tras una reunión con la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, quien sostuvo que se trata de una "señal fuerte" de una relación saludable entre Estados Unidos y Alemania.

La cantidad exacta de militares que Estados Unidos dejará en territorio alemán aún está en discusión. En 2020, Washington ordenó reducir de 24.000 a 12.000 su número de tropas como represalia por lo que Trump consideró la negativa de Alemania de gastar más en su propia defensa.

Ahora está previsto que el despliegue de los soldados adicionales ocurra en los próximos meses e incluirá un grupo de trabajo multidominio, con artillería, defensa aérea y antimisiles, inteligencia, capacidades cibernéticas, espaciales y electrónicas, así como un comando de fuego que mejorará la preparación y la capacidad de las fuerzas para trabajar con aliados en la región.

EE. UU. asegura “apoyo inquebrantable” a Ucrania frente a Rusia

Entretanto, desde Bruselas, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, se enfocó en la nueva preocupación en Europa por el reciente movimiento de tropas rusas hacia la frontera con Ucrania, una tensión creciente luego de que Moscú se adhiriera la región de Crimea en 2014.

En conversaciones con el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, Blinken le aseguró el "apoyo inquebrantable" de Estados Unidos a la integridad territorial de Ucrania ante la agresión de Moscú.

"El secretario expresó su preocupación por las acciones deliberadas de Rusia para aumentar las tensiones con Ucrania, incluso a través de su retórica agresiva y desinformación, el aumento de las violaciones del alto el fuego y el movimiento de tropas en la Crimea ocupada y cerca de las fronteras de Ucrania", señaló el Departamento de Estado en un comunicado.

El conflicto en esta parte del continente también ahonda aún más en la débil relación entre Moscú y Washington. El presidente Joe Biden propuso una cumbre con el mandatario ruso, Vladimir Putin, para reducir tensiones.

Sin embargo, "el presidente Biden también dejó en claro que Estados Unidos actuará con firmeza en defensa de sus intereses nacionales en respuesta a las acciones de Rusia, como las intrusiones cibernéticas y la interferencia electoral", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

La OTAN apela a India para contrarrestar el fortalecimiento militar de China

Simultáneamente, y ante el auge militar de China principalmente en la región del “Indo-Pacífico”, de interés para Estados Unidos, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, exhortó este martes a India a colaborar con la Alianza Atlántica.

"Debemos tener claros los desafíos que acompañan al auge de China. China está igualando su poder militar a su poder económico y ha triplicado su gasto militar en la última década", manifestó Stoltenberg en una videoconferencia en el marco de los diálogos de Raisina, un foro político y económico anual organizado por el Gobierno indio en Nueva Delhi.

Sin especificar cómo se dirigiría la cooperación, Stoltenberg dijo que hay un gran potencial para que ambas partes trabajen sin necesidad de involucrar misiones militares. “Hay muchas formas de trabajar juntos”, indicó.

El Gobierno de Estados Unidos también impulsa su gira en Europa en momentos en que intenta salvar el acuerdo nuclear con Irán, en Viena, en el que intervienen varias potencias como Alemania y Francia.

El reciente ataque contra la mayor planta de enriquecimiento de uranio en la República Islámica, del que acusa a Israel, es ahora un nuevo punto de fricción que afecta las negociaciones.

En respuesta Teherán anunció que comenzará a enriquecer uranio en un 60%. Se requiere que sea del 90% para crear una bomba atómica, lo que tiene en la cuerda floja las negociaciones.

Estados Unidos exige el cese de la violación del pacto original firmado en 2015 y que no permite un enriquecimiento superior al 3.4%, mientras el Gobierno de Hassan Rouhani presiona para que Washington le retire todas las sanciones económicas sin condiciones.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino