Para Mujica y Topolansky un TLC con China sería bueno si “no quiebra el Mercosur

Para Mujica y Topolansky un TLC con China sería bueno si “no quiebra el Mercosur

Para el expresidente ―es probable‖ que China mire a Uruguay ―como un primer escalón, mientras que la senadora advirtió: ―Tampoco podemos convertirnos en el quiosquito chino para que vengan a bagayear de los otros países"

Dos de los referentes del Frente Amplio (FA), Lucía Topolansky y José Mujica, se refirieron este lunes al anuncio que hizo el presidente la semana pasada sobre un posible tratado de libre comercio (TLC) con China. Ambos coincidieron, al igual que otros dirigentes de la fuerza política, en que es un anuncio prometedor, pero que es aún más importante cuidar las relaciones con el Mercosur.

Para Mujica, ―conversar con China es una cosa muy seria, y en todo caso es un compromiso eventualmente de largos años‖, según apuntó en Punto de encuentro, de Radio Universal. Agregó que ―es sensato‖ apuntar hacia China. ―Cualquier gobierno tiene que preocuparse por mejorar en todo lo posible los términos de intercambio, me parece que eso es natural y se debe hacer, pero cuando hablamos de un acuerdo con China hay que desgranar, porque hay estudios hechos y hay mucho que trabajar; además, después hay que ver cómo va a responder la región y el Mercosur. Es un tema muy en borrador‖.

―China juega en todas las canchas, no creo que la economía uruguaya le mueva la aguja, pero no tengo ninguna duda de que tiene muchísimo interés en acordar algo con el Mercosur, porque es una de las últimas grandes reservas agrícolas alimentarias y de agua que le queda al mundo. Tiene una histórica preocupación por la comida, es natural que mire. Si puede acordar algo con Uruguay es probable que lo mire como un primer escalón‖, acotó el expresidente.

En relación a los posibles conflictos que un TLC bilateral traería con los demás países de la región, Mujica opinó: ―No me parece que sea recomendable una fractura con el Mercosur. Si alguno piensa que podemos establecer una especie de zona de libre comercio para que los vecinos vengan a comprar acá, vamos a tener problemas con la región; no creo que ese sea el proyecto‖.

Por su parte, Topolasky dijo a En Perspectiva que la postura general del FA ―es favorable‖ al TLC, ―pero no puede ser a costa de romper el Mercosur, porque 30% de nuestras exportaciones son al Mercosur y con valor agregado‖. Coincidió con Mujica en que el interés de China está en entrar en América Latina y no en Uruguay en particular, y sobre esto puntualizó: ―Tampoco podemos convertirnos en el quiosquito chino para que vengan a bagayear de los otros países, los países no se mudan, tenemos un destino acá en el sur; entonces, quiero creer que todo esto lo está evaluando el gobierno‖.

―Nosotros no podemos comprometer un destino, el segundo país es Brasil [en exportaciones], pero las cuestiones más industrializadas se las vendemos a Argentina, y en turismo los servicios son para Argentina, también; esperemos que no tome ninguna medida contra Uruguay‖, advirtió la legisladora.

La senadora enfatizó en que ―sería muy bueno que incorporaran a un técnico de la oposición y de la central obrera, como se hizo con la seguridad social‖, en el grupo que analiza la prefactibilidad del acuerdo, que según anunció China tiene como fecha de cierre diciembre; de esta forma se podría ampliar la visión y ―equilibrar la balanza‖: ―No cuesta nada‖, subrayó. Según adelantó, cuando el canciller, Francisco Bustillo, vaya a la comisión de Asuntos Internacionales de Diputados, se le presentará formalmente la propuesta de ampliar el equipo de análisis.

Tanto Topolansky como Mujica advirtieron que no es claro el apoyo de Brasil a este acuerdo y enfatizaron el papel fundamental que juega el polo industrial de San Pablo en cualquier tipo de negociación. ―A mí me interesa lo que dice la cancillería, pero me interesa mucho más lo que dice la industria paulista, porque ese es el poder detrás del trono‖, resumió el exmandatario. Por su parte, la senadora agregó que el sector agrícola de Brasil podría estar interesado, así como lo está el uruguayo, pero son ―dos polos económicos muy fuertes y hay que ver, por eso no estoy tan segura de la posición de Brasil‖, puntualizó.