Diálogo nacional y un gobierno representativo: Lavrov explica la apuesta de Rusia para resolver la crisis en Afganistán

Diálogo nacional y un gobierno representativo: Lavrov explica la apuesta de Rusia para resolver la crisis en Afganistán

El canciller ruso destacó que Moscú apoya la decisión del movimiento talibán de entrar en contacto con otras fuerzas políticas del país asiático para tratar de avanzar en la resolución del conflicto.

Rusia aboga por entablar un diálogo nacional en Afganistán cuyo resultado debe ser la formación de un gobierno representativo que resuelva el conflicto en el país, ha aseverado este jueves el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa con su homóloga libia, Najla Mangoush.

Durante su intervención, el canciller ruso señaló que los talibanes "todavía no controlan todo el territorio de Afganistán".

"Hay noticias de la situación en el valle de Panjshir, donde se concentraron las fuerzas de la resistencia del vicepresidente de Afganistán, el señor [Amrullah] Saleh, y de Ahmad Masud", afirmó.

"Transición urgente al diálogo"
Según explicó Lavrov, Rusia siempre ha apostado por una "transición urgente a un diálogo nacional con la participación de todas las fuerzas afganas opuestas" que permita formar "un gobierno representativo" que se encargue de resolver por completo la larga crisis por la que atraviesa el país asiático.

Asimismo, el canciller destacó que Moscú apoya la decisión del movimiento talibán de entrar en contacto con otras fuerzas políticas del país para trabajar en beneficio de la población afgana.

De acuerdo con el ministro ruso, ya se han anunciado reuniones con la participación del presidente del Consejo Supremo de Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdullah Abdullah, el expresidente del país, Hamid Karzai, así como Gulbudin Hekmatiar, líder de la facción político-militar fundamentalista islámica Hezbi Islami.

En este contexto, Rusia está dispuesta a fomentar el diálogo con la ayuda de China, India, Irán, Pakistán y EE.UU., un grupo de apoyo cuyo papel en las negociaciones "siempre ha sido reconocido por todos", afirmó Lavrov.

La ofensiva talibán se intensificó desde el momento en que las tropas estadounidenses iniciaron su retirada de Afganistán, que estaba prevista que se completara el próximo 31 de agosto. El pasado domingo, el movimiento tomó el control de la capital y dio por finalizada su ofensiva por todo el país. El presidente Ashraf Ghani renunció a su cargo y abandonó el territorio afgano.