Rajoy admite el "riesgo" del recurso ante el TC, pero volvería a presentarlo

Rajoy admite el "riesgo" del recurso ante el TC, pero volvería a presentarlo

El presidente del Gobierno ha admitido el "riesgo" que asumió al presentar un recurso contra la investidura de Carles Puigdemont, un recurso cuya base jurídica rechazó el Consejo de Estado y que posteriormente el Tribunal Constitucional aparcó su admisión a trámite aunque en su lugar anunció medidas cautelares que impiden la investidura del prófugo salvo que sea presencial y con autorización judicial. Y pese a ese riesgo, Mariano Rajoy ha asegurado estar "satisfecho" con el resultado final y ha recalcado que de repetirse la situación "volvería a actuar de la misma manera".

El presidente se ha pronunciado así en una entrevista en Los Desayunos de TVE, minutos antes de que presidente del Parlament, Roger Torrent, aplazara sine die el pleno de investidura que debía celebrarse esta tarde y, además, ordenara a los servicios jurídicos de la Cámara catalana presentar alegaciones al Alto Tribunal para que permita la reelección "con garantías" del presidenciable de Junts per Catalunya (Jxcat). Las últimas noticias apuntaban a que el programa de Gobierno del candidato sería presentado por persona interpuesta, algo que también declaró prohibido el Constitucional.

 

"El Tribunal ha sido muy claro y lo que ha dicho es de sentido común. Espero que no se incumpla lo que dice porque ya es momento de que Cataluña recupera la normalidad", ha advertido Rajoy para quien una aparición por sorpresa del prófugo en la Cámara catalana "sería el culmen del espectáculo". Y ha añadido: "En ese caso tendríamos que estar a lo que dijera el juez".

"El Gobierno debe estar a la mayor"

El presidente del Gobierno ha explicado que cambió su estrategia de esperar siempre a los hechos para dar una respuesta judicial a los mismos y lanzarse a una actuación preventiva firmando un recurso contra hechos que aún no se habían producido para evitar que hoy se celebrara un pleno en el que Puigdemont fuera elegido presidente. "España es un país serio como para permitir esta suerte de bromas, ha señalado.

Ha admitido que eso fue "asumir demasiados riesgos" pero ha insistido en que "el Gobierno debe estar a la mayor". En ese escenario ha afirmado: "Mi obligación era evitar una situación disparatada. Ahora estamos satisfechos porque lo que queríamos nosotros era que no se celebrara un pleno. El Gobierno cumplió su obligación y volvería a hacer lo mismo".

Rajoy ha desmentido también haber llamado a ningún miembro del TC para conseguir que la decisión del Alto Tribunal fuera finalmente favorable a las tesis gubernamentales. "Eso no es cierto, ningún miembro del Constitucional habría admitido presiones", ha asegurado.

"No mantengo lo que dije" sobre la brecha salarial

El presidente se ha referido además a su polémica afirmación hecha hace sólo unos días respecto a la brecha salarial entre hombres y mujeres. En esa ocasión apartó de sí el asunto pidiendo no meterse en ello como si no fuera un tema en el que el Gobierno tuviera que intervenir. Hoy, Rajoy ha retirado sus palabras: "No, no mantengo lo que dije. Basta que haya suscitado alguna duda para que yo no lo mantenga", ha señalado.

Respecto a las grandes cuestiones de Estado como los Presupuestos, la financiación autonómica, las pensiones o el pacto del agua, ha asegurado estar abierto al diálogo y al acuerdo con todas las fuerzas políticas. "Esta es una legislatura excelente para llegar a acuerdos porque nadie tiene la mayoría", ha dicho.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino