Reforma tributaria en Argentina remece el mercado de los bebestibles

Reforma tributaria en Argentina remece el mercado de los bebestibles

El proyecto que impulsa el gobierno de Macri busca aumentar los impuestos a las bebidas azucaradas y cervezas en dicho país.

La reciente revelación de los detalles de la reforma tributaria que prepara el gobierno argentino no tardó en generar repercusiones sobre empresas chilenas que operan en ese país.

Esto, porque según aseguró el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, uno de los cambios que contempla el proyecto que enviarán en unas dos semanas al Congreso, a la espera de "su rápida aprobación", tiene relación con aumentar el impuesto tanto a las bebidas azucaradas, como a ciertos bebestibles alcohólicos. En ambos mercados participan empresas nacionales.

Las cervezas pasarán de tributar un 8% a un 17% en dicho país, mientras que el vino y la sidra, de 0 a 10% de forma gradual. En el caso de las bebidas gaseosas, en general, y otras bebidas sin alcohol que tienen azúcar añadida, la reforma contempla un aumento desde los 4% y 8% actuales, hasta un 17% gradual, sin embargo, las variedades light o sin azúcar mantendrán una tasa del 0%.

Lo anterior, generó que ayer los títulos de CCU y Embotelladora Andina experimentaran un descenso de 4,41% y 1,6% respectivamente, caídas diarias que ambas compañías no registraban desde el año pasado (ver infografía).

Si bien la noticia golpeó fuertemente las acciones de estas compañías, desde el año pasado que CCU visualizaba como un posible riesgo este aumento impositivo. "Un aumento en la tasa de dichos impuestos o de cualquier otro (de los productos que comercializa en Argentina) podría afectar en forma negativa nuestras ventas y rentabilidad", indicó la firma en sus últimos resultados anuales.

Celulares y televisores

No solo el mercado de los bebestibles experimentaría cambios con la reforma tributaria que busca empujar el gobierno de Mauricio Macri.

Lo anterior, considerando que otros productos como celulares y televisores, entre otros bienes tecnológicos de similares características, experimentarían una reducción considerable en sus impuestos, pasando del 17% actual a un 0%.

Así, el atractivo que tenía para los turistas trasandinos viajar a Chile para adquirir este tipo de productos se iría reduciendo, quedando en el pasado la idea de que Santiago es el nuevo Miami de los argentinos. Si se concreta esta reducción, los celulares y televisores se sumarían a los cambios impositivos que ya experimentaron los computadores y notebooks, cuyos aranceles bajaron de 35% a cero este año.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino