Los talibanes, a la caza de colaboradores de EE.UU. y la OTAN, según un documento de la ONU

Los talibanes, a la caza de colaboradores de EE.UU. y la OTAN, según un documento de la ONU

11:49 - Miles de afganos se agolpan en el aeropuerto de Kabul, donde ya han muerto al menos 12 personas, a la espera de una vía de escape

El caos se apodera de Afganistán a medida que pasan los días. Desde que los talibanes tomaron el poder, las escenas de ciudadanos afganos intentando salir del país se han sucedido. El éxodo ya ha comenzado mientras una tensa calma, un acuerdo tácito de no agresión, reina en el país centroasiático, donde los talibanes han intensificado la persecución contra las colaboradores de Estados Unidos y la OTAN, según revela un documento confidencial de Naciones Unidas al que ha tenido acceso la BBC.

«Están arrestando y/o amenazando con matar o detener a miembros de las familias de individuos concretos a menos que se rindan ante ellos», reza el documento, elaborado por el Centro Noruego de Análisis Globales, que proporciona información de Inteligencia a la ONU. «Avanzan en el rastreo de personas antes de tomar el control de todas las ciudades importantes», agrega el informe, que señala que aquellos que corren más riesgo son aquellos que ostentan cargos en el Ejército, la Policía o unidades de investigación.

El director ejecutivo de la Unidad de Respuesta Rápida del Centro Noruego de Análisis Globales, Christian Nellemann, consultado por Europa Press, indica que «puede confirmar» que lo que se denuncia en el documento «es auténtico». «Se dirigen (los talibán) contra las familias de aquellos que no se han rendido y las juzgan y castigan de acuerdo con la sharia», ha añadido.

Kabul, punto caliente
Desde el domingo, doce personas han muerto en el aeropuerto y sus alrededores, causadas por disparos o estampidas en busca de una vía de escape del terror talibán.

Por el momento, miles de personas se agolpan en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, donde los talibanes ya han pedido que comiencen a regresar a sus casas porque no quieren herir a nadie. Una petición que llega después de que los combatientes talibanes dispararan contra manifestantes y mataran a tres, según han explicado testigos del inicidente, según informa AFP.

«Hablé con un amigo que está allí [en el aeropuerto]. Tiene una carta de los españoles que asegura que puede salir con ellos, pero cuando trata de entrar le amenazan con dispararle», declaró a la AFP un hombre que deseó mantener el anonimato. «Los españoles le dijeron que si conseguía entrar, todo iría bien, pero no lo consigue», ha añadido.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha remarcado este jueves que las operaciones de evacuación en Afganistán son «muy complicadas», después de la escenas de caos vividas en el aeropuerto de la capital, Kabul, desde principios de esta semana.

«Ahora estamos trabajando para traer a la gente de Afganistán, los ciudadanos alemanes, pero también al mayor número posible de fuerzas locales o afganos que necesitan protección», ha señalado la canciller, que ha agradecido a las Fuerzas Armadas alemanas y a Uzbekistán su colaboración para llevar a cabo el proceso.

La resistencia
Por su parte, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha asegurado que en el valle afgano de Panjshir, en la zona noreste del país, se está organizando una «resistencia» frente a los talibanes, lo que en su opinión hace imprescindible un diálogo nacional que implique a las distintas facciones políticas y movimientos sociales.

El valle de Panjshir está considerado uno de los últimos reductos en los que los talibanes no han impuesto aún su ley, después de que la insurgencia llegase el domingo a la capital, Kabul. Estos avances han generado dos corrientes, ya que aunque parte del sector político ha apostado por el diálogo con los milicianos, otros abogan por no rendirse.

Lavrov ha reconocido este jueves en rueda de prensa la existencia de esta «resistencia», al frente de la cual ha situado al vicepresidente de Afganistán, Amrulá Salé, que se reivindica como presidente legítimo tras el exilio de Ashraf Ghani, y Ahmad Masud, el hijo del líder antitalibán que murió hace dos décadas víctima de un atentado.

El acceso de afganos al aeropuerto de Kabul, cuestionado por EEUU
en
Videos