PIB de Argentina tiene un inédito crecimiento en el segundo trimestre

PIB de Argentina tiene un inédito crecimiento en el segundo trimestre

Pese al inédito salto, al comparar con los primeros tres meses de este año la actividad económica cayó 1,4%. Es la primera vez que el indicador vuelve a números rojos en el último año.

Un terremoto político de enfrentamientos internos en el gobierno se ha llevado la atención de Argentina en la última semana. Pero mientras el presidente Alberto Fernández y su nuevo gabinete afinan los detalles sobre las próximas medidas económicas que presentarán a la ciudadanía, los datos de actividad vuelven a sorprender.

En el segundo trimestre de este año, el Producto Interno Bruto (PIB) del país trasandino creció 17,9% al comparar con el mismo período del año pasado, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El salto que dio la actividad económica entre abril y junio fue el mayor de acuerdo a una base de datos que contempla información desde el año 2005. Si bien el repunte de la actividad fue inédito, no se puede perder de vista la baja base de comparación a la que se está enfrentando el indicador. Entre abril y junio del año pasado el PIB había anotado una caída de 19% frente a igual trimestre de 2019.

En los dos períodos que le siguieron el dato volvió a ser negativo -en la comparación interanual- y en los primeros meses de este año reportó números azules por primera vez desde la irrupción de la pandemia.

El dato del trimestre anterior estuvo por sobre lo que había anticipado el mercado, ya que analistas consultados por Reuters estimaban que el incremento de la actividad en el último período había llegado a 17,2%.

Al analizar el desempeño de la economía frente a los tres meses inmediatamente anteriores el PIB anotó una caída de 1,4%. Este fue el primer retroceso desde el segundo trimestre de 2020, cuando el indicador cayó descendió 15,5% al comparar con enero a marzo de dicho año.

En los tres trimestres siguientes el PIB se mantuvo en terreno positivo, a medida que la situación sanitaria y económica iba mejorando. Ahora, un año después, el indicador volvió a los números rojos en comparación con los tres meses anteriores.

El informe del Indec precisa que en términos desestacionalizados casi todos los componentes de la demanda agregada mostraron alzas frente al primer trimestre del año. El consumo privado aumentó un 1,1%, el consumo público lo hizo en 0,5%, las exportaciones incrementaron 5,7% y las importaciones 5,4%. La formación bruta de capital fijo se mantuvo sin variación desestacionalizada.

El informe del Instituto precisa que en la primera mitad del año el PIB acumuló un crecimiento de 10,3% interanual. Detalla que por el lado de la demanda en el segundo trimestre el consumo privado creció 21,9% y la formación bruta de capital fijo lo hizo un 76,6%. El consumo público incrementó un 8,2%, de la mano de una expansión de 6,3% de las exportaciones.

En el detalle por sectores, otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales alcanzaron un aumento de 113,8% interanual, mientras los hoteles y restaurantes subieron un 90,3% y la construcción creció un 84,2% frente a abril a junio de 2020. La agricultura, ganadería, caza y silvicultura fue el único rubro en terreno negativo, luego de una caída de 3,9% en la comparación interanual