¿Qué esperan los empresarios españoles en Cuba de la visita de Pedro Sánchez?

¿Qué esperan los empresarios españoles en Cuba de la visita de Pedro Sánchez?

Las compañías presentes en la isla celebran la visita oficial, pero piden soluciones para sus problemas

“Un poco de cariño”, reconoce el presidente de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba (AEEC), Xulio Fontecha, sobre lo que espera la comunidad española ante la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, este jueves.

No se prevé ninguna solución mágica a los problemas de retrasos en los pagos que sufren las empresas españolas (estimado en unos 300 millones de euros) por parte de las importadoras estatales cubanas, a causa de la falta de liquidez en el país. Pero sí que se puedan crear nuevos mecanismos que mejoren la situación actual.

Se echaba en falta apoyo institucional

Fontecha cuenta que la colonia española se había sentido “huérfana” hasta ahora y que no se comprendía esta ausencia institucional en un país con vínculos socioeconómicos como Cuba. Mientras que la última visita oficial de un presidente español fue hace 32 años, desde 2015 han pasado por la isla mandatarios de Francia, Italia y hasta Estados Unidos, con la visita de Obama, entre otros.

“Teníamos la sensación de que no venía nadie, cuando hace años siempre andaba por aquí un presidente de comunidad autónoma, un alcalde”, destaca. Añade además que los empresarios no comprenden las críticas de la derecha ante cualquier acercamiento con Cuba. “No entendemos que Cuba forme parte del debate nacional en lugar de ser política de Estado”, señala.

A causa o no de esta incomparecencia política, la importancia de las empresas españolas en la isla se ha diluido un poco en los últimos años en detrimento de otros países europeos. Aún así, la presencia española en la isla sigue siendo muy fuerte. España es el tercer socio comercial de Cuba, con más de 900 millones de exportaciones a la nación caribeña, solo superado por los aliados estratégicos China y Venezuela, pero el número de empresarios españoles supera con creces a los de cualquier otro país. No en vano, con más de 230 asociados la AEEC es la única agrupación de empresarios extranjeros aprobada por el gobierno cubano.

El tejido empresarial español está formado sobre todo por pymes que exportan al país desde suministros para construir infraestructuras turísticas hasta productos agroalimentarios. Además de las grandes cadenas hoteleras, que gestionan el 71% de las habitaciones de hoteles de la nación en un régimen de explotación junto a una contraparte cubana. Las autoridades cubanas están satisfechas con el trabajo de las empresas españolas y les gustaría que se materializaran más proyectos de inversión con capital español para seguir desarrollando los sectores estratégicos del país y lamentan la falta de liquidez que sufren, más de lo que les ocurre a empresas de otros países, como por ejemplo Canadá.

La falta de liquidez impide un mayor desarrollo empresarial

Fontecha considera que la visita de Sánchez no puede resolver el problema concreto de los retrasos en los pagos porque no depende de España, pero sí podría servir para impulsar medidas que lo mitiguen en el futuro. Una de las grandes demandas de la colonia española es que el Gobierno español impulse -a través del Estado o bancos privados- diversas de créditos blandos a las importadoras cubanas para garantizar el pago a las empresas españolas, como precisamente hace Canadá a través de la Canadian Credit Corporation. Eso facilitaría además que más compañías españolas ganarán licitaciones a proyectos, ya que a veces las autoridades cubanas tienen más en cuenta los aspectos financieros que los técnicos.

Hace unas semanas, Cuba aprobó una nueva legislación que facilita la entrada al país de bancos extranjeros para que instalen oficinas en el país y realicen esta función. Esa modificación legal pasó prácticamente desapercibida, a pesar de la importancia que puede tener en el futuro del país. Actualmente, solo el Banco Sabadell -con una empresa mixta- y el BBVA están presentes en el país y puede que la delegación de empresarios que acompañan al presidente incluya a algún representante financiero con la intención de explorar el mercado.

Junto con los ministros de Exteriores e Industria, Pedro Sánchez irá acompañado por una representación de 24 empresarios de compañías de diferentes tamaños. Algunos de ellos forman parte del Ibex 35, entre los que destacan directivos de Telefónica, Iberia o el presidente de Aena, Maurici Lucena. También acudirán el de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet. No viajará el expresidente de la patronal catalana Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, que ha colaborado en la preparación del viaje y ha participado en otros viajes empresariales a la isla.

El impacto en las pymes

Las pymes presentes en Cuba reciben la llegada de estas grandes empresas con una mezcla de recelo y esperanza. Por una parte, se espera que su aterrizaje provoque un efecto llamada y que al entrar el resto de pequeñas empresas se vea beneficiada por un efecto arrastre ya que sería lógico que se convirtieran en sus proveedores principales, como ocurre con el incremento de la presencia francesa gracias a la constructora Boygues.

La firma gala es la única empresa extranjera con capacidad de construir en la isla y se encarga de las obras de prácticamente todos los nuevos hoteles en La Habana. “En sectores como la alimentación, el turismo y las infraestructuras pueden entrar nuestras grandes empresas y apoyarse en nosotros”, afirma Fontecha.

Por otro lado, muchas pymes presentes en el país desde hace años ven el desembarco de estas firmas como una amenaza a la posición conseguida en Cuba después de años peleando, y temen que les arrebaten buena parte del mercado. “Muchos llevamos años aquí, con la esperanza de un cambio para estar en el meollo y vemos peligrar el fruto de tanto esfuerzo”, señala un pequeño empresario que refleja el sentir de otros que llevan décadas viviendo en la isla.

Cuba busca abrir la economía

Las autoridades cubanas son bastante ajenas a esta situación y están inmersas en mejorar la situación económica de su país, que se ha visto agravada en los últimos años. El debilitamiento de Venezuela junto con el recrudecimiento de las sanciones de Estados Unidos bajo la administración Trump está poniendo en aprietos las reformas impulsadas por el exmandatario Raúl Castro. Para el profesor de la Universidad de Texas y autor de Raúl Castro y la nueva Cuba, Arturo López-Levy, el nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, buscará en España liberarse de la presión externa que sufre por otras vías.

Otra de las cosas que más busca el gobierno cubano de las firmas extranjeras son proyectos de inversión que estimulen la exportación cubana hacia España porque el saldo comercial con el país ibérico es exageradamente negativo. Otra vez se toma como ejemplo a Francia y Canadá como lo hace Pernod Ricard con la mixta que tiene con Havana Club, o la canadiense Sherritt con la explotación de carburantes y minería. Se deberá ver si la visita sirve para dar el impulso que la comunidad española venía pidiendo de hacia años.

 

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino