Registran demanda “muy grande” de residencias de argentinos

Registran demanda “muy grande” de residencias de argentinos

Para reforzar al equipo, el Poder Ejecutivo designará como funcionario en la embajada en Buenos Aires a un empresario cercano al presidente Luis Lacalle Pou.

Todavía está muy lejos de ser el número mágico de 100.000 argentinos que en enero surgió como meta del presidente Luis Lacalle Pou. Y sin embargo, el movimiento de interesados en aprovechar la flexibilización dispuesta por el gobierno para obtener la residencia fiscal y vivir en Uruguay comenzó a tomar fuerza.

El Consulado General en Buenos Aires tiene en trámite cerca de 800 solicitudes de residencia de argentinos, recibidas en el último mes, dijeron a Búsqueda fuentes de la Cancillería y de los estudios jurídicos uruguayos que tienen clientes interesados en el tema.

―La demanda actual es muy grande. Los pedidos llegaban desde Uruguay XXI, de estudios jurídicos‖, relató Lilián Alfaro, hasta la semana pasada cónsul general en la capital argentina. Entre los interesados ―hay empresarios de mucho peso‖.

Alfaro dijo que ―si antes se tramitaban dos o tres por día‖, ahora el ritmo es 10 veces superior. ―Con la situación de Argentina y la pandemia no es que ahora sean 500 por día, pero a medida que pasen los días va a aumentar‖.

También ―aumentaron mucho‖ los trámites iniciados en Montevideo, relataron los informantes.

El gobierno decidió sumar un nuevo esfuerzo con ese fin. El Ministerio de Relaciones Exteriores tiene previsto designar como funcionario de la embajada en Buenos Aires a José Reyes, un uruguayo que vive desde hace años en Argentina y tiene vínculos con el sector empresarial local.

Reyes tiene muy buena relación con el presidente, al punto que fue uno de los invitados al almuerzo celebratorio que Lacalle Pou mantuvo en el restaurante italiano Fellini, en Pocitos, después del balotaje de noviembre de 2019.

La flexibilización
En varias oportunidades, el presidente expresó su intención de atraer extranjeros.

―Estamos seguros que nuestro país se va a convertir en un destino no solo para invertir sino también para que familias vengan a vivir y disfrutar de nuestras playas‖, dijo Lacalle Pou en enero. El Observador publicó entonces que el gobierno tenía un plan para traer a 100.000 argentinos. El mandatario insistió en los últimos días sobre el concepto, pero sin hablar de nacionalidades. ―Uruguay perfectamente puede recibir 300.000 personas y la verdad es que le haría muy bien‖, declaró al portal Infobae.

Mediante un decreto firmado en junio, el Poder Ejecutivo introdujo dos nuevas causales para configurar la residencia fiscal en Uruguay, en el marco de una política de promoción de inversiones y generación de empleo en el país.

Por un lado, que el extranjero posea en el país una inversión en inmuebles por valor superior a las 3.500.000 unidades indexadas a la inflación (unos US$ 370.000) y una presencia efectiva en territorio uruguayo de 60 días en el año civil.

Por otro, que tenga una participación directa o indirecta en una empresa por valor superior a 15.000.000 de UI (aproximadamente US$ 1.585.000) realizada a partir del 1º de julio de 2020 y que genere al menos 15 nuevos puestos de trabajo en relación de dependencia, a tiempo completo, en el año civil y que no impliquen disminución de empleos en compañías vinculadas.

Paralelamente, el Ejecutivo propuso por ley dar la opción a los nuevos residentes fiscales en Uruguay que puedan optar por un mecanismo de ―tax holiday‖ durante seis ejercicios, por única vez y exclusivamente en relación con las rentas de capital pasivas del exterior.

La estrategia del gobierno ha sido cuestionada por legisladores del Frente Amplio e, incluso, legisladores del sector colorado Ciudadanos alertaron que el cambio de régimen puede provocar problemas al país.

Consultada por Búsqueda, Amparo Mercader, socia de PwC en Estados Unidos, dijo que ―la flexibilización de los criterios para obtener la residencia son una herramienta útil y muy usada en el mundo para atraer inversiones‖. En el caso del cambio planteado por el gobierno, ―está dentro de los lineamientos autorizados por la OCDE‖. De hecho, añadió, hay otros países miembros de la OCDE ―más flexibles‖ en esa materia.

―El gran salto que tiene la oportunidad de lograr Uruguay es que quienes decidan mudarse al país, también lo vean como un lugar para desarrollar sus negocios‖, añadió la experta tributaria.

El flujo que comenzó con fuerza el último mes parece más relacionado con el interés de vivir en Uruguay que con los negocios. ―Muchos clientes a los que les tramitamos la residencia resolvieron irse de Argentina por su preocupación por la seguridad, por ejemplo, y la cuarentena establecida por la pandemia no hizo más que darles un empujón final‖, relató una fuente de uno de los principales bufetes uruguayos.

A comienzos de julio, el estudio González Mullin Kasprzyk & Asociados emitió un comunicado en el que informó que habían recibido más de 100 consultas de argentinos. ―A nivel general, las preocupaciones que expresan respecto a su país son dos: el presente y futuro económico de Argentina y los estragos causados por la pandemia por Covid-19‖, describió.

La excónsul Alfaro, vinculada al Movimiento de Participación Popular, fue más crítica con el plan del Poder Ejecutivo y quienes lo usan. La mayoría de los argentinos que se quieren ir ―son opositores al gobierno‖. Es una oposición
―terrible‖, añadió, ―aunque tenga una pandemia, aunque haga las cosas bien, es oposición desde el primer día, nada les sirve‖.

Alfaro dijo que, igual que sus compañeros del MPP, le preocupa que esto pueda resentir ―la relación entre Uruguay y Argentina‖.

Colegios
El interés de los empresarios argentinos de venir a Uruguay se reflejó en varios rubros en los últimos meses, desde el sector inmobiliario hasta el agro, aunque en muchos casos no pasó de una consulta inicial.

Luego de los cambios realizados a la residencia fiscal, aumentaron considerablemente las consultas de familias argentinas para inscribir a alumnos en colegios privados uruguayos, señalaron a Búsqueda integrantes del sector. ―En general hemos tenido en varios colegios muchas consultas de argentinos, muy por encima de lo normal, en este caso no solo en colegios de Punta del Este sino también de Montevideo‖, dijo Juan Carlos Noya, presidente de la Asociación de Institutos de Educación Privada (Aidep).

Un año atrás, tras el resultado el 11 de agosto de las elecciones presidenciales primarias en Argentina (conocidas como PASO), que dejaron muy factible la posibilidad de que Mauricio Macri perdiera la presidencia y Alberto Fernández fuera electo, se produjo en Punta del Este un incremento de las consultas de argentinos por viviendas nuevas y en colegios privados.

Entre las instituciones capitalinas que más llamadas recibieron en las últimas semanas se encuentran The British Schools y el Ivy Thomas. ―De hecho, antes de las vacaciones de julio tuvimos varias entrevistas por Zoom. Por ejemplo, el caso de una familia uruguaya que vive en Argentina y ahora decidió volver al país, y el de otra familia colombiana que reside en Buenos Aires y decidió radicarse en Montevideo, entre otras consultas que también nos están llegando por mail‖, informó Yolanda Goldaracena, subdirectora de Secundaria del Ivy Thomas. ―Según colegas del sector, sabemos que en varios colegios de Punta del Este este
fenómeno no es tan nuevo. Pero nosotros, si bien hemos tenido casos sobre todo desde 2010, percibimos que ahora hay un mayor flujo de interés de familias argentinas, y esto se generalizó, porque se están haciendo consultas en otros colegios de Montevideo, donde este auge de interés desde Argentina es algo nuevo‖.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino