TLC con China despertó "interés real de Estados Unidos", aseguró Bustillo

TLC con China despertó "interés real de Estados Unidos", aseguró Bustillo

El canciller se mostró optimista sobre la llegada de nuevas inversiones al país; dijo que Estados Unidos "no quiere quedar rezagado" respecto a China

El canciller Francisco Bustillo volvió este viernes de su gira por México y Estados Unidos junto al presidente Luis Lacalle Pou y reconoció que notó un "interés real" de parte del gobierno estadounidense, encabezado por el mandatario Joe Biden, para entablar negociaciones con Uruguay, luego de que el país diera a conocer el avance de las negociaciones con China para acordar un Tratado de Libre Comercio (TLC).

"Uruguay llamó la atención para bien en la comunidad internacional", dijo en rueda de prensa. "Hubo un interés real" de Estados Unidos, agregó.

Contrario a lo que imaginaba antes de la instancia, el ministro de Relaciones Exteriores admitió que la negociación con China corrió la balanza en el terreno de las inversiones a favor de Uruguay, con nuevos interesados. "Esto ha despertado el interés de Estados Unidos.

Todos sabemos que en esta reconfiguración del tablero internacional y de la nueva puja que se ha venido instalando entre China y Estados Unidos, definitivamente Estados Unidos no quiere quedar rezagado", explicó.

Bustillo se mostró optimista y señaló que espera en breve el "desembarco de inversiones en varios rubros", como servicios y tecnología de la información, aunque "hay muchas posibilidades de acuerdo a los puentes que se tendieron".

"¡Vaya si en este caso la voz de Uruguay fue escuchada y respetada! En primera instancia en la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) y luego en la Asamblea de Naciones Unidas", enfatizó el canciller, quien destacó el papel de Lacalle Pou. "No es poca cosa el respeto bien ganado del presidente Lacalle apropósito de lo que fueron sus intervenciones. Uno lo vio y lo pudo palpar".

Consultado por la polémica asonada en torno a Cuba, Venezuela y Nicaragua, descartó que los vínculos de Uruguay con esos países se hayan visto perjudicados. "Nada va a cambiar. Las relaciones diplomáticas siguen siendo las mismas, de baja intensidad. Tenemos diferencias notorias, sensibles, en lo que hace a los aspectos vinculados a la democracia y los derechos humanos", matizó.

"Sorprendió el involucramiento del presidente cubano (Miguel Díaz-Canel) en algo que compete a los uruguayos. (...) Evidentemente tenía información de buena mano y estaba en conocimiento de la situación que se vive en Uruguay", dijo sobre las afirmaciones del mandatario de Cuba, quien durante la cumbre de la Celac le pidió a Lacalle que "escuche a su pueblo", en referencia a las firmas juntadas contra la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Acerca de otras relaciones diplomáticas, el canciller espera tener un encuentro con su nuevo par argentino, Jorge Faurie, con quien, dijo, mantiene una muy buena relación personal. Asimismo, conversó con Carlos Alberto França, ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, para concretar una reunión pronto.

"Tenemos una buena relación con la cancillería argentina. Por supuesto, tenemos nuestras matices y diferencias, pero la relación es buena. En este caso, en lo personal, tengo una muy buena relación con el canciller argentino, así que eso, si bien no va a ser la panacea –él va a defender su posición y yo la de Uruguay–, siempre ayuda a tener un conocimiento previo".