Sánchez anuncia que recortará los beneficios extraordinarios de las eléctricas para rebajar la luz y el gas

Sánchez anuncia que recortará los beneficios extraordinarios de las eléctricas para rebajar la luz y el gas

16:52 - El Consejo de Ministros aprobará este martes una prórroga de la bajada de impuestos hasta final de año y una bajada del 5% al 0,5% del impuesto de energía eléctrica

"Hay empresas energéticas que están teniendo beneficios extraordinarios. No me parece aceptable en tanto en cuanto son beneficios les vienen de la evolución del precio energético en los mercados internacionales". Así se ha pronunciado Pedro Sánchez sobre las medidas que el Consejo de Ministros aprobará este martes para intentar paliar la subida de los precios de la luz en la factura final de los consumidores. El presidente ha asegurado que detraerá los "beneficios extraordinarios" de las empresas energéticas que "se lo pueden permitir" para redirigirlos a los consumidores para "topar ante el alza del precio del gas y reducir el recibo de la luz", según ha afirmado en una entrevista en TVE. El cálculo que ha hecho es que 650 millones de euros se redirijan desde las compañías energéticas a los consumidores.

Entre las medidas que aprobará el Consejo de Ministros aprobará este martes para intentar bajar el recibo de la luz ante el alza de los precios de la energía está la bajada del 5,1% al 0,5% el impuesto de energía eléctrica y se mantendrá la bajada del IVA y la suspensión del 7% del impuesto de generación eléctrica hasta final de año. El alza del precio de la luz era uno de los focos de conflicto entre el PSOE y sus socios en las últimas semanas.

Sánchez ha enfatizado que es necesario distinguir entre la evolución del precio de la luz en el mercado internacional, que es el que cada día está aumentando en las últimas semanas, del recibo de la luz que los consumidores abonan a fin de mes. En el primer caso, el presidente ha asegurado que ningún Gobierno puede hacer nada, pero ha afirmado que sí puede intervenir en aspectos como los impuestos para que la afectación en la factura de los ciudadanos no tenga ese crecimiento exponencial.

Así, ha reiterado que su compromiso es que los consumidores paguen a final de este año lo mismo que pagaban en 2018 -sin contar la subida del IPC-, que fue cuando comenzó a incrementarse el precio y él, como líder de la oposición, cargaba duramente contra Mariano Rajoy. Sánchez ha defendido que en los tres años que lleva en el poder ya ha puesto en marcha medidas para paliar los efectos de la subida de los precios de la luz en el mercado internacional: la apuesta por las renovables, la protección a los consumidores vulnerables -ha recordado el decreto ley del escudo social que ha convalidado este mismo lunes el Congreso- y la reducción de algunos impuestos, como el IVA y el 7% del de generación eléctrica.

El SMI subirá "cuanto antes", aunque no haya acuerdo
Sánchez también ha intentado zanjar el debate sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) después de que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, haya dejado la pelota de la subida en el tejado de la parte socialista del Gobierno ante las discrepancias existentes. El presidente ha dejado claro que el SMI subirá aunque no haya acuerdo con la patronal y ha asegurado que lo hará conforme a los parámetros que estableció el informe de los expertos del Ministerio de Trabajo -en una horquilla de entre doce y 19 euros este año-.

"Por supuesto que lo vamos a subir y dentro de la cuantía que nos ha planteado la comisión de expertos", ha afirmado Sánchez, que ha asegurado que el incremento se producirá "cuanto antes" dado que se dan las "condiciones" para que la recuperación llegue a todos los sectores. "Nos habría gustado hacerlo con la patronal", ha aseverado.

A pesar de las discrepancias en el seno de la coalición, el presidente ha hecho una férrea defensa de la alianza con Unidas Podemos y ha reiterado que su intención es agotar la legislatura a finales de 2023. Sobre su socio minoritario, ha dicho que está haciendo un tránsito desde el "activismo social" que estaba en su "génesis" a la "política institucional", que a su juicio supone "conciliar lo deseable con lo máximo que podemos alcanzar dentro de lo posible".

Estará en la mesa de diálogo
En cuanto a la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat para afrontar el conflicto catalán, Sánchez ha anunciado que estará en la reunión que se celebrará en Barcelona este miércoles. Su presencia era una exigencia del presidente del Govern, Pere Aragonès, pero Moncloa no había confirmado hasta ahora si aceptaba esa condición.

Finalmente acudirá junto a la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez; el ministro de Presidencia, Félix Bolaños; el de Cultura, Miquel Iceta; la vicepresidenta Yolanda Díaz, y el titular de Universidades Manuel Castells, junto con la de Transportes, Raquel Sánchez. La cita se produce tras el golpe en la mesa del Gobierno al paralizar el proyecto de ampliación del aeropuerto de El Prat ante las desavenencias en la Generalitat. "Empecemos, como cuando se encuentran dos personas que piensan radicalmente distinto, por las cuestiones en las que nos podemos entender", ha contestado en relación a propuestas como el referéndum de autodeterminación, que los socialistas rechazan de plano. "Apostemos por avanzar en aquellas cosas en las que podemos estar más cerca", ha apostillado.

Preguntado por si el rey Felipe VI estará presente en Catalunya en la entrega de los despachos a la nueva promoción de la carrera judicial, Sánchez ha dicho que es "oportuno" después de que el Gobierno decidiera que no acudiera el pasado año, cuando el evento coincidió con la decisión judicial de inhabilitación del expresidente Quim Torra. Ahora el Ejecutivo considera que hay un nuevo clima en Catalunya en buena medida por la normalización de las relaciones entre Gobierno y Generalitat.

En lo que no ha querido entrar es en si el emérito Juan Carlos I debe volver a España y ha desplegado el guion de Moncloa al respecto al insistir en la "ejemplaridad que está demostrando el rey Felipe". "En este, como en otros casos, el Estado está funcionando", ha dicho sobre la investigación sobre las presuntas irregularidades fiscales del exjefe del Estado. "En el caso de que se encuentren hechos susceptibles de ser juzgados; desde el punto de vista de los tribunales, se hará. El Gobierno tiene que respetar la presunción de inocencia y garantizar que el estado social y demo de derecho está funcionando", ha señalado.

Sánchez ha reiterado que el PP está en una "insumisión constitucional" por negarse a renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otras instituciones como el Defensor del Pueblo y ha acusado a Pablo Casado de buscar "excusas", como la participación de Unidas Podemos en el acuerdo, la presencia del magistrado Ricardo de Prada o ahora la exigencia de que los jueces elijan a su órgano de gobierno. Sánchez ha recordado que los jueces ya proponen candidatos para que sean "refrendados" por el Congreso. "Le pido que cumpla con la Constitución y, que cuando el señor Casado salga fuera al menos que hable bien de España", ha apuntado.