Reanudan vuelos nacionales en Argentina tras más de siete meses de cierre por COVID-19

Reanudan vuelos nacionales en Argentina tras más de siete meses de cierre por COVID-19

Argentina reanudó hoy los vuelos comerciales dentro del país, luego de más de siete meses sin servicios regulares debido a la pandemia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

Bajo protocolos acordados por los ministerios de Transporte, de Turismo y Deportes, de Salud y de Seguridad, fueron reactivadas cuatro rutas nacionales operadas por la compañía Aerolíneas Argentinas desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, ubicado al sur del Gran Buenos Aires.

Las ciudades de San Salvador de Jujuy (norte), Mendoza (oeste), Ushuaia (sur) y Tucumán (norte) fueron los destinos de este día, mientras que el viernes habrá vuelos a las ciudades de Mendoza (oeste), Córdoba (centro) y Salta (norte), en el regreso de la actividad aérea tras la suspensión dispuesta el 19 de marzo pasado.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, dijo a Xinhua que "han sido siete meses bastante complejos. Por un lado, no teníamos operaciones aéreas nacionales o internacionales, y también teníamos una restricción a la posibilidad de circulación de autobuses y trenes de larga distancia".

"Estamos reactivando el transporte (aéreo) de cabotaje del área nacional y también los micros (autobuses) de larga distancia y trenes en el ámbito nacional. Esa rehabilitación va a ser paulatina, entendiendo que hay todavía un nivel de circulación muy importante del COVID-19 en muchas de las jurisdicciones", dijo.

"Varias provincias están con situaciones muy críticas y, por lo tanto, le hemos dado la facultad a cada uno de los gobernadores para que autoricen esa recepción de vuelos o de micros (autobuses)", añadió.

El funcionario consideró que el regreso de los servicios "es un primer paso que necesitábamos dar. Había mucha gente que estaba con necesidades de poder utilizar el transporte público, tanto trabajadores esenciales, que recorrían largos kilómetros en sus vehículos particulares, como situaciones particulares, casos de emergencia que no podían ser cubiertos, tratamientos médicos que no podían ser cubiertos porque no tenían posibilidad de movilización".

"Esperamos que en los próximos meses tengamos mayor cantidad de frecuencias y, por sobre todas las cosas, poder llevar más personas, no solamente los que son considerados esenciales, sino también a los que son considerados exceptuados", señaló.

Los requisitos para poder acceder a un vuelo establecen que el pasajero debe ser un trabajador de rubros considerados "esenciales" según la normativa vigente, o tener que asistir a un tratamiento médico, y, además, contar con un certificado habilitante de movilidad, que se debe completar entre 24 y tres horas antes de la salida del vuelo.

Entre las medidas para la reanudación de los vuelos regulares está la obligación de portar boletos digitales y llegar a la estación aérea con al menos dos horas de antelación a la hora prevista para la salida del vuelo.

A la terminal sólo puede ingresar el pasajero con documentación válida para su vuelo, sin que puedan entrar acompañantes. Para facilitar la labor, el Aeropuerto de Ezeiza implementó cámaras termográficas con tecnología avanzada para tomar la temperatura corporal a las personas, que deben llevar puesto un tapabocas tanto en la estación como en todas las etapas del vuelo.

El ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, consideró en entrevista con Xinhua que "la regularización de los vuelos de cabotaje es un gran primer paso".

"Es un paso importante hacia la nueva normalidad, en la cual vamos a tener que convivir con el virus. Tenemos la vocación de trabajar en una agenda de reactivación, de reconstrucción, y estas medidas van en ese sentido", resaltó.

"Se ha hecho un trabajo fantástico en términos de elaboración de protocolos, con los profesionales de nuestro Ministerio, con el sector privado. Es un trabajo virtuoso, que ha funcionado muy bien y ha sido homologado por las 24 provincias de Argentina", abundó.

Lammens remarcó que en la primera etapa los vuelos no pueden llevar turistas, pero en los próximos días se harán pruebas con algunas de las provincias que no tienen circulación comunitaria del virus para que puedan recibirlos.

"Tenemos la voluntad de empezar a abrir de a poco para vuelos internacionales, sobre todo en principio con los países limítrofes. Estamos haciendo una prueba con Uruguay en los próximos días, porque al país le interesa recuperar el turismo con países limítrofes, sobre todo con Brasil y con Chile", afirmó el funcionario.

Los servicios de transporte aéreo, terrestre y ferroviario de larga distancia fueron cancelados en Argentina en marzo pasado, cuando el gobierno nacional implementó una cuarentena obligatoria para mitigar la propagación de la COVID-19, aislamiento que, con una reapertura gradual de comercios e industrias, actividades escolares y del transporte, se extiende hasta el 25 de octubre próximo.

Argentina registró su primer caso de COVID-19 el 3 de marzo y contabilizó hasta la noche del miércoles 1.037.325 casos y 27.519 decesos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino