Relación comercial Bolivia-Cuba: Insatisfacción

Relación comercial Bolivia-Cuba: Insatisfacción

Estuvo como embajador de Cuba en el país cuatro años. Lleva 40 en el servicio exterior cubano.

Esta semana cesó sus funciones el embajador de Cuba, Benigno Pérez Fernández. Bolivia era la quinta embajada en su carrera diplomática, representó a su país en Afganistán, República Checa y Eslovaca, Perú y Ecuador; vuelve a Cuba en los exactos cuatro años que dura una misión en el exterior: “En eso nuestra Cancillería es muy organizada”. Le tocó vivir buena parte del tercer mandato del presidente Evo Morales, la muerte de Fidel (2016), la reposición de embajadas con Estados Unidos, el arranque de la reforma constitucional de Cuba, el declive del Alba. Una vez que dice que Bolivia y Cuba antes que amigos son aliados, ve que ahora acaso el mayor reto sea desarrollar la relación económica comercial entre ambas naciones.

Le tocó la embajada en el tercer mandato del presidente Morales, de la estrecha relación con Cuba.

 No somos amigos, somos aliados de Bolivia. Tenemos un alto nivel de coincidencia en política internacional. Estoy muy orgulloso de haber contribuido a la relación entre los dos países. En mi mandato de cuatro años, el presidente Morales estuvo tres veces en Cuba, de visita oficial; esto no es común. También delegaciones empresariales nuestras han visitado las ferias de Cochabamba y Santa Cruz; y las bolivianas han estado en la feria de La Habana; se ha incrementado el comercio, aunque no en la magnitud que aspiramos. En julio firmamos un acuerdo entre el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba y el Ministerio de Desarrollo Productivo de Bolivia, que va a permitir el incremento de ese comercio, por la vía de un fideicomiso, que ustedes han creado para propiciar las exportaciones bolivianas a Cuba. Estamos a punto de realizar la primera transacción en venta de maderas bolivianas a Cuba; también estamos trabajando en la leche en polvo, aunque un poquito más atrás.

 Pero el gran tema siempre ha sido la alianza política.

Ambos somos parte del Alba, basada fundamentalmente en la cooperación Sur-Sur; ha sido muy importante para Cuba y para Bolivia ser socios de Petrocaribe, o de una asociación que tiene América del Sur también, mediante la cual Venezuela nos ayuda, con precios cómodos y créditos.

 ¿Eso está vigente ahora?

Eso está vigente hoy día, eso no se ha acabado; Petrocaribe existe, a pesar del bloqueo y la guerra económica que Estados Unidos y aliados aplican contra Venezuela. Eso se mantiene. La presencia aquí de 762 colaboradores de la salud cubana es parte de esa alianza; la participación cubana en la campaña de alfabetización. Ayudamos cuando había dificultades en la electricidad, al cambio de creo 10 millones de bombillos. Eso es ser aliados.

 ¿Ahora, el Alba no está de capa caída?

 Está atravesando dificultades, y estamos trabajando para salvarlas, Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, porque nosotros creemos no solo en el Alba, sino también en la Celac, Unasur, sobre todo en la Celac, que es la que nos incluye a todos; es la primera vez desde (Simón) Bolivar, él intentó crear una organización continental nuestra, sin tutelajes, entre iguales; y la primera vez que se logró fue cuando se constituyó la Celac. Ahora, lamentablemente, bajo presión norteamericana hay un grupo de países que no quieren que la Celac funcione. Nosotros los cubanos creemos que es posible la unidad en la diversidad; no podemos aspirar a que tal país que tiene un gobierno electo por el pueblo y que es de derecha, que tenga que ser de izquierda para coordinar acciones; tenemos que ser capaces de coordinar acciones dentro la diversidad, que es posible.

 También ustedes están con reforma constitucional.

Estamos discutiendo con el pueblo una nueva Constitución, que se va a aprobar posiblemente en febrero del año que viene. Son enormes los cambios: de la actual Constitución, de 76 artículos, solo 13 se mantienen intactos, los demás o se modifican o desaparecen, y se incorporan otros. Y la estamos discutiendo desde los barrios, centros de trabajo, estudiantes, universidades, escuelas secundarias, nosotros aquí, los cubanos residentes en el exterior...

 ¿Es verdad que están borrando la palabra comunismo?

 Es un poco filosófico. La aspiración de llegar al comunismo no la hemos eliminado. Carlos Marx dijo que el comunismo tiene que triunfar a escala global. Todos sabemos que el comunismo no sé si se habrá alejado, pero sigue lejos, la sociedad comunista; pero lo que sí estamos construyendo es la sociedad socialista, a la cubana.

Volvamos a la relación bilateral. Lo primero que uno piensa es en la Operación Milagro.

 La cifra del trabajo realizado por la brigada médica cubana a partir de 2006  es impresionante; por aquí han pasado más de 8.000 colaboradores de la salud, de los que no todos son médicos; hay médicos, enfermeros, electromédicos, técnicos, aunque la mayoría son médicos. De 700, más de 400 son médicos, todos especialistas; son más de 65 millones de consultas médicas, miles de operaciones. El 13 de agosto de este año, el día del cumpleaños de Fidel, la brigada unos días antes llegó a 700.000 operaciones oftalmológicas, por lo cual ningún paciente ha pagado un centavo. La inmensa mayoría son bolivianos; pero hay argentinos operados, y es que teníamos un centro en Villazón, otro en Yacuiba; tenemos un centro en El Alto, a donde vienen peruanos; un centro en Riberalta, brasileños que cruzan el río y van a operarse. ¿Por qué no, si el principio de la Operación Milagro es que sea gratuita? Es una cosa muy hermosa, porque usted se imagina ser condenado a la oscuridad por no tener dinero. Una operación de cataratas dura 20 minutos y vale cientos de dólares en las clínicas privadas; un pterigium, más fácil todavía, se opera en 10 minutos.

 ¿Cómo está la relación comercial, que es lo que menos se piensa entre Bolivia y Cuba?

 Nuestra evaluación de la relación comercial es de insatisfacción, porque estamos convencidos de que se puede hacer más. Cuba exporta a Bolivia medicamentos; nosotros tenemos una gran industria de medicamentos; allí, más del 90% de los medicamentos que consumimos los cubanos es hecho en Cuba; compramos materias primas y lo hacemos en Cuba. Creemos que hay más posibilidades de exportar medicamentos cubanos a Bolivia. La estructura administrativa de ustedes es un poco complicada. Hasta donde hemos podido hacer ventas directas entre empresas cubanas y bolivianas, se ha avanzado, pero realmente poco para lo que aspiramos.

Pero hay perspectivas...

 Hay una empresa cubana que en este momento está construyendo tres plantas: Laelofan. Dos plantas de liofilización... el chuño; la deshidratación, de frutas, una en el trópico de Cochabamba y otra en Palos Blancos, en el norte de La Paz; y otra de procesamiento de estevia en el trópico de Cochabamba. Las tres se deben inaugurar en los próximos meses. Yo inauguré una, de procesamiento de frutas en Valle Sacta, también en el trópico. Cuba vende aquí ron, Ron Habana. Hemos tratado también de vender medicamentos a empresas privadas y se han logrado algunas cosas, pero todavía es incipiente, en muy pequeña cantidad. También estamos trabajando con el Ministerio de Medioambiente y Aguas algunos proyectos de asesoramiento, que no sería venta de productos, sino asistencia técnica, servicios. En turismo se ha avanzado muy poco. Irán a Cuba unos 2.000, 3.000 turistas bolivianos al año. Estamos trabajando con BOA para que vuele a Cuba en vuelos regulares. A fines de mes va una delegación de BOA a Cuba a conversar con Cubana de Aviación.

 ¿Cooperación de Bolivia a Cuba?

 Bueno, la cooperación ha sido de allá para acá.

 ¿Qué le dio mayor satisfacción y qué cree que no pudo hacer?

 Lo no hecho queda para el que viene. Me voy con el deber cumplido. Me hubiera gustado quedarme hasta octubre de 2019, para ver todo este año, que va a ser muy interesante, una palabra muy diplomática, un año electoral.

 ¿Algo pendiente?

 El tema de las relaciones económicas comerciales es un reto para el que viene. Concretar lo que ya firmamos, ya tenemos el acuerdo, la sombrilla, pero ahora hay que aterrizar todo eso, con ofertas, con conversaciones; no podemos quedarnos con la madera o la leche en polvo. Se ha hablado de la caña de azúcar, ustedes tienen muy buena caña; Cuba importa caña de Brasil y Argentina. Se ha hablado de productos que para el cubano medio son desconocidos, quinua, chía; la gente (en Cuba) no conoce esto.

Benigno Pérez Fernández: “Hay gente que cree que en Cuba no hay elecciones ni democracia; lo que hay es una democracia diferente; en Cuba se reúnen los vecinos, por barrio, y proponen, no menos de 2 ni más de 9 candidatos, ese será su delegado...”

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino