Reunión clave en Roma entre el presidente argentino y la directora del FMI

Reunión clave en Roma entre el presidente argentino y la directora del FMI

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, se reunirá este viernes en Roma por primera vez cara a cara con la búlgara Kristalina Georgieva, directora el Fondo Monetario Internacional (FMI), un encuentro clave para la renegociación de la inmensa deuda con este organismo.

El encuentro, que no estaba previsto en la agenda oficial del mandatario sudamericano, fue organizado la víspera en Italia, en el último día de su gira europea.

Fernández logró el apoyo de cuatro países, Portugal, España, Francia e Italia, además del respaldo simbólico del papa Francisco, para sus gestiones ante el FMI con el fin de eliminar o reducir las sobretasas de interés que aplica el organismo de crédito.

El presidente peronista se presenta ante el FMI fortalecido, ya que los cuatro mandatarios europeos se manifestaron a favor de que Argentina negocie con la entidad otro tipo de acuerdo para el pago de las obligaciones contraídas.

La reunión además fue posible gracias a que Georgieva participa junto con la secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, en un seminario organizado por el Vaticano bajo el lema "Soñando un futuro mejor", para abordar los desafíos éticos, económicos y políticos que vive el mundo tras la pandemia de coronavirus.

Argentina debe devolver en los próximos tres años casi la totalidad de los casi 45.000 millones de dólares que el FMI prestó al anterior gobierno liberal de derecha de Mauricio Macri (2015-2019) para evitar en 2018 un colapso financiero y un default de los principales bonos estatales en dólares.

También debe enfrentar este año un vencimiento por 2.400 millones de dólares con el Club de París.

Todos compromisos difíciles de cumplir en plena pandemia de coronavirus, con cifras récord en contagios y fallecimientos.

- El apoyo valioso del papa -

El gobierno busca acordar un programa de facilidades extendidas de hasta 10 años, con cuatro de gracia, para reembolsar el monto recibido por la administración de Macri.

El avance de las conversaciones con la entidad deberá repercutir en el Club de París, de manera de que pueda postergar el pago a esa entidad, compuesta por 22 países, entre ellos Francia, Alemania y Japón.

Durante su periplo europeo, Fernández ha asegurado que la deuda heredada es "impagable" para Argentina, en recesión desde hace tres años, situación agravada por la pandemia, que se agudizó en la últimas semanas por una segunda ola de casos de covid-19.

El encuentro con el FMI fue precedido por una gira técnica realizada a mediados de abril por el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, con el fin de construir apoyos en Europa y el Vaticano.

Entre esos apoyos figura el del papa Francisco, quien recibió el jueves por casi media hora a Fernández en audiencia privada.

Sumamente preocupado por la situación social de su país, el pontífice argentino en varias ocasiones ha pedido reducir o condonar la deuda externa, especialmente la de los países más pobres.

Por ello la reunión de este viernes podría formar parte de la llamada diplomacia "silenciosa" de Francisco, quien batalla desde el Vaticano a favor de una "nueva arquitectura financiera internacional" para abordar las alarmantes desigualdades desatadas por la pandemia.

"Aún queda tiempo para poner en marcha un proceso de cambio global para poner en práctica una economía diferente, más justa, más inclusiva, sostenible y que no deje a nadie atrás. ¡Hagámoslo!" instó el papa el pasado 4 de mayo en un videomensaje divulgado con ocasión del maratón de oración para pedir el fin de la pandemia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino