Rusia podría celebrar en julio la votación para permitir a Putin seguir 16 años más en el poder

Rusia podría celebrar en julio la votación para permitir a Putin seguir 16 años más en el poder

Para evitar que las colas y aglomeraciones en los colegios electorales disparen los contagios por coronavirus, la semana pasada el máximo dirigente ruso firmó la nueva ley que permitirá votar a distancia.

Después de que ayer, pese a una situación de COVID-19 todavía compleja, el presidente Vladímir Putin decidiera celebrar el gran desfile de la victoria sobre la Alemania hitleriana el próximo 24 de junio y el 26 de julio la marcha del «Regimiento Inmortal», un multitudinario homenaje a los caídos en aquella contienda, julio podría ser también el mes cuando se lleve a cabo la votación de las enmiendas constitucionales que permitirán a Putin permanecer otros 16 más en el poder.

Así lo estima al menos el diario ruso Kommersant y la agencia Interfax tras consultar a expertos próximos al Gobierno encargados de organizar la cita a las urnas. Las dos fechas que, según ambos medios, estarían barajando las autoridades rusas para llevar a cabo la consulta serían el 1 o el 8 de julio, ya que para entonces se espera que la pandemia haya remitido y «sea relativamente seguro» desde el punto de vista sanitario convocar a la población. Al parecer, se había incluso contemplado hacer coincidir la votación con el desfile de la victoria, el 24 de junio, pero la exigencia de que una convocatoria electoral de tal naturaleza se tenga que anunciar con un mes de antelación como mínimo lo ha malogrado.

En cualquier caso y para evitar que las colas y aglomeraciones en los colegios electorales disparen los contagios por coronavirus, la semana pasada el máximo dirigente ruso firmó la nueva ley que permitirá votar a distancia, por correo ordinario o mediante un sistema online telemático. Esto ha hecho que la oposición ponga el grito en el cielo porque considera que tal forma de emitir el voto se presta a la manipulación de los resultados y su limpieza es difícilmente verificable. Se estudia también que la consulta se haga al aire libre, en los patios o zonas adyacentes de los colegios electorales, a fin de garantizar la distancia social y minimizar la posibilidad de contraer la enfermedad.

Legitimidad mediante referéndum
Hasta antes de su modificación, la Constitución rusa autorizaba al presidente un máximo de «dos mandatos seguidos». De ahí que Putin ejerciese el poder entre 2000 y 2008, cuando los mandatos eran de cuatro años, y fuese reelegido en 2012 para seis años, a tenor de una modificación en la Carta Magna de 2008, y en 2018 para otros seis.

Pero tras la enmiendas introducidas en la Carta Magna, que el Kremlin quiere someter al criterio de la ciudadanía, la palabra «seguidos» ha desparecido y ningún presidente podrá estar más de 12 años el frente del país.

Sin embargo, el actual jefe del Kremlin sí podrá consumir tal periodo de tiempo pese a que para 2024, cuando se celebren las próximas elecciones presidenciales, habrá alcanzado ya los 24 años entre la Presidencia y la jefatura del Gobierno. Y ello ha sido posible gracias a que en la nueva ley de enmiendas a la Constitución aparece una clausula que pone el contador de mandatos a cero.

Las modificaciones pasaron ya por las dos Cámaras del Parlamento, por las asambleas regionales y hasta por el Tribunal Constitucional, como quería Putin, y éste estampó a continuación su firma en el documento. La nueva Ley Fundamental está ya vigente y no necesita legalmente ninguna consulta popular, ya que los artículos modificados no exigen la formación de una Asamblea Constituyente ni la convocatoria de un auténtico referéndum. Pero Putin ha querido dar a los cambios constitucionales una mayor legitimidad mediante un «plebiscito», según el término empleado por él, que tiene que ver también con su persona y se contempla como un test para comprobar la popularidad de la que goza hoy día. La votación se había previsto en un principio para el 22 de abril, pero el avance de la pandemia obligó a que el máximo dirigente ruso tuviera que suspenderla el pasado 25 de marzo.

Más que Stalin
Si Putin logra la reelección en los comicios de 2024 y en los de 2030, al finalizar esos dos mandatos adicionales, se pondría en los 83 años de edad y sumaría 16 años a los más de 20 que ya lleva al frente de Rusia. Superaría al dictador comunista Iósif Stalin en años de permanencia en el poder.

En cuanto al estado de la pandemia, Rusia anota hoy un total de 370.680 infectados, tras registrar en las últimas 24 horas 8.338 nuevos casos, 577 contagios menos que los registrados el martes. Contabiliza además un total de 3.968 decesos, después de experimentar desde ayer 161 nuevos fallecimientos, 13 menos que el día anterior.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino