La Cancillería nicaragüense recrimina al embajador de México por una actitud injerencista

La Cancillería nicaragüense recrimina al embajador de México por una actitud injerencista

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua recriminó el 9 de septiembre a través de un comunicado al embajador de México en el país centroamericano, Gustavo Cabrera, por haber difundido a través de redes sociales un mensaje que la Cancillería nica consideró injerencista.

"Con el mensaje que usted ha difundido hoy en Nicaragua, usted y el Gobierno de México se colocan en una posición injerencista y entrometida, cumpliéndoles sumisa y fielmente a los yanquis, sirviéndoles en el rol que tristemente han venido ustedes asumiendo, de interventores permanentes en nuestros asuntos propios, por encargo del imperio", dice la nota firmada por la viceministra Arlette Marenco.

La nota además se refirió como "lamentable el papel de miseria cultural, histórica y política, que hoy juega México, cuando creíamos que esa miseria y mezquindad humanas, esa desgracia, se acababa con el neoliberalismo, e iniciaba un ciclo de entendimiento y respeto, con el nuevo gobierno (del presidente Andrés Manuel López Obrador) del que usted forma parte".

La Cancillería nicaragüense llamó a México cumplir con su Doctrina Estrada, "y descontinuar ese lamentable, desdichado e infeliz camino de ocurrencias y vanidades, de servilismos y lacayismos, de pelelismos que niegan su propia historia".

A través de su cuenta en Twitter el embajador Cabrera reprodujo el miércoles 8 un video del expresidente nicaragüense Sergio Ramírez (1985-1990) acompañado del texto "La dictadura de la familia Ortega me ha acusado a través de su propia fiscalía, y ante sus propios jueces, de los mismos delitos de incitación al odio y la violencia, menoscabo de la integridad nacional".

Por su parte el embajador Cabrera quiso restar importancia al asunto al apuntar durante la noche del jueves a través de Twitter que, "en relación con la carta que me envío el MINREX Nicaragua sobre la información de la red social Twitter a la cual le di retweet, me permito resaltar que no son acciones injerencistas, ni tienen la intención de generar conflicto alguno".

El 9 de agosto el Gobierno de Nicaragua llamó a consultas a su embajador en México (también a los jefes de sus legaciones en Argentina, Colombia y Costa Rica) en reciprocidad ante similares llamados realizados por los gobiernos de esos países latinoamericanos a sus máximos representantes diplomáticos en Managua.

"El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional ha observado y considerado con seriedad y madurez, con gran paciencia, desde nuestra hermandad nuestroamericana y caribeña, los constantes e inmerecidos señalamientos, irrespetuosos, injerencistas e intervencionistas en nuestros asuntos internos", argumentó el documento en referencia a cuestionamientos desde Buenos Aires, Bogotá, San José y Ciudad de México sobre asuntos de política interna.

En esa ocasión recalcó que las máximas autoridades de los cuatro países citados realizaron tales señalamientos "sobre temas que solo conciernen a nuestro pueblo y a nuestro gobierno".