Putin extiende la ‘cuarentena’ en Rusia a todo el mes de abril

Putin extiende la ‘cuarentena’ en Rusia a todo el mes de abril

Rusia registra su récord de infectados en un día, 771, hasta superar los 3.500.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado que todo el mes de abril será un “periodo no laboral” en Rusia, lo que en la práctica significa alargar en la mayoría de las regiones rusas la cuarentena que comenzó la semana pasada para intentar frenar la expansión de la Covid-19. Un día antes el Kremlin activó ayudas económicas (más de 16.000 millones de euros) ante la evidencia de que la epidemia también va para largo en Rusia.

En su segundo mensaje a la nación debido a la crisis sanitaria, Putin también prometió este jueves medidas sociales para apoyar a los ciudadanos y negocios afectados por la pandemia.

A Moscú no le queda más remedio que adaptarse a la nueva realidad y va aceptando poco a poco que lo que estaba previsto para hoy no queda más remedio que aplazarlo a mañana. Este jueves se ha registrado el mayor repunte en un día desde que se inició la crisis, 771 nuevos casos, lo que eleva la cifra a 3.548. Esta situación ha puesto al Gobierno en pie de alarma, ya que hace una semana, los números no llegaban al millar. Se contabilizan, de momento, 30 fallecidos.

Moscú aprueba 16.000 millones para hacer frente a la pandemia y sus estragos

El mandatario ruso aseguró que la “semana no laboral” que él mismo decretó la semana pasada ha permitido ganar tiempo para actuar contra la epidemia. Pero aseguró que el pico de la crisis, incluida Rusia, aún no se ha alcanzado. Y en Moscú, donde se registran más de la mitad de los infectados, no se ha logrado “dar la vuelta” a la situación.

”Hasta ahora hemos podido proteger a las personas mayores de una amenaza grave, hemos prevenido el brote de la epidemia en guarderías y escuelas, universidades y otras instituciones educativas”, dijo Putin.

Entre los planes que el coronavirus puede cambiar se encuentra la cita del 9 de mayo, cuando Rusia quería celebrar por todo lo alto el 75 aniversario del Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria (como aquí se llama la Segunda Guerra Mundial). Según la prensa local el Kremlin y el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, están buscando una fecha más acorde con la realidad actual.

Ambos estudian dos posibilidades. La primera, mantener el desfile, aunque entonces se haría sin público ni tribuna en la plaza Roja. La segunda, trasladar la parada militar a septiembre, según revela el económico RBK. Desde 2010 todo el mundo celebra el fin de la Segunda Guerra Mundial el día 2 de ese mes, pero Rusia lo hace el día 3. Esta solución permitiría celebrar el desfile con público y por todo lo alto.

La crisis del coronavirus provoca la dimisión de dos gobernadores regionales

El principal partido de la oposición, el Partido Comunista, ya propuso llevar el Día de la Victoria al otoño, pero al 7 de noviembre, aniversario de la Revolución de Octubre. Esta formación también aplazó a esa fecha los actos por el 150 aniversario del nacimiento de Lenin, que se cumple el 22 de abril.

Aunque la crisis sanitaria ha tardado en llegar, las autoridades prevén que sea larga y costosa, como en los otros países europeos.

El Gobierno se reunió el miércoles por videoconferencia con el presidente Putin, quien hace una semana tuvo contacto con un médico que ha dado positivo por coronavirus. En el encuentro, aprobó la puesta en marcha de una batería de medidas económicas para parar el golpe.

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, explicó a Putin a través del plasma que el Ministerio de Finanzas ha reservado 16.300 millones de euros (el 1,2 % del PIB) “para luchar contra la expansión del coronavirus y llevar a cabo medidas anti-crisis”.

Putin se reunió con el Gobierno a distancia tras tener contacto con un médico que dio positivo

Con anterioridad, Putin ya anunció la suspensión de los pagos de los préstamos al consumo y las hipotecas, apoyo a las pymes y el adelanto de subsidios sociales a quienes se vean más afectados por la crisis.

Esta también se está cobrando víctimas políticas. Dos gobernadores regionales (equivalente a presidente de comunidad autónoma en España) han presentado su dimisión. Se trata de Ígor Orlov, gobernador de la provincia de Arjánguelsk (mar Blanco), y Serguéi Gáplikov, gobernador de la república de Komi. Contra ellos ya había quejas en el partido gubernamental Rusia Unida sobre la forma de afrontar la crisis del coronavirus.

Después de que Putin ordenase una “semana no laboral”, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, decretó el cierre de toda actividad no esencial en la capital rusa, lo que incluye alimentación y farmacias, e impuso el confinamiento de la población en sus casas para esa semana. Dos tercios de las regiones rusas han seguido su ejemplo por orden del Gobierno central.

El Kremlin estudia aplazar el desfile del 75 aniversario de la Victoria a septiembre

Anna Popova, directora de Rospotrebnadzor (Agencia de Protección del Consumidor), ha señalado que como el régimen de incubación del virus es de 14 días, si el confinamiento no se extiende se corre el peligro de que el efecto de la medida sea temporal y que el virus siga propagándose.

El ayuntamiento moscovita piensa, además, que es la mejor forma de no colapsar los hospitales.

El Gobierno cree que ahora el principal medio de transmisión del coronavirus se encuentra en los turistas rusos que quedaron atrapados en el exterior cuando se cerraron las fronteras y que ahora se están repatriando. Para evitar el colapso del sistema, Rusia sólo permite que entren en el país 500 personas cada día.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino