Se conocen nuevos elementos de la inversión en el puerto de Montevideo

Se conocen nuevos elementos de la inversión en el puerto de Montevideo

Las obras darán la posibilidad de atender de forma simultánea 4 buques de más de 300 metros de largo, y podrán utilizar su máximo calado disponible.

Tras el anuncio de la inversión de la empresa Katoen Natie en el puerto de Montevideo, que podría superar los US$ 455 millones de dólares, incluyendo la construcción de una segunda playa de contenedores y un segundo muelle, se conoce que el convenio podría determinar la instalación de molinos eólicos en Punta de Sayago.

En su presentación ante la Asamblea General, el martes 2 de marzo, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, realizó una serie de anuncios económicos, como medidas de apoyo a pymes pero también la realización de inversiones en la órbita portuaria. Destacó el presidente que la operadora portuaria Katoen Natie invertirá US$ 455 millones y realizará una rebaja importante de las tarifas, primero del 20%, llegando luego a un 30%.

La inversión implica la expansión del área de concesión, incluyendo la construcción de una segunda playa de contenedores de unas 22 hectáreas que se suman a las existentes, y un segundo muelle de aproximadamente 700 metros con la profundización de canal a 14 metros. Esos avances, más el desarrollo de las terminales especializadas de celulosa, la llegada del tren al puerto y la expansión de la terminal de graneles colocarían al puerto de Montevideo en un centro de referencia en el Cono Sur para la concentración de carga.

La ejecución de la inversión ya se inició con los estudios en la primera parte de la obra y se espera que a fines de 2021 o en los primeros meses del 2022 se esté en el proceso de construcción. En estos meses hay que finalizar los estudios, el análisis de impacto ambiental, la aprobación y la firma de contrato de construcción.

Los tres aspectos de la inversión

Para Uruguay la terminal de contenedores tiene tres aspectos sumamente relevantes. El primero es conseguir que la expansión de la terminal se inicie de forma inmediata en un momento de serios problemas en la reactivación de la economía y el trabajo. Un proyecto de las características como el que se va a hacer es fundamental porque activa el empleo en la construcción, los servicios vinculados, además de la inversión directa.

En segundo lugar, una vez terminada la inversión se dispara una nueva realidad del puerto, y cuando la obra culmine en 3 o 4 años la Terminal Cuenca del Plata (TCP), compuesta por Katoen Natie 80% y la Administración Nacional de Puertos 20%, va a tener la posibilidad de atender de forma simultánea 4 buques de más de 300 metros de largo, que son los más grandes que existen actualmente, y podrán utilizar su máximo calado disponible.

Esto implicaría un salto cualitativo que consiste en ofrecer a todas las líneas marítimas los diferentes servicios de comercio exterior y que los barcos puedan atenderse e intercambiar de forma rápida, bajando los contenedores de un barco y subirlos a otro de manera eficiente. Esa eficiencia implica ventajas económicas y la optimización de los tiempos de escala como horas de navegación, pudiéndose operar en el puerto de Montevideo como punto central y luego distribuir y atender al resto de la región con buques más pequeños.

El tercer punto es que ese aumento de carga generado por la profundidad de 14 metros y la alta capacidad de atraque incide en los costos unitarios (fijos y variables), reduciéndolos de forma importante. Esa caída de costos se verá reflejada en las tarifas. El gobierno solicitó a la empresa que esa rebaja se haga antes de que surta efecto el impacto por el crecimiento de la carga, lo que fue aceptado y estará vigente a partir del próximo mes. La medida implica un importante fortalecimiento del comercio exterior de Uruguay, conjuntamente con lo cual se aumentarán de 3 a 5 los días de libre permanencia en el puerto de los contenedores de exportación.

La ejecución de la inversión ya se inició con los estudios en la primera parte de la obra y se espera que a fines de 2021 o en los primeros meses del 2022 se esté en el proceso de construcción. En estos meses hay que finalizar los estudios, el análisis de impacto ambiental, la aprobación y la firma de contrato de construcción.

La inversión anunciada de casi US$ 500 millones en el puerto de Montevideo, es uno de los principales proyectos de Katoen Natie en el mundo Montevideo en marcha para ser el único puerto verde en la región Aunque el contrato de Katoen Natie no lo establece, La Mañana confirmó que la empresa y el gobierno de nuestro país han acordado la disposición de molinos generadores de energía en base al viento. Los molinos no se instalarían en el puerto, sino en Puntas de Sayago, pero antes la empresa debe presentar e proyecto e iniciar así el proceso para la aprobación.

La iniciativa no es improvisada, Katoen Natie lleva una década realizando estudios para determinar la viabilidad de producir energía a través del viento, una tecnología incorporada por puertos de avanzada en el mundo, que pondría al puerto de Montevideo como único puerto verde en la región, y así profundizar el concepto de Uruguay como país natural, un valor agregado que cada vez adquiere más peso en un mundo que premia las políticas ambientales.

Los molinos permitirán suministrar energía a los barcos de forma directa y con los motores apagados, eliminando en un 90 o 95% la polución en el puerto. Asimismo, la empresa tiene la intención de gestionar y medir su huella de carbono y todo el concepto de puerto verde y puerto gris.

La elección de Puntas de Sayago y no el puerto de Montevideo para la instalación de los molinos obedece a razones de tipo visual y efectividad, en cuanto a que es un área verde con viento permanente y no interfiere con la fisionomía del barrio.

Comienzo inmediato de la inversión

La ejecución de la inversión ya se inició con los estudios en la primera parte de la obra y se espera que a fines de 2021 o en los primeros meses del 2022 se esté en el proceso de construcción. En estos meses hay que finalizar los estudios, el análisis de impacto ambiental, la aprobación y la firma de contrato de construcción.

Intendente Orsi cuestionó el acuerdo y exigió mayor transparencia
Según informó El País, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, cuestionó la extensión por 50 años de la concesión portuaria a la empresa belga Katoen Natie y exigió transparencia sobre el acuerdo alcanzado.

A través de una carta dirigida al gobierno indicó que si se toman en cuenta los 10 años que restan de la concesión actual por lo que el compromiso sería por 60 años ―condicionando así a los próximos 12 gobiernos nacionales‖.
De acuerdo al medio el intendente de Canelones criticó que ―justamente en el
cuello de botella de la entrada y salida de productos, ¿hacemos un acuerdo que impide la sana competencia?‖. ―¿Entregaremos la llave de nuestro principal puerto por 50 años sin un llamado?‖, publicó el diario El País.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino