Relajar o suspender sanciones en este periodo crucial, pide Bachelet

Relajar o suspender sanciones en este periodo crucial, pide Bachelet

La alta comisionada para Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas reclamó ayer flexibilizar o suspender las sanciones económicas impuestas a países como Irán, Venezuela, Cuba y Corea del Norte en este periodo crucial de pandemia debido al coronavirus.

En este contexto, un grupo de cubanos emigrados pidió al presidente estadunidense, Donald Trump, que revoque el bloqueo impuesto a la isla ante el avance del nuevo coronavirus.

Bachelet advirtió: “Es necesario aplicar derogaciones amplias y pragmáticas por razones humanitarias y acordar autorizaciones rápidas y flexibles para obtener bienes y equipos médicos esenciales.

Tanto por razones de salud pública mundial como para apoyar los derechos y la vida de millones de personas en estos países, las sanciones sectoriales tienen que aligerarse, expresó.

En un contexto de pandemia, dificultar los esfuerzos médicos en cualquier país aumenta los riesgos para todos, añadió.

Bachelet insistió en particular en la situación en Irán, uno de los países más afectados por el nuevo coronavirus junto a Italia, China y España, y alertó sobre el impacto de las sanciones en ese país para acceder a medicamentos y a los equipos médicos esenciales, como respiradores y trajes de protección para trabajadores del sector salud.

Trump retiró a Estados Unidos en 2018 de un pacto entre las principales potencias del mundo y la república islámica para supervisar su programa nuclear, con el argumento de que buscaba fabricar una bomba atómica, lo que ha sido rechazado por Teherán.

Según Bachelet, 50 miembros del personal médico iraní perdieron la vida desde que fueron detectados los primeros casos del Covid-19 hace cinco semanas. La alta comisionada también está preocupada por la propagación del virus a países vecinos como Afganistán o Pakistán.

Además en Cuba, Corea del Norte, Venezuela y Zimbabue las sanciones pueden dificultar las labores médicas, sostuvo Bachelet.

La mayoría de estos estados disponen de sistemas de salud frágiles o inestables. Es fundamental que se evite el colapso, habida cuenta de la explosiva repercusión que eso podría tener en términos de muerte, sufrimiento y ampliación del contagio, indicó Bachelet.

En el caso de Venezuela, denunció en sucesivos informes el impacto humanitario que las sanciones internacionales están teniendo sobre la población. Según su oficina, algunos hospitales experimentan cortes regulares de agua y electricidad, así como carencia de medicamentos, equipos, jabón y desinfectante. Aunque esta situación ya existía antes de las sanciones, una relajación de las mismas permitiría una mayor asignación de recursos contra el coronavirus, esgrimió.

En tanto, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, tuiteó: “la alta comisionada se suma al justo, humano y urgente clamor mundial al considerar que: ‘en este momento decisivo, las sanciones sectoriales deberían atenuarse o suspenderse.

Desde Miami, el profesor de origen cubano Carlos Lazo promovió una carta, que ha sido firmada ya por miles de personas, en su mayoría cubanos residentes en el extranjero, que solicita a Trump que cese el bloqueo contra Cuba, al menos mientras dure la pandemia del Covid-19.

El levantamiento de las restricciones o de algunas de ellas permitiría, entre otras cosas, que los cubanos que vivimos fuera le mandáramos dinero a nuestras familias en la isla de manera ilimitada e invirtiéramos en negocios en la isla, señala la misiva.

También le permitiría a Cuba acceder a mercados que ahora le están vedados, y comprar equipos médicos o de otra índole necesarios para su economía.

La lista de restricciones que impone el embargo y que afectan negativamente al pueblo cubano son innumerables. Ahora estas restricciones tendrán un efecto exponencial, declaró Lazo a Sputnik.

Desde mediados del año pasado, Washington incrementó las sanciones contra Cuba, que incluyen persecución financiera y esfuerzos por evitar la isla tenga abasto de combustible, prohibiciones de entradas de cruceros y turistas estadunidenses y un recrudecimiento del bloqueo que dura ya seis décadas.

Hace unas semanas el gobierno estadunidense prohibió las remesas familiares desde otros países a Cuba (ahora sólo es posible desde Estados Unidos). Con la caída del turismo en Cuba, debido a la crisis mundial por el coronavirus, el país podría enfrentar una crisis económica y humanitaria de incalculables consecuencias, advirtió Lazo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino