Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Se acentuó la caída de la actividad comercial, pero revive en algunos departamentos fronterizos

Se acentuó la caída de la actividad comercial, pero revive en algunos departamentos fronterizos

En algunos departamentos del interior la actividad “murió” tras la emergencia sanitaria, pero en otros hay rubros que pasan por su “mejor momento” al cortarse el “desfiladero” para abastecerse en Brasil

“Estamos golpeados, levantándonos muy de a poquito”. Así resumió el panorama del comercio y los servicios el presidente de la gremial de estos sectores, Julio Lestido. En todo el país, más del 75% de los establecimientos están abiertos, “pero el movimiento todavía está lento”, dijo a Búsqueda.

Las empresas agremiadas en la Cámara de Comercio y Servicios (CCSU) esperan —en promedio— que los efectos de la pandemia en la economía duren siete meses; en ese tiempo deberán subsistir con bajos niveles de venta y escasa rentabilidad, y, en general, sin aumentar personal ni realizar nuevas inversiones. La luz al final del túnel la verán en 2021, con una “recuperación clara” de la facturación. Ese panorama surge de una encuesta de la CCSU difundida ayer miércoles 20: en el primer trimestre las ventas bajaron 1,4% en términos reales, en comparación con igual lapso del año anterior.

Por rubros, las caídas más significativas fueron en “Hoteles” (26,4%), “Restaurantes y confiterías” (7%), “Agencias de viaje” (3,5%), “Papelería y oficina” (7,3%), “Vehículos y repuestos automotrices” (6,4%).
Ello refleja los “efectos de una mala temporada turística” y el inicio de la llegada del Covid-19, indicó la gremial.

En contrapartida, aumentó la venta en los giros de “Informática” (25,4%), “Juguetes” (26,5%) e “Indumentaria” (16,2%), entre otros.
Entre los rubros de servicios, la contracción de la actividad en enero-marzo fue de 12,2%, en promedio.

Dos tercios de los encuestados (66%) espera una reducción de las ventas en este segundo trimestre. En algunos rubros —electrodomésticos, hotelería, jugueterías y ópticas—, nueve de cada 10 prevé que su facturación disminuya.
En tanto, la rentabilidad actual “se desplomó” en el primer trimestre al pasar de 74 puntos a 15 (en una escala de 0 a 100), según la encuesta.

El relevamiento abarcó a más de 350 empresas comerciales (con unos 900 locales en Montevideo y el interior) y casi 80 de servicios, que en total emplean a unos 19.000 trabajadores. Más de la mitad (53%) aseguró que redujo su personal en enero-marzo por el impacto del coronavirus.

Interior
Fuera de Montevideo, los resultados de la encuesta evidencian una situación peor. En el primer trimestre, la actividad comercial bajó 10,8% y 31,6% en las empresas de servicios. La CCSU señala que, por eso, es posible que los negocios en el interior del país tengan una recuperación más dificultosa.

Carlos Delfino, titular de la Confederación Empresarial del Uruguay —que nuclea a una veintena de asociaciones y centros comerciales del interior del país—, dijo a Búsqueda que la situación de las empresas, en especial las de menor porte, es “delicada y van a tener una recuperación larga”. Agregó que lo más “embromado es la incertidumbre hacia delante” porque “nadie sabe si en uno, dos o tres meses esto se termina”, y hay rubros que “si no les dan algo, estarán liquidados”.

De acuerdo a las consultas realizadas por Búsqueda entre varios centros comerciales e industriales departamentales, el nivel de ventas está muy por debajo de la situación previa al Covid-19, salvo en los negocios del giro alimentario y farmacéutico.

La actividad “murió”, señaló Carlos Pérez, presidente de la gremial de comerciantes de Colonia del Sacramento. “Se ven muchos locales vacíos, hay hoteles, posadas y comercios que no van a abrir de vuelta. Es bastante lastimoso y deprimente pasar por el centro”, comentó.

En Salto se nota una reactivación lenta en algunos negocios, dijo el presidente del Centro Comercial e Industrial del departamento, Atilio Minervine. “Muchas empresas cerraron y ahora reabren las que pueden, con la mitad del personal”, aseguró.
En cambio, se “potenció” la venta del rubro alimentación en supermercados, almacenes y empresas distribuidoras porque los “ayudó el cierre de fronteras”. Pero otras actividades se están viendo “muy castigadas”, en especial las vinculadas a los servicios hoteleros y de gastronomía en la zona termal. Ahí les “explotó una bomba, porque el turismo no se puede reinventar”.
Además, Minervine señaló que se agudizó el trabajo informal, por los problemas de empleo.

Añadió que también hay mercadería de contrabando que está circulando, aunque el Bagashopping sigue cerrado desde mediados de marzo. Explicó que en el mercado informal había “mucho stock” de mercadería previo a la llegada del coronavirus pensando en colocarla durante la Semana de Turismo.

En Tacuarembó, los supermercados, almacenes y autoservicios “están en su mejor momento”, reconoció Sergio Mirazón, gerente de la Asociación Empresarial de ese departamento. Explicó que con el cierre de frontera de Rivera, que está a 100 kilómetros de distancia, se frenó el “desfiladero” de autos de familias que iban cada sábado a hacer el surtido del lado brasileño. “El cierre nos ha ayudado a que el dinero se gaste en el departamento y no se fugue”, afirmó. En contraposición, la actividad está “trancada” en los negocios de esparcimiento, como discotecas, wiskerías, hotelería, salones de eventos, confiterías, peluquerías, clubes deportivos.

Sin embargo, en Rivera la situación es “muy difícil”, evaluó Julio Paillex, empresario y exdirectivo de la gremial comercial. Contó que los free shops están en su mayoría cerrados y abren los fines de semana con muy poco personal, porque enviaron a la mayoría al “seguro de paro”. Eso, dijo, está afectando la cadena de pagos y hay un “efecto dominó impredecible”.

En Durazno hay un movimiento “extra” vinculado a la obra de la segunda planta de UPM que comienza a dinamizar el mercado de alquileres, por ejemplo, informó Leonardo Porto, del Centro Comercial e Industrial del departamento. Pero, más allá de eso, el consumo en general se resintió tras la emergencia sanitaria y muestra niveles “muy lentos” de reactivación luego de la Semana de Turismo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino