Procuradora Argentina, invitada a cumbre en el Vaticano

Procuradora Argentina, invitada a cumbre en el Vaticano

Por primera vez la Pontificia Academia de Ciencias Sociales organiza un encuentro de juezas y fiscalas del mundo contra la trata de personas. Destaca la invitación a la procuradora Alejandra Gils Carbó, que resiste en su puesto pese a diversos cuestionamientos

Juezas y fiscalas del mundo se reunirán en el Vaticano. Un encuentro inédito, que abordará la trata de personas y el crimen organizado. Reunión programada los días 9 y 10 de noviembre próximo en la Casina Pío IV, histórica sede de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales. Entre las participantes destaca Alejandra Gils Carbó, procuradora general de Argentina. Su invitación es sugestiva, considerando que ella se encuentra en medio de un cruce entre el actual y el anterior gobierno de su país. Pese a las denuncias y los pedidos de juicio político en su contra, resiste.  

En estos días, la procuradora recibió la convocatoria formal. Una carta fechada en Ciudad del Vaticano el 9 de junio y firmada por el canciller de la Pontificia Academia, el arzobispo – también argentino - Marcelo Sánchez Sorondo. La invitación se extendió “siguiendo el deseo del Papa Francisco” y, en la misma, se le propuso tomar la palabra durante la cumbre con una presentación.  

“El objetivo de la Cumbre es reunir a las mujeres que ocupan cargos en el Poder Judicial de todo el mundo y que tienen un papel activo en la lucha contra la trata de personas, la esclavitud moderna y el crimen organizado, con el fin de compartir sus experiencias, éxitos y mejores prácticas”, escribió el clérigo. 

“Asimismo, la Cumbre contribuirá al debate moral sobre el desarrollo sostenible, que incluye la protección del medio ambiente y la ecología humana, a la luz de la encíclica ‘Laudato si’ del Papa Francisco, en cuanto a la globalización de la indiferencia y a la trata de personas. De esta manera pensamos que el taller ayudará a crear una mayor conciencia mundial sobre los problemas y soluciones de estas nuevas emergencias en el mundo globalizado”, agregó. 

Insistió que las juezas y fiscalas convocadas tendrán la oportunidad de compartir sus experiencias y compromiso. Al final, todas formarán una declaración oficial de intenciones “para continuar la lucha”. Por su parte, Gils Carbó ya aceptó la invitación y además encabezará la delegación argentina que, seguramente, incluirá otras magistradas. 

La cita de noviembre es la continuación directa de la Cumbre Internacional de Jueces y Magistrados contra el Tráfico de Personas y el Crimen Organizado, realizada también en la Casina vaticana el 3 de junio de 2016. En esa oportunidad la delegación argentina fue numerosa e incluyó al presidente de la Suprema Corte, Ricardo Lorenzetti, así como a los jueces federales Ariel Lijo, Sebastián Casanello, Sergio Torres, Julián Ercolini y María Romilda Servini de Cubría. Con ellos estuvo Gustavo Vera, referente del partido Bien Común y amigo de vieja data del Papa. 

La reunión concluyó con un incisivo discurso de Francisco, quien instó a los magistrados a mantener su independencia y rechazar la corrupción. En esos mismos días, recibió en privado y por separado al juez Casanello (como reveló elVatican Insider), con Lorenzetti y con Servini de Cubría. Para la cumbre con juezas y fiscalas aún no está confirmada la presencia del Papa, aunque resulta muy probable. 

No será la primera vez que la procuradora Gils Carbó viaje al Vaticano. En febrero de 2014 ella encabezó un grupo de trabajo que fue recibido por la Secretaría de Estado con el objetivo de iniciar un proceso de coordinación para agilizar el intercambio de información judicial ente Argentina y la Santa Sede.  

Primero tuvo lugar un encuentro entre los funcionarios de ambas partes en la biblioteca de la Terza Loggia del Palacio Apostólico. Allí se acordaron detalles para el acceso de los magistrados argentinos a documentos archivados en la Santa Sede. Informes relacionados con delitos como el lavado de activos, financiamiento al terrorismo y crimen organizado trasnacional. Pero, sobre todo, expedientes relacionados con las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar (1976-1983). 

Ya entonces, el Vaticano estaba preparando la apertura de sus archivos relacionados a ese violento periodo histórico argentino. El primero de los documentos que aportó la Santa Sede a la justicia de ese país, por deseo explícito del Papa, fue clave en el juicio y la condena de los autores intelectuales del asesinato del obispo de La Rioja, Enrique Angelelli, en 1976.

Tras la reunión técnica, Jorge Mario Bergoglio fue a saludar al grupo argentino y se tomó una foto con ellos. En ese momento, Gils Carbó le presentó resultados de investigaciones sobre violencia institucional en las cárceles y el pontífice reconoció la importancia que él da a ese tema.

Ella volvió al Vaticano en diciembre de 2016, esta vez para una audiencia privada con el Papa acompañada por los procuradores de Uruguay, Jorge Díaz, y de Bolivia, Ramiro Guerrero. El diálogo duró una hora y 15 minutos. La funcionaria presentó el trabajo de las Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (Atajos) junto con los curas villeros y con la Iglesia en diversos barrios periféricos del país. Bergoglio habló de la importancia del acceso a la justicia como garantía de otros derechos y exclamó: “¡Sigan adelante, ese es el rumbo!”. 

Apenas unos días atrás la titular de la Procuración General de la Nación aclaró: “no voy a renunciar ni planeo jubilarme”, ante las críticas directas en su contra lanzadas por el presidente argentino Mauricio Macri quien la acusó de dedicarse “a crear cortinas de humo” y a “tratar de amparar delitos” cometidos en la anterior administración presidencial.  

“Una excesiva concentración de poder no es buena para la República. A nadie debería gustarle una excesiva concentración de poder”, sostuvo Gils Carbó, quien aseguró mantenerse en el puesto por un motivo “institucional”. Desde el inicio de su administración Macri se propuso removerla, pero no cuenta con la potestad legal ni con los votos legislativos para lograrlo. Ese objetivo se mantiene pendiente, pese a algunos pedidos de juicio político y múltiples causas abiertas.             

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino